Qué hacer en Ushuaia en tres días

Ushuaia, Fin del Mundo o Tierra del Fuego. Así son los tres nombres por los que se conoce a la ciudad más austral del mundo. Una ciudad que mezcla la belleza de las montañas, con la serenidad del mar y el ambiente tan característico de los pueblos marineros. Ushuaia no os dejará indiferentes porque si algo tiene esta ciudad es una personalidad arrolladora. El frío de sus termómetros contrasta con la calidez de su gente; la ardiente defensa de las Malvinas argentinas empapela sus calles y el misterio que le confiere su condición de Fin del Mundo hacen que la visita a Ushuaia sea, sin duda, memorable.

Qué hacer en Ushuaia en tres días

Cómo llegar a Ushuaia + dónde dormir

Llegar a Ushuaia

Nosotros volamos desde Salta, con escala en la ciudad de Córdoba. No obstante, es fácil llegar desde Buenos Aires, El Calafate y otros destinos. Dependiendo de la fecha, será más o menos complicado llegar en coche; no obstante, la mítica ruta 40 os conecta con la ciudad y en la época en la que fuimos nosotros, las carreteras estaban bastante bien.

TIP: si vais a Ushuaia en avión, os recomendamos ir por la mañana. El espectáculo de volar entre las montañas es una atracción en sí mismo. De verdad, lo repetiría una y mil veces.

El aeropuerto está al lado del centro: podéis coger un taxi o una furgoneta para varias personas.

Dormir en Ushuaia

Nosotros nos alojamos en “Los Calafates B&B”*y la verdad es que no pudimos estar mejor. Nos dieron una habitación enorme, la casa y los anfitriones son maravillosos y el desayuno súper personal y abundante. Además la localización es perfecta.

Cómo organizarse

Si de por si es importante mirar el tiempo cuando organizamos un viaje, en Ushuaia lo es aún más. Esto es así porque del viento y el tiempo dependerá que podáis hacer algunas excursiones en barco o al parque natural Tierra del Fuego. El tiempo es muy cambiante: es posible que por la mañana el viento sople de tal manera que podáis hacer la excursión, mientras que tres o cuatro horas después sea imposible.

Las excursiones

Por lo general, moverse fuera de centro de la ciudad de Ushuaia no es fácil (al menos en invierno). Al ser distancias bastante grandes, ir con poco tiempo y la inseguridad del estado de las carreteras, la mayoría de turistas no nacionales optan por contratar excursiones.

La ciudad está muy preparada para ello y encontraréis multitud de agencias y excursiones. Resulta bastante complicado decidirse por una u otra empresa: los paquetes y precios son bastante parecidos. Estas son mis recomendaciones:

  • investigad con tiempo las diferentes opciones

  • mirad si por pago adelantado tenéis algún descuento. OJO: suele ser siempre más barato pagar en efectivo.

  • si podéis escribir a la empresa y que os manden más detalles, mejor.

  • algunas excursiones requieren reserva (pocas plazas).

  • Chequead los siguientes puntos:

    • Si os recogen y os traen al hotel

    • Si incluye comida

    • Si incluye equipamiento (en caso de que así lo requiera).

Excursión imperdible: navegación por el canal del Beagle con El Che.

Día 1 - Navegación por el canal del Beagle + Museo Marítimo y del Presidio

Excursión El Che

Para navegar por el Beagle tenéis dos opciones: barco grande o barco pequeño. Como ya sabéis, tratamos de huir las masas siempre que podemos, por lo que nosotros lo teníamos claro: sí existía la opción preferíamos hacer la excursión por el canal del Beagle en un barco pequeño. Por este motivo, escogimos “El Che” y, sin duda, acertamos.

Es recomendable que reservéis la excursión por internet y paguéis directamente en la caseta que tienen en el paseo (también dependerá del tiempo). En la excursión, si no recuerdo mal, no habrá más de 12 personas (nosotros íbamos 4 en total) por lo que podréis moveros con total libertad por el mismo. El barco es pequeño, así que se acerca mucho a los principales puntos que se visitan: el faro y los islotes de leones marinos. Además, hacen una parada en una isla desierta y se hace un pequeño trekking (¡buen calzado imprescindible!). Nosotros tuvimos suerte y pudimos ver cóndores justo encima de nosotros.

El tour es SÚPER personal. En todo momento te cuentan cosas, puedes preguntar todo lo que se te ocurra y es una excursión de las que se viven. Una experiencia en toda regla, una experiencia para emocionar.

Museo Marítimo y del Presidio

Un buen plan para la tarde es, lógicamente, dar una buena vuelta por la ciudad. Se ve bastante rápido, tiene muchas cuestas y hace bastante frío. Así pues, uno va bastante acelerado en los paseos y los planes de interior son bastante bienvenidos. Un plan que está fenomenal es la visita guiada al Museo Marítimo y del Presidio. No se puede entender Ushuaia sin su antigua cárcel y, sin duda, le remueve a uno el estómago pasear por los pasillos de la antigua cárcel. De verdad, si tenéis tiempo, ¡id! (También es verdad que yo soy muy de prisiones, asesinos e historias de estas tenebrosas, jajaja).

Día 2 - visita al Lago Fagnano y Lago Escondido + excursión nocturna

Si estáis en Ushuaia no os podéis perder sus lagos. Si veis que no hay nieve ni hielo, nosotros os recomendamos alquilar un coche y recorrerlos por vuestra cuenta. Nosotros íbamos con la idea de que las carreteras estarían bastante mal por lo que contratamos una excursión, pero, vaya, ahora hubiéramos alquilado un coche.

Nosotros contratamos la excursión en 4x4 por los lagos + comida con la empresa Rayen. La verdad es que el grupo y el guía fueron estupendos (esa es la mejor parte). Al final, en una excursión aprendes de lo que te va contando el guía y del resto del grupo (en nuestro caso eran todos argentinos). Comimos cordero “a la estaca” BUENÍSIMO y, además, en abundancia. Bueno, y empanadas…que nunca falten. Y vino. Vino también.

La excursión nocturna es otra buena opción si tenéis fuerzas y dinero, jajaja. Nosotros cojeábamos de ambas, por lo que nos ahorramos esta excursión. No obstante, tenía pintón. Normalmente consisten en un trekking por la noche + paseo en trineo tirado por perros.

Día 3 - visita al Parque Nacional Tierra del Fuego

De nuevo, contratamos una excursión para visitar el Parque Nacional Tierra del Fuego por una cuestión de logística. Además, en el caso del parque, con el frío que hace en invierno, lo grande que es el parque y las pocas horas de luz, no nos atrevíamos a hacerlo por nuestra cuenta. De hecho, no sé si en invierno es posible hacerlo de manera autónoma.

El parque es GIGANTE y las condiciones climatológicas son bastante extremas. Hay que tener claro que en un día no se puede ver el parque al completo, pero bueno, a veces no queda otra. Con la excursión, os aseguráis ver lo más icónico de manera segura. Lo cierto es que a nosotros se nos hizo bastante “turistada” la mayor parte de la excursión: explicaciones como si estuvieran leídas, sin mucho entusiasmo y un poco a lo rebaño. No obstante, hicimos un mini trekking (súper light) que, al menos, nos despertó un poco del letargo del calorcito de la furgoneta. Ademas, cada vez que se llega a un punto concreto te bajan de la furgo para sacar fotos y hacer de turista, jejeje.

Podéis contratar si queréis el Tren del Fin Del Mundo. Es curioso, pero nosotros no lo cogimos por precio y porque el guía del Che nos dijo que era un aburrimiento. Supongo que para ir con niños es una buena opción.

Espero que si vais a Ushuaia disfrutéis muchísimo y encontréis este post útil.

¡Muchísimas gracias por leer! ¡Las dudas son bienvenidas! Así para cualquier cosa escríbeme por Instagram o mándame un email a alejandra@aleoli.es.

Otros posts sobre Argentina:

Disclaimer: todos los enlaces en los que aparece un (*) forman parte del programa de afiliados de Booking (por donde yo reservo casi siempre). Booking no promociona ni patrocina este post. Únicamente supone que si hacéis una reserva, yo me llevaré una pequeña comisión :)