La rentrée 2018

¡Aloha! ¿Qué tal? Yo estoy muy ilusionada de empezar la temporada y cerrar el año reactivando el ritmo de publicaciones del blog. Si me seguís por redes sociales sabéis que este verano he tenido la suerte de poder cruzar el charco y pasar mis vacaciones, llamémosle “gordas”, en Argentina. Además de Argentina, también pasé unos días por la Costa da Morte en Galicia, viaje del cual os prometo un post tarde o temprano. La verdad es que ha sido un viaje espectacular y, como siempre que viajo, en el que he aprendido cosas sobre el mundo, pero también sobre mi. Tengo muchísimas ganas de contaros todo y espero que de alguna manera os sean de utilidad esta serie de posts, ya sea para planificar vuestro viaje, inspiraros o simplemente entreteneros.


No obstante, en este post simplemente quería daros la bienvenida a esta nueva “temporada” y, de alguna manera, “reincorporarme”. También quería tratar dos cuestiones: por una parte adelantaros cuál será la estructura de los posts de Argentina y, por otra parte, en qué punto me encuentro ahora mismo (chan chan chan).


Sneak Peak: los posts sobre el viaje a Argentina

Me ha costado un poco decidir de qué manera iba a estructurar el viaje, al fin y al cabo es muchísima información, mil pensamientos y otro porrón de fotos, pero tras darle un par de vueltas (creo que) lo tengo más o menos claro.

La estructura de las entradas sobre el viaje Argentina será la siguiente (¡maldita influencia académica!):

  • Post 1: All things plans- ¿Cómo organizamos nuestro viaje a Argentina? . En este primer post os contaré todos los detalles del viaje: por qué decidimos ir a Argentina, cuál fue la ruta que seguimos, cuantos días fuimos, qué presupuesto teníamos, cosas a tener en cuenta etc. Creo que este post es fundamental para que podáis seguir el resto de entradas.

  • Post 2: Buenos Aires

  • Post 3: Salta y el Norte de Argentina

  • Post 4: El Sur de Argentina

buenos aires aleoli


El rincón cotilla: qué estoy haciendo ahora mismo

Por otra parte, quería poneros un poco al día de mi situación actual. Siempre he compartido mi trayectoria con vosotros (carrera, máster, etc) y es algo que disfruto, me libera y siento que es positivo para todos. Como ya sabéis, el año pasado por estas fechas encontré mi primer trabajo como asalariada. Hasta entonces había trabajado por mi cuenta y, en ese momento, consideraba que lo más oportuno era empezar a trabajar en algún sitio para ya, más adelante, quizás, saltar a trabajar por cuenta propia (que ya sabéis que de fácil tiene bastante poco). Considero que hay muchas cosas que debo aprender antes de dar ese salto y por ello empecé a trabajar en el que fue mi primer trabajo como asalariada en una oficina.

Si bien me sentía muy agusto en el sitio donde estaba, el trabajo en sí no me motivaba demasiado. A los seis meses me surgió una oportunidad que agarré sin pensármelo dos veces, y la que, sintiéndolo con todo mi corazón puse fin a los cuatro meses. Los motivos son complejos y, por supuesto, no me voy a meter en detalles; no obstante, fue una decisión muy dura. Aún así, afortunadamente, no me arrepiento. Dejé mi trabajo sin nada y con la idea de ponerme a buscar otro trabajo en septiembre y tomarme las cosas con un poco más de calma.

Mientras estaba en Argentina, me propusieron empezar en una empresa como responsable de comunicación y redes sociales y, por varios motivos, decidí aceptar y es donde trabajo en este momento. La empresa se llama Saludando y está relacionada con el entrenamiento personal, la nutrición y, en general, con todo lo que tenga que ver con un estilo de vida saludable. De momento, acabo de empezar, así que poco puedo contaros. Simplemente, como todo nuevo proyecto empiezo con muchas ganas e ilusión, pero ya veremos en qué punto me encuentro en los próximos meses.

La verdad es que tengo ganas de hablar con más calma de toda la cuestión laboral, los cambios y, en general, todo lo que tiene que ver con tomar decisiones difíciles (en el ámbito laboral). Lo único que me gustaría transmitiros en este breve resumen es que, dentro de lo que podáis, no os conforméis. Si no estáis bien, no hay necesidad de aguantar y sufrir. Escuchaos y haced caso a lo se os pasa por la cabeza y el corazón. Y repetíos esto: es un trabajo. Nada más. Un trabajo. Da miedo y vértigo, es posible que os equivoquéis, que os arrepintáis, que las cosas no salgan como esperáis y puede que haya mil presiones externas que os frenen de tomar una decisión, pero, de verdad, no hay nada que siente mejor que ser fiel a uno mismo.

aleoli


Y con esta frase tan profunda y conmovedora me despido hasta el próximp post Por cierto, a partir de ahora publicaré los domingos (bueno, lo intentaré con todas mis fuerzas). Así que atentos y atentas que se viene contenido.


¡Contadme en comentarios qué tal vuestro verano! También si tenéis cualquier duda o me queréis contar vuestra experiencia, contactadme por privado en Instagram o mandadme un mail a alejandra@aleoli.es


Un abrazo fuerte y muchas gracias por leerme.