Dudas frecuentes sobre las gachas de avena

dudas sobre las gachas de avena

¡Aloha matriculeros! 

Hoy os traigo uno de esos posts útiles con mayúsculas. Una de las recetas que más intriga suscita y más dudas genera es el de las gachas de avena. Entiendo que hasta que estás algo metido en el mundo healthy el tema de la avena suena a alpiste para humanos y lo de preparar un plato con ella parece cosa de locos de gimnasio. Pero no, el hecho es que cuando uno deja los prejuicios a un lado, decide ponerse en modo healthy y se lanza al mundo de la avena se encuentra con el problema de CÓMO TOMARLA. Porque el asunto no es tan fácil: ni todos tenemos tiempo en el desayuno para preparar una tanda de tortitas, ni nos gusta que se nos peguen los granos de avena en la lengua y preferimos que la comida sepa a algo. Por todos estos motivos las gachas de avena son el plato perfecto para incluir la avena en tu dieta, sin complicaciones logísticas, sin necesidad de saber cocinar apenas y con un sabor más que decente. 

Tenéis varias recetas de gachas aquí, aquí y aquí. Porque hoy no vengo a dar recetas ni lecciones de cocina, sino que vengo a resolver todas las dudas que he recibido a lo largo de los años sobre las gachas de avena in the morning. Si tenéis más, ruego las dejéis en comentarios y os las iré respondiendo des-pa-cito.

Allá van:

1. ¿Puedo dejar las gachas preparadas para el día siguiente? Sí, puedes dejarlas listas la noche anterior y tomártelas directamente o puedes calentarlas en el microondas o en un cazo. Ten en cuenta que si las dejas remojando en leche, los copos absorberán bastante líquido y puede que no te quede apenas cuando lo vayas a tomar por la mañana. 

2. ¿Qué cantidad de avena puedo utilizar? La cantidad de avena depende de tus requerimientos diarios de carbohidratos y de tus necesidades. Una ración de avena es aproximadamente una taza completa. En mi caso por ejemplo, puedo incluir dos raciones de carbohidrato en el desayuno, lo que equivaldría a dos tazas de avena. No obstante, como suelo incluir fruta en las gachas, únicamente utilizo una ración de avena y la otra me la reservo para la fruta. 

3. ¿Se pueden cocinar en el microondas? Claro que sí. Puedes cocinarlas en un cazo o en un microondas. Lo único que tienes que hacer aprender cual es el tiempo idóneo para cocinar la avena en tu microondas. 

4. ¿Qué tipo de avena se puede usar? Mmmmm....copos de avena. No sé contestar mucho más allá. Como siempre, intentad que el cereal sea entero, ósea integral, para que nos aporte la máxima cantidad de fibra y propiedades. 

5. ¿Con qué se puede combinar las gachas? Las combinaciones son infinitas y te recomiendo que busques en internet recetas. No obstante, en mi caso me encanta combinar canela, plátano, nueces y coco rallado. 

6. ¿Me las puedo llevar en un tupper y calentar después? Claro. Puedes llevar el mejunje hecho y calentarlo en cualquier microondas. De nuevo ten en cuenta que si ya las has cocinado al principio en casa tendrás que añadir algo de líquido para que no se espese tanto. 

7. ¿Puedo comer gachas de avena todos los días? Claro que sí, mientras que no te aburras. 

8. ¿Puedo comer gachas de avena antes de entrenar? Son ideales si tienes bastante tiempo antes de entrenar, unas 2-3 horas. No obstante, no te las recomiendo para media hora o menos antes de un entreno. A pesar de ser carnohidrato, es de lenta absorción, lo que significa que te dosificará la energía y no te la dará de golpe, que es lo que necesitas si tienes poco tiempo antes de entrenar. 

9. La avena, ¿tiene proteína? Sí. Es uno de los carbohidratos con más proteína. Por cada 100g de avena, 12g son de proteína. 

10. ¿Puedo cenar gachas? Partiendo de la base de que puedes cenar lo que quieras, diría que las gachas son una opción interesante si hemos entrenado duro por la tarde/noche. Aunque, de nuevo, depende de cada cuál, habrá a gente (que no es mi caso) que le cuadre perfectamente incluirlos por la noche sin haber entrenado, pero eso es cuestión de preguntar a un nutricionista si tenemos dudas. 

Y hasta aquí la ronda de preguntas más frecuentes. Espero que os haya sido de utilidad y que, como siempre, cualquier duda extra que tengáis, sentíos cómodos de dejarla en los comentarios que os iré respondiendo. 

Si ya tomas gachas, anímate a compartir con el resto como las preparas tú.

Un abrazo enorme. Nos leemos prontito.