Galletas de mantequilla de cacahuete (sin horno)

galletas sin horno

It's cookie time matriculeros! ¿Cómo estáis hoy? Espero que fenomenal, yo al ritmo de Izal, que sus canciones me ponen de buen humor y me llenan de energía. Y, ¿qué me decís del tiempo que nos está haciendo por la capital? Que uno no sabe ya qué esperar cuando sale de casa. 

Pero bueno, a lo que estamos. Hoy os traemos una receta que no necesita maña alguna, es más, cuánto más bestia, mejor. Nos podemos manchar las manos, podemos hacer formas locas y encima, nadie va a salir herido porque no hay horno alguno involucrado en el proceso. Eso sí, nos tiene que gustar muy mucho el cacahuete y la mantequilla de cacahuete. 

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla de cacahuete
  • 1 taza de hojuelas de avena (o de un mix de granola sin azúcar)
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1/2 taza de cacahuetes machacados
  • 1/2 taza de edulcorante (o un poco al gusto, ya sabéis que esto es un poco a gustos)
  • 1 puñado de chips de choco
  • 2 scoops de proteína de vainilla (opcional)
  • 1 puñado de semillas de girasol (opcional)

Preparación

Lo único que tenemos que hacer es mezclar (y ensuciarnos las manos) todos los ingredientes en un mismo bol. Después, sobre papel vegetal hacemos las formas de las galletas y al congelador hasta que estén duras. Las sacamos un rato antes de consumir y cuando estén algo más blandas ya las podemos comer. Si nos sobran, las guardamos en el congelador y listo. 

¿Engordan estas galletas? ¿Puedo comerlas si estoy bajando de peso?

Nada engorda...pero a la vez todo engorda. Estas galletas están hechas con ingredientes saludables, pero no quita que sean densas desde el punto de vista calórico, por este motivo, tenemos que saber qué cantidad nos corresponde y en qué momento es más inteligente incluirlas. Así que, no te preocupes, puedes comerlas y seguir perdiendo peso, siempre y cuando tomes la cantidad adecuada. Mucho mejor una galleta de estas que cualquiera industrial que encuentres en el supermercado envasada. Ahora bien, como te digo, tampoco hay que atiborrarse. Los frutos secos (principal ingrediente de esta receta) son muy calóricos y debemos tener esto presente, aunque insisto, se trata de alimentos saludables y que, si no hay nada que lo contraindique, podemos incluirlos en nuestra dieta. 

Espero que os gusten estas galletas y que disfrutéis con cada bocado. 

galletas sin horno sanas
galletas sin horno