Torre de tomate, aguacate y bonito con tapenade

¡Aloha! Hace MÁS de un mes que no subo una receta. Matame comión. Pero me es imposible sacar fotos a la comida llegando a las siete a casa con el sol más que escondido, jajaja. Pero bueno, estos días navideños me están regalando un poquito más de tiempo, así que aprovecho y os comparto una receta que está buenísima y pega un montón en estas fechas: una torre de tomate, aguacate, bonito y tapenade

torre de tomate aguacate bonito tapenade

Ingredientes

  • 1 tomate rosa
  • 1/2 aguacate
  • 1 lata de bonita del norte (yo he utilizado la marca Consorcio, que han tenido el detalle de mandarnos un lote de productos por Navidad :)
  • Tapenade (receta aquí)
  • Mayonesa casera (opcional)

Preparación:

Muy sencillo. Cortamos en rodajas el tomate y el aguacate en láminas. Colocamos una rodaja de tomate, una lámina de aguacate y una capita de bonito (o ventresca o caballa) y vamos montando hasta que se nos acabe el tomate o el aguacate. 

Mezclamos el tapenade con mayonesa casera y servimos. Lo ideal es romper todo y comerlo bien revuelto. Si no utilizáis mayonesa (que entiendo que para el día a día como que no), con echar un poquito de aceite en psssst es suficiente. El tapenade le va a dar mogollón de sabor y la anchoa del mismo le da bastante saladito al plato. 

Me parece un primer plato súper rico y fácil para servir estas fiestas. Y sí, aunque es calórico por la mayonesa y el tapenade, está lleno de ingredientes saludables y sin procesar. El caprichito perfecto sin necesidad de lanzarnos a una bolsa de fritos o una pizza tamaño XXL. 

consorcio bonito del norte

Espero que os guste mucho. Si queréis conocer más sobre los productos de Consorcio, aunque vaya, se trata de una marca de toda la vida, os animo a que le echéis un vistazo a su página web (aquí). Por casa ya conocíamos su bonito en bote de cristal, pero nunca había probado su atún en lata "ligero" y me ha sorprendido porque viene con un toquecito de aceite por lo que es más sabroso que el que viene en agua pero evita el charco de aceite en el que suele venir este tipo de conservas. Grata sorpresa, la verdad.