Acai Bowl

açai bowl

B-R-E-A-K-F-A-S-T! Bueno, ya habéis oído hablar del açai, ¿no? ¿No? Pues estáis muy out. Que no, que es broma. A mi hasta prácticamente ayer me sonaba a realidad lejana y extraterrestre. Pero no, resulta que es el fruto de una palmera brasileña (son así como arandanillos) que tiene mil millones de cosas. Vitamina A, B y C, mil millones de antioxidantes, ácidos grasos esenciales (OH, DIOS GRASA. Mira este vídeo si todavía huyes de las grasas), muchísima fibra y proteína. Vamos, que lo tiene todo, papi. ¿Y cuál es el resultado del açai? Pues bien, esos boles moraditos que rulan all over Instagram y que quitan el apetito (visual, al menos).

No os voy a mentir, y por muy dulcecito que esté y mil y unas propiedades que tenga el açai, yo sigo siendo de pan con tomate y aceite. Que para mi...no hay desayuno que me gusté más. No obstante, es una gran gran gran gran gran opción y megarecomendable incluirlo en nuestra dieta. ¿Lo malo? El precio del açai todavía no es muy bolsillo friendly, pero bueno todo se andará. Nosotras la compramos en MyBodyGenius y para el ritmo al que lo comemos (que es más bien lento), bueno, es aceptable. 

Dicho esto, vamos a ver cómo preparar uno de estos boles tan sumamente preeeeciosos. 

Ingredientes (2-3 raciones)

  • 200ml de leche de almendras sin azúcar
  • 3 cucharadas de açai
  • 2 tazas (dos puñados) de frutos del bosque varios 
  • 5-6 hielos si no tenemos los frutos congelados
  • 1/2 plátano congelado (opcional)
  • Puñado de espinacas
  • Opcional: edulcorante

Procedimiento

Mezclar todo y servir toppings. En nuestro caso: almendras, chia, plátano en rodajas y más frutos del bosque. 

açai bowl
açai bowl
açai bowl
açai bowl