Ensalada tomatina

Matriculeros. Creo que hasta la fecha este es el post que, visualmente, más me gusta. No voy a decir más y os voy a invitar a darle al "Leer más" que anda por ahí abajo.


Si no os gusta el tomate, este post igual no os encaja muy del todo y os ha fastidiado un poquito la gran expectación que seguro que tenéis cada miércoles por ver qué publicamos (guiño, guiño ;P). No, pero es cierto, se de mucha gente que el tomate ni le va ni le viene, pero oye, cosas de la vida.

El caso, hoy queremos compartir con vosotros otra de esas recetas que se hacen en cero coma nada, que son sanotas como un pedazo de brócoli y que están riquísimas. La inspiración para esta receta la sacamos directamente de uno de los libros de Jamie Oliver, que, si os soy sincera, compro más los libros porque me parecen preciosos que por las recetas en sí. Seguro que alguien por ahí me entiende, ¿a que si?

Bien, pues no me enrollo más y os cuento cómo preparar esta ensalada tan resultona.

Necesitamos:

  • 200g de tomatitos de todos los colores
  • Medio tomate vasco
  • Hojas de albahaca fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre balsámico de Módena
  • 3/4 cucharadas Queso fresco batido 0%
  • Medio limón

Lo único que hay que hacer es cortar los tomates en rodajas, incluir las hojas de albahaca, echar el aceite, el vinagre balsámico, sal y remover. 

Después, en un bol aparte mezclamos la ralladura de medio limón, el jugo de medio limón y el queso fresco. Servimos la mezcla que acabamos de preparar, colocamos los tomates, la albahaca y echamos un chorrito de aceite. ¡Y LISTOR! Si no tenemos tomates sofisticados, da igual, usamos lo que haya por casa y ya está. También queda geeenial con cebolla roja. Incluso mejor diría yo.

Y esto es todo por aujord'hui. Esperamos muy mucho que os haya gustado y nos vemos en el próximo post :) Bueno no, cada día en las redes sociales.

Mua!