Cuenquitos de aguacate

No sé qué me pasa, pero creo que lo mío con el aguacate ha llegado ya al nivel de "relación estable". Por eso, y por la millonada de cosas buenas que tiene, el aguacate se merecía uno y varios posts para él solito. Si quieres aprender a preparar estos cuenquitos...sigue leyendo!

Me da un poco de penica el miedo y pánico que se le tiene/lleva teniendo a este pobre alimento. Y, ¡por qué? Oh, dios. Porque es alto en calorías. Muerte a las calorías. Malditas que nos permiten levantarnos cada mañana. En fin, por favor, paremos esta epidemia demonizadora de calorías, porque no. 

Sí, el aguacate es alto en calorías. Y también es una fruta que ayuda a mejorar niveles de colesterol, que rebosa Omega3, que ayuda a estabilizar el ritmo cardiaco, alta en fibra soluble e insoluble, que nos hace sentir saciados durante más tiempo, que nos aporta proteína y que encima mejora nuestro sistema inmunológico. Y esto por decir sólo algunos de sus beneficios. Así que por favor, amemos al aguacate y simplemente controlemos la cantidad que comemos de él.

Dicho esto, procedo a contaros como preparar estos sencillos cuenquitos de aguacate.

Ingredientes (para 1 ración):

  • 1 aguacate
  • 1/4 taza de cebolleta
  • 1/3 taza de tomate
  • 3 langostinos
  • chorrito de limón
  • pimienta 

Preparación: 

ADVERTENCIA: es complicadísimo. 

Abrimos el aguacate por la mitad. Deshuesamos y le sacamos toda la carnita...y la ponemos en un bol. Toda la carnita no, le dejamos una pared finita. En ese mismo bol echamos el chorrito de limón más la cebolla y el tomate. Mezclamos todo bien. Rellenamos de nuevo el aguacate. Ponemos los langostinos encima y a comer. 

¡Enjoy! Un besote enorme y ya sabéis que si os animáis tenéis la obligación matriculera de compartirlo con nosotras ;).