Cookie Dough ft @tlacualli

masa de galletas

¡Holaaa! Hoy no os habla ninguna de las matriculeras. Lo hace una gran, pero que muy gran, seguidora suya, Ainhoa (@tlacualli). Soy una chica a la que le encanta cocinar (y comer más aún!) y que ha  tenido el gustazo de que estás dos súper hermanas le invitarán a escribir una recetilla por aquí. Muuuucha ilusión me hizo que me lo propusieran! CONFESSION TIME: Cuando decidí empezar a comer mejor y me metí en este mundillo de la healthy life su Instagram fue de los primeros que seguí y que me motivaban a seguir cuidándome. Les estoy muuuy agradecida!

Cuando me propusieron hacer esto empecé a darle vueltas a qué receta escribir. Lo primero que descarté fueron los gofres, imposible hacer una receta mejor que la que hay en este blog. Los bizcochos, mug cakes y pancakes están requetevistos. Así que echando un vistacillo a mi IG me encontré con las fotos del cookie dough que me suelo hacer para desayunar y vi claro que esa era la receta.

Quizá algunos no sepáis que es, aquí no es muy popular pero en Estados Unidos es algo que puedes encontrar en cualquier sitio. Un cookie dough original es básicamente la masa de las galletas con tropezones de chocolate típicas americanas, pero antes de darles forma y cocinarlas. Vamos una masa de galletas cruda. ¿Quién no ha estado preparando unas galletas, ha probado la masa para ver si necesitaba algún ingrediente más y cuando se ha ido a dar cuenta tenía masa para hacer solo un par de galletillas? ¡Decidme que no soy la única por favor!

El problema de esta receta es, que aunque esté tremendamente buena, muy a mi pesar, precisamente sana no es. Solo con decir que los ingredientes principales son el azúcar y la mantequilla, la cosa ya echa para atrás. Pero! Siempre hay un pero… Hay maneras de hacerla de una manera muy sanota, con la que se consigue una textura muy parecida y el sabor es increíble.

La clave está en el ingrediente principal. ADVERTENCIA: No os asustéis cuando leáis cual es. Sé que quizá no os va a parecer muy apetecible o penséis que se va a notar el sabor, pero os prometo que no es así para nada. Prepararos… Lo voy a decir… El ingrediente principal son garbanzos cocidos!!! Sí sí, habéis leído bien. Las legumbres son la base de esta receta.

Pero no, no sabe para nada a garbanzos. De hecho estoy segura que si alguien os da a probar sin deciros con qué está hecho ninguno sabríais que los lleva. Por eso está receta es genial para aquellos que no os gusta el sabor de las legumbres, así podréis comerlas y beneficiaros de todos sus nutrientes (son altas en proteínas, carbohidratos, minerales, vitamina D…) sin suponeros ningún esfuerzo. Además al ser un alimento tan alto en proteínas esta receta es ideal para vegetarianos como yo o para aquellos que quieran aumentar su consumo de proteína de origen vegetal.

Bueno ya viene siendo hora de dejaros con la receta. Solo deciros que si queréis ver alguna de las recetas que suelo hacer las encontraréis en mi IG @tlacualli. Por allí veréis muchos desayunos y algún que otro plato vegetariano para comer. Todo sano pero muuuuy rico! Palabrita!

Ingredientes:

  • 200 gramos de garbanzos cocidos (enjuagados y escurridos en el caso que sean de tarro)
  • 70 gramos de dátiles sin hueso, mejor si son medjool porque son más dulces
  • 1 scoop de proteína sabor vainilla (es totalmente prescindible)
  • ½ cucharadita de levadura
  • 80 ml de leche de almendras o la que prefiráis
  • 10 gramos de chips de chocolate sin azúcares añadidos

*Los ingredientes de arriba son los ingredientes base pero podéis añadir otros según os apetezcan. Por ejemplo añadir cacao o mantequilla de cacahuete. Además, podéis variar la legumbre, yo suelo utilizar también alubias blancas o negras.

Para hacerla solo necesitamos poner todos los ingredientes menos la leche y los chips de chocolate en un procesador de alimentos. Una vez los tenemos, batimos hasta que se haya creado una masa espesa y todos los ingredientes estén bien triturados. Ahora vamos a añadir la leche. Yo os aconsejo ir echándola poco a poco: echáis un pelín, batís y miráis la textura. Id repitiendo estos pasos hasta que quede una textura que os guste. Y ya está! Ya solo queda servir, echar los chips de chocolate y disfrutarlo muuuucho!!!

Espero que os guste tanto como a mí y gracias matriculeras por la oportunidad! Hasta pronto!

masa de galletas