Browcate: brownie de aguacate

¡Aloooo, alooo! Bueno, bueno, bueeeno, que volvemos a la rutina de dos posts semanales. ¡Toma ya! Como podéis ver por el título hoy os vamos a enseñar cómo preparar brownie de aguacate porque vemos que esto de los brownies os gusta; de hecho, el post con la receta de brownie de garbanzos es una de las más populares of all time. En esta receta vamos a meter grasita de la buena gracias a Mr. Avocado y de nuevo, no vamos a utilizar harina o azúcar (más que el propio del chocolate). Así queeeee, gluten-free people estáis de suerte. Comparado con el otro brownie que tenemos pululando por ahí, yo diría que éste tiene una textura más parecida al original y queda menos airoso. Eso sí, señores, comer con moderación porque es densote y si nos pasamos nos va a dar un empacho del 15 y es bastante probable que siente como un tiro. Además, que aunque sea muy healthy y demás, sigue siendo calórico. Pero vamos, con ojo y sin pasarnos...es una DE-LI-CIA. Por favor, si estás pensando en huir porque aguacate y postre te suena a perro y gato y te parece que te estamos tomando el pelo, yo te invito a que sigas leyendo y a que pruebes a hacerlo...el aguacate no se aprecia. Promesa de exploradora. Se lo hemos dado a probar a mucha gente y hasta que no les decimos la cruda realidad...nadie ha sabido decirnos el ingrediente secreto. Así que, ea...punto positivo.

Bueno, basta de palabrería y vamos a ponernos el delantal. What do we need?

  • Dos aguacates maduros 
  • 100 gramos de chocolate negro  (éste es sin azúcar añadido)
  • 2 huevos (o 1 huevo y 3-4 claras)
  • 2-3 cucharaditas de levadura
  • 100-150 gramos de cacao puro
  • 1 taza (150g- un poco al gusto) del edulcorante que utilicéis.

Con la picadora, lo primero que vamos a hacer es añiquear las onzas de chocolate. La idea es que queden tipo chocolate "Crunch. Como veis la textura es grumosita...para hacer esto lo mejor es ir a toquecitos con la picadora, no rush. Reservamos. 

En un bol y con una batidora de las de aspas (o con la típica varilla manual) mezclamos el edulcorante y el aguacate (ojo, ojo, que salta todo con mucha facilidad). Cuando nos quede una masa del color de nuestras joyitas nasales, echamos los huevos y batimos.

Esto es todo cuestión de meter ingredientes y batir. Ahora le toca a los polvitos crunch de chocolate.

Y después el cacao. Y después la levadura. Tip: si mezclamos la levadura con una poquita de agua y luego lo echamos por la mezcla, el poder de la levadura va a ser mucho más potentorro (porque se distribuye mejor).  Cuando lo tengamos todo bien mezclado, buscamos una fuente apta para horno (si es rectangular, mejor) y al horno (precalentado) durante 30 minutos a temperatura altita. Aún así, lo mejor es ir comprobando con un palito si sale limpio.

Después, cuando ya esté listo, lo sacamos y lo dejamos reposar unos veinte minutos. Y después, a la nevera mínimo 1 hora. Pero si lo dejáis más mejor. Y ya está. Insisto, está muy rico y es fácil emocionarse a comer y que después la barriga nos pase factura. Así que con calma. Suena elaborado, pero de verdad que se hace en un momento. Esperamos que lo disfrutéis mogollón y que, como siempre, si os animáis a hacerlo, nos mandéis una fotiiiiito.

Nos leemos en un plin.

Un besote very big