Quinoa Tres Delicias

Hellowwwwww!

Ahora sí que sí podemos decir lo de long time, no see. Han sido unos meses un poco caóticos y lleno de idas, venidas y vueltas a venir... y bueno, la verdad es que los meses que vienen no tienen pinta de ser mucho más tranquilos: últimas semanas de clase, exámenes trabajos...y después...calma :)
Pero bueno, nos hemos organizado un poquito mejor y cruzamos los dedos para que vuelvan los posts regulares y todo vuelva a la normalidad matriculera.

Hoy os traemos un post culinario, ¡qué anda que no hace tiempo ni nada! Vamos a enseñaros cómo preparar un "quinoa tres delicias". Que os imagináis bien, se trata del plato típico que pedimos cuando vamos al chino, pero en lugar de utilizar arroz, hemos optado por la quinoa. Por Instagram nos pedís un montón que os contemos cómo preparamos nosotras la quinoa y qué solemos cocinar con ella. Además, una de las dudas también más frecuentes es dónde la compramos nosotras. No os vamos a descubrir un mundo porque en nuestro súper de todos los días la venden; así que mirad un poco en dos o tres supermercados y si no, al herbolario y listo.

El plato vais a ver que es más fácil que sumar 2+2, de hecho, con pensar los ingredientes lo podéis hacer sin instrucción alguna. Pero como sabemos que la chispa culinaria, por muy sencillo que sea el plato, a veces cuesta un poquito de encender, os dejamos el paso a paso de la "quinoa tres delicias" para que probéis a ver qué tal. Por supuesto, usad arroz (integral o no) si lo preferís o si no encontráis quinoa por ningún sitio y os da yuyu pedirla por internet. Consejillo, cuando hagáis la tanda de quinoa, podéis hacer más de la cuenta y reservar para tener durante la semana.

Lo primero antes de nada, vamos a ver qué necesitamos (ajustad las cantidades a vuestras necesidades y gustos; vais a ver que nosotras hemos hecho una cantidad de quinoa descomunal, pero la idea es guardarla para ir comiendo a lo largo de la semana)

  • 1 taza de quinoa
  • Zanahorias
  • Guisantes
  • 1-2 huevos
  • Taquitos de jamón cocido/pavo
  • Gambas
  • Salsa de soja

Bien, ahora vamos a poner a cocinar la quinoa. Y vamos a ver cómo, of course (cómo lo hacemos nosotras, porque luego cada uno tiene su manera). Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien la quinoa con un colador y en un cazo con una gotita de aceite tostarla un poquito.

Bien, ahora toca ahogar a la quinoa. Vamos a utilizar la proporción 1:2, es decir, por cada taza de quinoa, dos de agua. En nuestro caso, una de esas dos tazas en vez de ser agua es caldo de verduras (para darle más saborrrr)...pero no hace falta. Lo dejamos a fuego medio-alto durante 15 minutos (o hasta que veamos que ha absorbido el agua) y dejamos que repose. 

Mientras tanto vamos a pasar por la sartén con una gotita de aceite y agüita los guisantes y la zanahoria picadita o en taquitos. En mi caso es que o me pones la zanahoria tamaño microscopio y súper escondidita o no entra por ningún lado. Bueno, que me enrollo: una pizca de sal y estamos pendientes  de que se haga sin que se queme. Cuando ya esté todo cocinado, echamos las gambas y si nos gusta el jamón doradito (como a nosotras), pues el jamón también. Si no, el jamón lo añadimos el final, finalísimo. Ahora toca hacer las tortillas. La idea es hacerlas finitas, como veis en la foto, y después cortarlas en tiras. Pero vamos, que si no tenemos mañana o no nos apetece ponernos finolis, hacemos un revuelto y listo.

DSC_0259.JPG

Mezclamos todos los ingredientes en la sartén, incluyendo la quinoa, echamos un par de cucharadas de soja y removemos.

Y ya está. No tiene nada nada más. Bueno sí, queda comerlo y disfrutarlo. Y si sobra, pues al tupper y ya nos lo comeremos.

Annnnd that's it furrr today! Esperamos que os haya gustado y como siempre, si os atrevéis a hacerlo mandadnos fotillo por las mil y una redes sociales que tenéis por aquí abajo. 

¡Muchas gracias por seguir ahí!