Bizcocho de naranja

BUEEENOS DÍAS MATRICULADOS! ¿Quién tiene hambre de desayunoooo? Nosotras, nosotras, nosotras. Madre mía, viendo las fotos de este post me están entrando unas ganas locas de bajar a la cocina y ponerme a cocinar. Pero no, me voy a contener y voy a escribir porque si no luego no hay post y eso no me hace ni pizca de sal gracia. Queremos aumentar el número de posts a dos por semana peeeero es que a veces se hace tan difícil. Ya no es sólo escribir (que cuando uno no está inspirado, no lo está), es sacar las fotos, ponerse a hacer las cosas, preparar toda la parte de titulillos, etc . Que nosotras encantadas, ¿eh? Pero vamos, que, a veces, el tiempo no es todo lo majo que podría ser.

Bueno, y como ya podéis deducir del titulamen, hoy vamos a contaros como hacer este bizcocho. Aunque el desayuno es una de mis comidas favoritas, lo cierto es que casi siempre vamos con prisas de aquí para allá y no hay mucho tiempo de innovar o preparar súper platos. Creo que es algo que nos pasa a muchos, ¿no? Pero bueno, para todo hay una solución y dejar bizcochos de este tipo hechos el finde o la noche de antes (porque no tarda nada en prepararse).

Amooo a ver qué necesitamos:

  • 1 naranja (si te gusta que sepa MUCHO...dale caña y mete más cantidad)
  • 1 cachito de la piel de la naranja
  • 1 yogur natural 
  • 3 cucharaditas de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 2 tazas de avena
  • 1-2 huevos 
  • 3 claras (o 2 si pones otro huevo)
  • 1 cucharada de aceite
  • 4 cucharadas de edulcorante (aunque bueno, como siempre, un poco al gusto)

Batimos el edulcorante y el huevo. Parece que hay una montaña de edulcorante, la verdad!Jajajaj...magia de la fotografía. Pelamos la naranja y un pedacito de la piel lo incluimos también en la mezcla. Y a batiiiiir.

Después echamos el yogur y el aceite...y...tacháááán...batimos. Por último, echamos la harina de avena (picad la avena con la picadora hasta que quede como harina), la levadura y baaaate que bateee.

Lo metemos al horno a máxima potencia durante unos 25-30 minutos y después dejamos que repose. Lo idea es utilizar un molde de silicona porque luego es fácilisimo desmoldar...pero si no, un poquito de aceitillo por las paredes del molde y ya está. Un truquito para que no se nos queme la parte de arriba del bizcocho es ponerle papel metálico (gracias Luuuucía!) :)

Y...¡eso es todo por hoy! Esperamos ver muchos bizcochos de naranja rulando por Instagram (@lamatricularoja) y por Facebook!

Desayunos y dulceAleComment