¿Qué estoy haciendo ahora mismo? - Update de mi vida

¡Hello aleolis! Jo, hace ya un tiempo que no me pongo frente al ordenador para escribiros y actualizar un poquito el blog. Y se hace extraño, no os creáis. Yo, que no suelo sufrir demasiado del típico síndrome de la hoja en blanco, hoy lo estoy sintiendo pero bien. El caso es que, como ya muchos de vosotros sabréis, en este último mes ha habido un cambio significativo en mi vida y claro, como todo gran cambio, ha afectado a muchos aspectos de mi vida, entre ellos el blog. Pero no pasa nada, os cuento y nos ponemos al día. 

blog perder peso desorientado trabajo

Mi historia

La gran noticia es que he encontrado un trabajo en el que tengo un buen sueldo, un buen horario y que se ajusta a mi campo de formación y de conocimiento. Destaco estos elementos de buen sueldo y buen horario porque lamentablemente es muy difícil encontrar algo parecido hoy en día en España para alguien joven. Al menos en mi campo, comunicación y marketing, rara es la empresa que ofrece remuneración por encima de los 500 euros (si es que ofrece), contrata sin un convenio de universidad por medio (pobre de ti si ya no puedes) o que no se sustenta gracias a un sistema de becarios rotatorios en la oficina. Por no hablar del elenco de superpoderes que se exigen, incluso para un puesto de becario, a cambio de nada. Porque señores, decir que se paga con formación es una vergüenza: aprender se aprende entres como trabajador, como becario o de visita por la oficina. Pero en fin, este es otro tema que da para un blog entero. Como podréis imaginar (o comprobar si lo estáis sufriendo) encontrar un trabajo en el que no te pidan hacer de todo, te paguen y tengas un horario que te permita tener vida fuera del trabajo es hoy un día algo así como un milagrito divino. 

El caso es que yo salí de la carrera descontenta (como tantos otros): no me veía trabajando en nada de lo que había estudiado y tenía la sensación de haber perdido muchísimo tiempo en clases que ni fu ni fa. Después, decidí reenfocar mi carrera y estudié un master de Comunicación Visual y Digital. Y bueno, algo mejor. No obstante, seguía sin tener mayor motivación por trabajar para nadie, no sabía qué quería y, vaya, que estaba más perdida que el diez sin el cero. Total, que mientras buscaba trabajo, me salieron cosillas de autónoma pero que desgraciadamente, ni de lejos me daban para ser independiente y autosuficiente. También hice mis cursos de entrenamiento personal y demás. Después, hice un curso enfocado a jóvenes desempleados de Marketing Digital que me motivó mucho en todo el tema de encontrar empleo por cuenta ajena: me empecé a interesar de verdad por encontrar un trabajo en una empresa y aparté, aunque sea momentáneamente, la idea de trabajar para mi. 

Total, que apareció el trabajo en el que estoy ahora: me encajaba bien y que oye, de momento, estoy contenta. Ahora mismo trabajo en una empresa de formación y soy tutora de marketing digital. Si tenéis más curiosidad y demás, podéis cotillearme el LinkedIN y así no entro en líos por aquí. 

Cambios

Empecé el 15 de octubre y desde entonces han habido una serie de cambios en mi vida que, como os comentaba antes, han afectado un poquito la publicación de posts por aquí y en Instagram. No obstante, he tenido que priorizar...y estoy segura que lo entenderéis. He tenido que centrarme en la organización de mis comidas, mis entrenos, proyectos que llevo con otras personas y mi vida social y familiar. Sin eso más o menos encarrilado y organizado, difícilmente puedo sacar esto adelante, jajaja. 

En mi caso, he dado la bienvenida a la vida de tupper.  Si no atendía la cuestión de la comida sabía que iba a gastar mucho dinero en comer fuera, además de un desorden de comidas que repercutiría en mi peso. Y, sinceramente, no me apetece. En cuanto al gimnasio, necesito entrenar para cuidarme física y mentalmente por lo que ha sido imprescindible organizarnos bien y cambiar un par de (grandes) cosillas. Tanto Emma como yo hemos pasado de ir a entrenar por la tarde noche a entrenar a las 7 de la mañana. Sí. Increíble. Ninguna de las dos nos lo creemos todavía, jajajaj. Pero bueno, ya me he enrollado bastante y quiero hacer un post en exclusiva para este tema. Y después bueno, pasar tiempo con mi familia y mis amigos y demás. 

Pero bueno, después de casi un mes ya trabajando puedo decir que más o menos tenemos la rutina encarrilada (recalco ese más o menos) por lo que espero poder retomar un ritmo de blog constante. No obstante, no puedo prometer nada. Hay días que llego a casa y no me apetece ver ni medio ordenador o no hay luz para sacar fotos o simplemente estoy que me caigo de sueño. En general, los findes son el momento en el que aprovecharemos para sacar fotos y preparar los posts, pero bueno, hay findes que serán de ver amigos, entrenar con tranquilidad, viajar o de clase (que a mi me va lo de meterme en saraos y me he apuntado al curso de coaching nutricional del ICNS) y no dará tiempo a más. Pero bueno, se hará lo que se pueda y, por mi parte, aquí seguiré aportando mi granito de arena. Al fin y al cabo, este blog y vuestras contribuciones son mi pasión y motivación.

Y bueno, después de esta chapa, os dejo por hoy que me tengo que ir a preparar la mochila del gym de mañana y esas cosillas. Un besote ENORME. Y gracias, gracias por todo.