Tosta de sardinas y pan con tomate #toastytuesday

sardinas-3.jpg

¡Hello! Bueno, no es martes de #toastytuesday pero, como ya os he contado, he tenido una semana un poquito ajetreada y me fue imposible publicar ayer. Pero bueno, fiel a no perder la tradición del #toastytuesday en un tiempo, aquí os traigo la propuesto de hoy. Inspirada totalmente (aunque ni de lejos parecida) a las miles de tortas que comí en Portugal: ¡tosta de sardinas con tomate! 

Es perfecta porque se hace en un momento si tenemos enlatado y nos puede solucionar una comida, una media mañana o una tapita en un momento. 

Ingredientes: 

  • 1 lata de sardinas
  • Pan integral
  • 1 tomate
  • Aceite
  • Sal

Preparación:

Únicamente tenemos que batir el tomate con el aceite y la sal o untar como toda la vida el tomate en el pan (previamente tostado y calentito). Después, colocamos las sardinas e hincamos el diente. 

Veis, que no tiene nada. Espero que os haya gustado. Que os animéis a hacerla y que me contéis qué tal. Un besote súper fuerte. 

sardinas-2.jpg
 

Ensalada de atún y aguacate

ensalada de atún y aguacate

Aloha matriculeros! 

Hoy os propongo una receta todotorreno. Sirve tanto como para comer sola, en sándwich, en tosta...no sé como queráis. Es muy fácil y rápida  de hacer, con lo cual, en el corre corre de la rutina nos encaja fenomenal. 

Está hecha principalmente con aguacate y atún en lata. Lo suyo, como buen producto procesado que es el atún en lata, es no abusar de él, así que vamos a intentar tomarlo un par de veces a la semana y priorizar materias primas ;). Dicho esto, vamos con la receta. Bueno, y si el atún puede ser al natural y bajo en sal, mejor. 

Necesitamos (para un buen cuenco y sobras):

  • 2 aguacate
  • Media cebolla roja
  • 3 latas de atún
  • 1 chorrito de lima (media lima pequeña)
  • Cilantro (opcional)

Lo único que hay que hacer es mezclar todos los ingredientes en un bol y asegurarse de que el aguacate está bien machacadito para que hago de sustituto de lo que sería en la receta original, la mayonesa. La cebolla muy picadito, y cilantro lo mismo. Lógicamente, el atún tiene que estar bien escurrido y desmenuzado.

Y ya está! Espero que os haya gustado, que os animéis a hacerla y me contéis! Un abrazo enooorme!

Hamburguesa de atún

DSC_0579.JPG

¿No tienes tiempo? ¿Pocas ganas de cocinar? ¿Tienes una lata de atún roñosa en la despensa? ¡Ha llegado la hora de cocinar una estupenda hamburguesa de atún. Ale, a leer más.

Yellow matriculeros! En la tónica de nuestras recetas, rápidas, sencillas y para todos los niveles, os presentamos hoy la que es hasta ahora la más complicada de todas las recetas que hemos hecho hasta el momento. Chan chan chan chan chan. Una hamburguesa de atún. Oooooo.

Bueno, bueno, menos guasa que aunque es DEMASIADO sencilla el resultado es magnífico. En casa es sin duda un plato "salvacenas" y creo que no hay semana que no caiga una. En fin, sin más dilación ni esperas angustiosas, veamos qué es lo que necesitamos para preparar las jamburgers.

Ingredientes:

  • 1 lata (o media más) por cabeza de atún al natural.
  • 1 cucharada de mostaza (nosotras usamos la de Gulden's)
  • 1 cucharada de tomate natural triturado
  • Especias al gusto: pimienta negra y eneldo for us
  • Clara de huevo para pintar la hamburguesa (y así evitar que se rompa). 

Lo primera (y tal vez más importante) es escurrir BIEN BIEN la lata de atún. Todo lo que puedas, con todo tu empeño. Después, como si fuese carne picada, machacamos bien el atún en un bol. Echamos la mostaza, el tomate y las especias y mezclamos bien.

Este paso como veis a continuación es un poco guarrete, pero es lo que toca. Tenemos que hacer las hamburguesas, y para ello lo mejor es coger el atún con la mano, aplastar bien para seguir escurriendo e ir haciendo la forma.

 

Después, con un papel de cocina de estos que parece que podrían absorber un embalse entero, aplastamos bien las hamburguesas para que sigan soltando líquido.

Si tenemos tiempo, lo ideal es meter las hamburguesas de manera individual en papel albal para que se compacten bien durante toda la noche. Pero repito, solo si tenemos tiempo. Si no, pintamos la hamburguesa con un poco de clara de huevo y a la sartén vuelta y vuelta. Repetimos el mismo proceso aunque las dejemos un día de reposo, ¿eh? Es decir, que cuando las saquemos de la nevera, también las pintamos con clara.

Salmón picante

¿Quién se declara fan incondicional del salmón? Yoooooooo. ¿Tú también? Pues sigue leyendo...

Lo sé. El salmón (por lo general) gusta. Y gusta mucho. Lo corrobora Instagram, que cada vez que subimos una foto del susodicho pescado la foto se llena de "me gustas". Y es que el salmón, además de rico y de ser megaversátil a la hora de prepararlo, está MUY RICO.

Así pues, os proponemos una receta facilísima para preparar el salmón de una manera algo diferente al típico salmón a la plancha o al horno con limón.

So, so, so, so...what do we need? (Para 4)

  • 2 pimientos rojos
  • 1 cebolla
  • 1 lata de tomate natural con trozos 
  • Especias picantes (al gusto): cayena, chili y pimienta negra en nuestro caso
  • 4 filetes de salmón 
  • Perejil

Esto tiene dos pasitos muy sencillos: a) poner la cebolla y los pimientos rojos bien troceados, el tomate natural y las especias en una bandeja de horno a 250º durante unos 25-30 minutos b) añadir los filetes de salmón, echar un poquito de perejil y a unos 180º alrededor de 5-7 minutos. Mejor si estamos un poco al loro para que el salmón no se pase y quede secote. 

Y ya está. Os he dicho que era MUY fácil. 

Y eso es todo amiguis. Nos leemos very very soon. Gracias, gracias y gracias! :)

vscocam-photo-1.jpg

Ensalada templada de pulpo, calamares, quinoa y guisantes

¡Hola matriculeros! ¿Qué tal? No sé cómo lo hago pero siempre que me pongo a escribir para el blog estoy a) a última hora del día o b) justo antes de haber quedado con alguien y tener que salir pitando por la puerta. Pero bueno, que la semana pasada no publicamos y me siento fatal. Estando en julio y no publicar todas las semanas se llama BLOGPECADO. Pero bueno, vamos a compensarlo con unos cuantos posts esta semana. Y vamos a empezar con esta ensalada templada de quinoa inspirada en una de las recetas de Salad Love

Si lleváis tiempo por aquí, ya sabréis lo mucho que nos gusta la quinoa. ¿Quinoa? Ya sé que unos cuantos que habéis caído por aquí, esto de la quinoa os suena a alimento súper raro de terrorista de la alimentación tradicional y que no va con vosotros. Pero no. No se trata de nada caído de otro planeta ni cuesta demasiado añadirlo a nuestra dieta. Entonces, ¿qué es esto de la quinoa? No voy a ser yo la que suelte el rollo (porque no es el objeto de este post y habrá muchos que ya os lo sepáis) y os voy a mandar a este enlace de aquí que lo explica todo estupendamente bien. 

Yo sólo digo que a mi .M.E. E.N.C.A.N.T.A. Y de ahí que se cuele tanto por nuestro Instagram. 

Poco hay que explicar con respecto a esta ensalada...la foto me quita todo el protagonismo. Pero bueno, no os libráis de mi...algo me voy a enrollar. Para esta receta podéis dejar TODOS los ingredientes listos el fin de semana y montar la ensalada cuando nos la vayamos a comer. 

Necesitamos:

  • 1 taza de quinoa
  • 1-2 tazas de guisantes congelados
  • 50 gramos de calamar
  • 50 gramos de pulpo

Lo único que tenemos que hacer es cocinar la quinoa (cómo preparar quinoa aquí) y dejar que se enfríe un poco. Pasamos por la plancha el pulpo y los calamares con un poco de sal y pimienta. En otra sartén hacemos los guisantes. Dejamos que todo se enfríe y montamos el plato. Como aderezo podemos echarle un chorrito de limón. Y por supuesto, podemos cambiar los calamares y el pulpo por cualquier otra cosa que nos guste más. 

Y eso es todo puuuuurr hoy. Me voy pitando que alguien me va a matar. See you later alligators!

Tallarines de calabacín con atún

Buenos, buenos y calurosos días. Sin ninguna duda, los postres, los platos de pasta y los cheatmeals son los reyes de Instagram y siempre son los más queridos y esperados. No obstante, estos tallarines se han ganado un puesto de honor entre todas esas fotos, que, admitámoslo lo tienen más fácil. Pensadlo, es difícil competir contra unos boloñesa o un buen brownie. Pero sí, estos tallarines han conseguido llegar a la cima y vienen cargados de dudas: ¿cómo los preparáis? ¿con qué se hacen? ¿dónde puedo comprarlo?
Esas y más preguntas, a continuación. El aparato que utilizamos pinta tal que así, y no tengo ni idea de qué nombre tiene. Lo que os puedo decir es que lo compro mi madre un día que se sintió inspirada en El Corte Inglés y no sé cuánto costó, pero tampoco creo que fuese demasiado caro. No obstante, hay muchos aparatos que hacen lo mismo, incluido un pelador de zanahorias/patata, rallador, pelador de juliana, etc. Este cacharrito es magnífico, además de un pequeño entrenamiento de tren superior, te permite transformar un burdo calabacín en unos bonitos y estilizados tallarines. Y en nada de tiempo. Y con muy poquitas calorías.

Después de unos cuantos twists y un poquito de amor, nos queda una bandejita tal que así de calabacín espaguetiado. Se puede hacer al horno o a la sartén. Si lo hacemos al horno, por lo menos a nosotras, suele soltar más agua y es más fácil que se quede aguado o quemado. Eso sí, hay que prestarle menos mimo. En cambio, si lo hacemos en la sartén o el Wok hay que estar un poco más encima pero podemos ajustar un poco más el punto al que queremos los tallabacines. Ah, si, nosotras les echamos un buen puñado de pimienta y ajo.

Y esto no tiene más. Para el atún simplemente compramos taquitos, los ponemos en la plancha con un poquito de ajo, aceite, pimienta y un chorrito de limón hasta que estén hechos. A mi personalmente me gusta dejar el pescado un poco crudito para que se acabe de hacer con el calor residual. Pero bueno, eso a gustos. A Emma, por ejemplo, le gusta mucho más tieso.

Tostas para quedar como un rey: rollito de salmón

Hellooooow!!

¿Cómo andáis? ¿Rellenos y pesados como el pavo? Noooo pasa nada, que una vez al año no hace daño, y hasta sienta bien. De esas cosas que se te quedan clavaitaaas. LAS COMILONAS DE NAVIDAD.

Para contrarrestar un poquito eso, aquí estamos nosotras con una tapita que entra súper bien y que se digiere que da gusto. Para mi, es el pinchito perfecto para poner en Nochevieja, como súper poooosh, ideal y está rico rico rico. Claramente, es un copy cat de uno de mis platos favoritos de Lateral: el rollito de salmón...pero sin caramelizar la manzana. Bueno, bueno, que me adelanto.

Necesitamos súper pocos ingredientes, la cantidad de queso la ajustamos a nuestro gusto y si ya queremos recortar calorías al máximo, pues le quitamos el pan y ya está.

Sooooo, what do we need?

  • Lonchas de salmón ahumado
  • Jamón cocido/pavo picadito
  • Manzana picada 
  • Queso philadeplhia light (entre 1cda y 1/2)
  • Pan tipo tosta. Nosotras hemos puesto pan wasa, pero vamos, el que queráis/tengáis. 

Lo primero que tenemos que hacer es picar el jamón y la manzana en la picadora (o a cuchillo). Si te sobra jamón, geeeenial para un revueltico. Si te sobra manzana, en las gachas MC te va que ni pintao. ¡Aquí no tiramos comida (o por lo menos lo intentamos!).

Cuando ya lo tenemos todo picado, le damos un buen meneo a todo (a la manzana y el jamón me refiero). En Lateral caramelizan la manzana, con lo cual tiene ese toque de OMG que el nuestro no va a tener. Pero queríamos un pincho rapidito de hacer y muy fácil, y sinceramente, empezar a sacar la sartén y meternos en el embolao por una manzanica no nos apetecía demasiado. Ya lo tomaremos caramelizado en Lateral :P. Cogemos el queso Philadelphia y lo incluimos en la mezcla. Y le damos bien de vueltas.

Y ahora....LO MÁS DIFÍCIL. Quéeeeee no, es lo más fácil. Extendemos una loncha de salmón, le ponemos el relleno (no hace falta emocionarnos y llenarlo hasta que rebose...con un poquito da de sobra).

Lo enrollamos cual chefs de sushi... Cortamos las puntas para que quede MONÍSIMO...

Y ahora únicamente tenemos que preocuparnos de disfrutarlo. Nada más. Si es que así da gusto.

Hamburguesa de salmón

Alo, good morning! Hoy es lunes y estamos todos muy contentos y felices de que así sea, right? Bueno, vale...lo de madrugar TANTO no lo acabamos de llevar muy bien.

Lo primero primerísimo...ya queda un día menos para que nos vuelvan los datos. Yuhu...y si no sabes de qué hablo...lee nuestra anterior entrada. No podemos estar más contentas con la acogida del descargable. ¡Mil gracias!

Bueno, y ya nos ponemos manos a la obra. Bueno, mejor...manos a la cocina. Hace ya unas semanitas subimos al Instagram una foto preeeeciosa (siento los autoramos de flores, pero es que es mi foto favorita) de una hamburguesa de salmón. Ever since then, hemos querido postear la receta porque es un plato FÁCIL, riquísimo, sanote e ideal para congelar y guardar para la semana. Y es precioso, además. Por eso, si tienes invitados les puedes sorprender con este plato y quedas como un señor (o señora)...aunque tengo cero cero idea de cocinar.

Suficiente chachara. Let's do this.

¿Qué necesitamos para preparar este prrrrrato? (nosotras hemos hecho para cuatro)

  • 80-100 gramos de salmón por cabeza
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de mayonesa light (o no light)
  • 1 diente de ajo
  • Jugo de 1 limón (o medio)
  • Eneldo (al gusto)

Picamos el salmón, el ajo y el eneldo.

Y exprimimos errrr limón. Echamos las cucharaditas de Dijon y mayo en la mezcla y damos bien de vueltas. Sin miedo. Ahí...que se note que vamos al gimnasio. Intenta que quede una masa compactica.

DSC_0389.JPG

Con nuestras manos de artista damos forma a la masa y creamos una bonita hamburguesa. A nosotras nos gusta más bien finita. Mete las hamburguesas sin cocinar unos 10-15 minutos a la nevera para que luego al hacerlas en la sartén no se nos descuajen y se nos vaya a tomar por saco nuestra obra de arte.

DSC_0391.JPG

Sin nada de aceite, repito NADA, colocamos las hamburguesas en una sartén a fuego alto y dejamos que se doren por cada lado. Con dos-tres minutos debería estar listo...pero eso ya a ojo y a gusto. El salmón es un pescado graso, y como no queremos un mar de grasita resbaladiza en nuestro plato, coge un poco de papel absorbente y deja que haga su trabajo (nada, medio minutito).

Y así de fácil y sencillo es preparar esta hamburguesa. No me digas que no. Que es lunes, y no queremos complicarnos la vida.

En fin, esto es todo fuuuur today! Esperamos que os haya gustado y que lo pongáis en práctica. ya nos contáis.

Un abrrrrrrazototote de oso grizzly.

Atún encebollado

Hello again!


Hoy toca ponerse el delantal y el gorro de chef porque venimos con una recetina. Sólo leer el título (atún encebollado) ya casi, casi, os da la receta.Se trata de un plato que hacemos casi todas las semanas para cenar: fácil, rápido, rico y sanote. Como os digo, lo solemos cocinar por la noche...de ahí que las fotos estén un poco oscuras. Se puede acompañar con una buena ensalada, con guisantes, habas, patatas...Y si no, ya os digo yo que la cebolla y el atún se bastan por sí mismos.

Lo primero que tenemos que hacer es cortar el atún en taquitos y la cebolla en tiras. Salpimentamos el atún.

Y ya está. Ya tenemos listo nuestro atún.