Tosta de aguacate, tahini y rúcula

tostada vegana aguacate rucula tahini

¡Aloha! Creo que si hay algo que llevaba tiempo sin subir es una receta. Bueno, al menos subí una antes de que acabase el año; si no la has visto, te invito a echarle un vistazo. Sea como fuere, aquí estamos de nuevo: reunidos alrededor de una tosta (que me gustan a mi). 

La tosta que os propongo hoy es, probablemente, una de las recetas más sencillas que hay subidas en el blog. No obstante, para mi es importante porque supone una receta sin absolutamente nada de carne y que encaja con uno de mis objetivos para este año 2018: reducir el consumo de carne. Poco a poco, y aunque me resulta bastante difícil, estoy intentando reducir (que no eliminar, de momento) la cantidad que tomo. 

Así pues, esta tosta se ha convertido en uno de mis desayunos favoritos últimamente. Os cuento cómo hacerlo por si os animáis a prepararla también. 

tostada vegana aguacate rucula tahini

Necesitamos: 

  • 2 tostadas (en mi caso he utilizado pan de centeno)
  • 1 puñado de rúcula (u hoja)
  • 1 aguacate
  • 1 ó 2 tomates cherry
  • 1/2 lima
  • Tahini
  • Semillas de sésamo
  • Sal

Preparación

Únicamente tenemos que machacar el aguacate en un bol junto con un poquito de lima y sal. Por otro lado, en un bol lleno de rúcula, exprimimos un poquito de lima, echamos sal y empapamos bien la rúcula. En una tostada bien calentita, untamos el aguacate, servimos la rúcula y  los tomatitos partidos en dos. Esparce un puñado de semillas y una cucharada de pequeña de tahini. 

tostada vegana aguacate rucula tahini

Como veis no tiene mayor complicación. Queda un desayuno estupendo para dos personas o una con mucho hambre, jajaja. Las cantidades, como siempre, ajústalas a tus necesidades y requerimientos. En fin, espero que os haya gustado y os animéis a probarla. Yo desde luego estoy abonada. Si estáis inspirados contadme qué soléis desayunar vosotros. 

Un abrazo muy fuerte y muchas gracias por leerme. 

- Ale

Tosta de aguacate y huevo revuelto + el SECRETO para un huevo revuelto perfecto

tosta aguacate huevo desayuno

¡Hello! Bueno, bueno, que llevamos tres semanas sin fallar al #toastytuesday...estoy que no me lo creo casi. Perdonadme la osadía pero me voy a dar un par de palmaditas en la espalda porque eso de la constancia y yo no acabamos de llevarnos muy allá en lo que al blog y secciones se refiere. Pero YA BASTA de lamentaciones y vamos con lo que nos compete hoy que es esta rica y deliciosa tosta de aguacate y huevo revuelto. 

Lo único que necesitamos es:

  • 1 tostada
  • 1/4 de aguacate (o incluso meno)
  • 1 huevo entero

Lo único que tenemos que hacer es untar el aguacate en la tostada a modo de mantequilla. Cocinar el huevo revuelto y servirlo encima con un poquito de pimienta. Me diréis que se tarda mucho...naaaada, nada. Vamos con el secreto para que os quede un huevo revuelto de diez. 

El secreto para un huevo revuelto PERFECTO

Como en otras muchas cosas de la vida, el secreto es...LA PACIENCIA. Lo más importante es batir bien bien bien durante 1 minutito largo el huevo y cocinarlo 30 segundos en un poquito de aceite caliente. A mi me gusta que quede poco cuajadito así que en un momento lo tengo listo. Queda jugoso, sabroso y con una textura espectacular. 

En fin, espero que os guste y que me petéis el Instagram a #toastytuesday

Un besote enorme!

 

Tosta de queso fresco y arándanos

tostada de queso fresco y arándanos

¡Hello!

Siento el desaparecimiento semanal de esta última semana, pero bueno, ha sido una semana de noticias, cambios y un poco de ajetreo por aquí. Además, este finde estuve en Santander de escapada y se me descuajeringó por completo mi planning. Cosas que no deberían pasar, pero que pasan oye. Pero bueno, vayamos a lo importante. 

La semana os preguntaba por Instagram si querríais que regresasen los #toastytuesday, es decir, martes con una nueva receta de tosta. Y la verdad es que el SÍ fue rotundo. Por lo que he decidido retomarlo y traeros cada martes una nueva receta de este tipo. Aunque únicamente tenía pensado ponerlo en Instagram porque son tan simples que me da un pelin de vergueneza compartirlo por aquí, he pensado que mucho mejor si todo está recogido en un mismo sitio y podemos acceder rápidamente a ello, ¿no creéis? Bueno, a ver qué tal nos funciona. 

La tosta que os propongo hoy va dirigida sobre todo a los golosos y amantes de lo dulce. Se trata de un desayuno ideal con su carbohidrato, fruta y pan, y proteína, gracias al queso. Además podemos añadirle unas lascas de almendra o unas pocas nueces trituradas por encima y le añadiremos una ración de grasa que complete el desayuno. 

Lo único que necesitamos son: 

  • 1 rebanada de pan
  • Puñado de arándanos
  • Un pedazo de queso de Burgos bajo en sal (más o menos del grosor de la mitad del pulgar)

Untamos el queso de Burgos en la tostada o, si queremos una textura más de queso philadelphia, lo trituramos bien en la batidora. Después, cortamos arándanos por la mitad y los repartimos por la tostada. Podemos añadirle también plátano para conseguir más dulzor. En mi caso, le he echado un chorrito de sirope sin azúcar Joseph, pero no hace falta. Cualquier mermelada casera servirá también. 

Y ya está, no tiene mucho más. No sé como lo hago para escribir posts kilométricos cuando tengo tan poco que decir. De verdad, qué cosas. 

En fin, un beso fuerte ¡Nos leemos!

 

Tortitas de quinoa y arándanos (sin gluten)

tortitas quinoa sin gluten arandans

Vivan. Vivan y vivan las tortitas. Aunque ya sabéis que yo soy más de salado en los desayunos, me encanta incluir tortitas habitualmente en mis desayunos. Por varias razones, entre ellas que me encanta, las suelo preparar con avena. No obstante, el otro día quise probar otro tipo de harina, jugar con ingredientes para que todos los que me leéis y no consumís gluten podáis también preparar cosas ricas y saludables, así pues, le di una oportunidad a la harina de quinoa.

Duda: ¿dónde compras la harina de quinoa? La encontré en Carrefour, en la sección sin gluten. Seguramente en herbolarios y otras grandes superficies también lo podáis encontrar. 

El resultado de las tortitas me encantó: una textura algo más ligera que las de avena, suave y diferente. Así que, os dejo por aquí la receta. Cambiad lo que necesitéis, es decir, podéis cambiar los arándanos por plátano o manzana o cualquier topping que os guste.

Ingredientes

  • 1/3 de taza de harina de quinoa (unos 40g aproximadamente)
  • 1 cucharadita de aceite de coco o de oliva suave
  • 1 huevo y 2 claras
  • 1/2 plátano (si puede ser maduro)
  • 1 chorrito de leche de almendra (o la que quieras)
  • Canela al gusto
  • Stevia/edulcorante al gusto
  • Chorrito de vainilla
  • Arándanos

Preparación

Lo único que hay que hacer es batir todos los ingredientes juntos menos los arándanos, los cuales añadiremos cuando esté todo bien batido. En una crepera o sartén bien engrasada y antiadherente cocinamos las tortitas. La clave para darles la vuelta son las burbujas...si ves burbujas, flip it! No las hagas demasiado, con el calor residual se acabarán de cocinar. 

Acompáñalas de un poco de sirope sin azúcar, mantequilla de cacahuete (¡natural y sin aditivos!) y disfruta de un gran comienzo de día. 

Gofres proteicos

gofres proteina gofres proteicos

¡Aloha matriculeros!

En la receta de hoy vengo a satisfacer vuestros deseos más gofriles y os propongo unos gofres altos en proteínas (sin necesidad de proteína en polvo) ideales para desayunar o como post-entreno. 

Como desayuno es ideal puesto que su alto aporte en proteína nos ayudará a mantenernos saciados durante la mañana hasta nuestra media-mañana o, si no queremos o podemos hacerla, hasta la comida. Además, al combinarla con avena, un excelente hidrato de carbono, estamos dándole a nuestro cuerpo la energía necesaria para empezar el día con ganas. Por otro lado, si la utilizamos como post entreno, le estamos aportando a nuestro cuerpo la proteína necesaria para recuperar el músculo del estrés del entrenamiento al mismo tiempo que le aportamos el carbohidrato necesario para abrir las células y dejar pasar la proteína. En mi caso, como post entreno utilizaría 1 huevo y 2 claras en lugar de dos huevos completos, pero eso os lo dejo a vuestra elección y vuestro plan de alimentación.

Ingredientes: 

  • 2 huevos o 1 huevo y una clara
  • 1 taza de harina de avena o de copos de avena
  • 1/2 taza o 1 taza de queso cottage o yogur griego
  • pizca de sal
  • pizca de levadura

Procedimiento:

Lo único que tenemos que hacer es mezclar todos los ingredientes en una batidora y meterlos en la gofrera, podéis ver la que utilizo yo aquí. No obstante, podéis encontrar parecidas en varias grandes superficies. 

Como veréis el sabor es totalmente neutro. Os recomiendo que añadáis a la mezcla vainilla y canela si preferis combinarla con elementos dulces como fresas o plátano. Si no, si preferis comer vuestros gofres salados tenéis mil combinaciones, como por ejemplo huevo, aguacate y sriracha; pavo natural con rúcula, etc. 

¡Y no tiene más! Espero que os haya gustado y que me comentéis cómo os quedan vuestros gofres😉. 

 

Dudas frecuentes sobre las gachas de avena

dudas sobre las gachas de avena

¡Aloha matriculeros! 

Hoy os traigo uno de esos posts útiles con mayúsculas. Una de las recetas que más intriga suscita y más dudas genera es el de las gachas de avena. Entiendo que hasta que estás algo metido en el mundo healthy el tema de la avena suena a alpiste para humanos y lo de preparar un plato con ella parece cosa de locos de gimnasio. Pero no, el hecho es que cuando uno deja los prejuicios a un lado, decide ponerse en modo healthy y se lanza al mundo de la avena se encuentra con el problema de CÓMO TOMARLA. Porque el asunto no es tan fácil: ni todos tenemos tiempo en el desayuno para preparar una tanda de tortitas, ni nos gusta que se nos peguen los granos de avena en la lengua y preferimos que la comida sepa a algo. Por todos estos motivos las gachas de avena son el plato perfecto para incluir la avena en tu dieta, sin complicaciones logísticas, sin necesidad de saber cocinar apenas y con un sabor más que decente. 

Tenéis varias recetas de gachas aquí, aquí y aquí. Porque hoy no vengo a dar recetas ni lecciones de cocina, sino que vengo a resolver todas las dudas que he recibido a lo largo de los años sobre las gachas de avena in the morning. Si tenéis más, ruego las dejéis en comentarios y os las iré respondiendo des-pa-cito.

Allá van:

1. ¿Puedo dejar las gachas preparadas para el día siguiente? Sí, puedes dejarlas listas la noche anterior y tomártelas directamente o puedes calentarlas en el microondas o en un cazo. Ten en cuenta que si las dejas remojando en leche, los copos absorberán bastante líquido y puede que no te quede apenas cuando lo vayas a tomar por la mañana. 

2. ¿Qué cantidad de avena puedo utilizar? La cantidad de avena depende de tus requerimientos diarios de carbohidratos y de tus necesidades. Una ración de avena es aproximadamente una taza completa. En mi caso por ejemplo, puedo incluir dos raciones de carbohidrato en el desayuno, lo que equivaldría a dos tazas de avena. No obstante, como suelo incluir fruta en las gachas, únicamente utilizo una ración de avena y la otra me la reservo para la fruta. 

3. ¿Se pueden cocinar en el microondas? Claro que sí. Puedes cocinarlas en un cazo o en un microondas. Lo único que tienes que hacer aprender cual es el tiempo idóneo para cocinar la avena en tu microondas. 

4. ¿Qué tipo de avena se puede usar? Mmmmm....copos de avena. No sé contestar mucho más allá. Como siempre, intentad que el cereal sea entero, ósea integral, para que nos aporte la máxima cantidad de fibra y propiedades. 

5. ¿Con qué se puede combinar las gachas? Las combinaciones son infinitas y te recomiendo que busques en internet recetas. No obstante, en mi caso me encanta combinar canela, plátano, nueces y coco rallado. 

6. ¿Me las puedo llevar en un tupper y calentar después? Claro. Puedes llevar el mejunje hecho y calentarlo en cualquier microondas. De nuevo ten en cuenta que si ya las has cocinado al principio en casa tendrás que añadir algo de líquido para que no se espese tanto. 

7. ¿Puedo comer gachas de avena todos los días? Claro que sí, mientras que no te aburras. 

8. ¿Puedo comer gachas de avena antes de entrenar? Son ideales si tienes bastante tiempo antes de entrenar, unas 2-3 horas. No obstante, no te las recomiendo para media hora o menos antes de un entreno. A pesar de ser carnohidrato, es de lenta absorción, lo que significa que te dosificará la energía y no te la dará de golpe, que es lo que necesitas si tienes poco tiempo antes de entrenar. 

9. La avena, ¿tiene proteína? Sí. Es uno de los carbohidratos con más proteína. Por cada 100g de avena, 12g son de proteína. 

10. ¿Puedo cenar gachas? Partiendo de la base de que puedes cenar lo que quieras, diría que las gachas son una opción interesante si hemos entrenado duro por la tarde/noche. Aunque, de nuevo, depende de cada cuál, habrá a gente (que no es mi caso) que le cuadre perfectamente incluirlos por la noche sin haber entrenado, pero eso es cuestión de preguntar a un nutricionista si tenemos dudas. 

Y hasta aquí la ronda de preguntas más frecuentes. Espero que os haya sido de utilidad y que, como siempre, cualquier duda extra que tengáis, sentíos cómodos de dejarla en los comentarios que os iré respondiendo. 

Si ya tomas gachas, anímate a compartir con el resto como las preparas tú.

Un abrazo enorme. Nos leemos prontito.  

 

Dos desayunos con huevo fáciles y rápidos

ideas de desayunos salados.

¡Aloha matriculeros!

En el post de hoy os comparto dos de mis desayunos más frecuentes, que, como podréis comprobar SIEMPRE incluyen una fuente de proteína e hidrato de carbono (y por norma general, de grasa también). Pero bueno, eso no quiere decir que vosotros tengáis que hacerlo sí o sí, ni que sea lo que mejor se ajuste a vosotros. En mi caso, me ayuda a empezar bien saciada el día y sobre todo, me hace sentir muy reina de las mañanas .

El desayuno constituye, sin ninguna duda, mi comida favorita. No sé por qué, pero simplemente es así. La comida me sabe mejor, el café me sienta divinamente y es un momento en el que soy yo en estado puro (pelos de loca y pijama arrugado incluido). 

Y como siempre digo por Instagram, yo soy mucho más de salado que de dulce y no iba a ser menos el desayuno. Por eso os propongo estos dos desayunos, fáciles, ricos y rápidos. 

tostada de huevo a la plancha y salmón

Tostada de huevo a la plancha y salmón

Tuesta en la tostadora o la sartén/plancha un par de rebanadas de pan (preferiblemente bien oscurito). En este caso he utilizado una mezcla de harina de centeno integral con trigo integral también. Después, he hecho el huevo a la plancha en la crepera, sin aceite, sal, ni na de na. Por último, he colocado un par de lonchas de salmón ahumado sobre otra rebanada de pan. Si quisiésemos añadir una ración de grasa podríamos añadirle un poco de aguacate a modo de mantequilla. Consejo: no le eches sal al huevo. Sé que al principio es difícil y que puede resultar algo soso comerse el huevo sin la típica sal encima de la yema, pero piensa que de por si la clara tiene ya sal, sumado a la sal del salmón ahumado (¡que es bastante) y a la sal del pan, tienes más que suficiente. Es una cuestión de acostumbrar al paladar a nuevos sabores. De verdad que al final no te lo pide el cuerpo para nada. Mi recomendación: muerde primero la yema del huevo y deja que se rompa sobre el salmón: #foodporn en estado puro. 

fundy o'clock casero

Fundy O'Clock casero

Si habéis venido alguna vez por Madrid, sabréis que está plagado de restaurantes de la cadena VIPS. Y aunque, si os soy sincera, no me declaro especialmente fan de la misma, es el típico recurso del madrileño después de un concierto o cuando se te ha hecho muy tarde para cenar. O bueno, simplemente cuando no se te ocurre ningún sitio a donde ir. Es algo así como la palabra "cosa". El caso, a pesar de no ser santo de mi devoción, tienen un sándwich que llevo comiendo desde que tengo uso de razón, su famoso: "Fundy O'Clock". El sándwich es bien sencillo y lleva varios tipos de quesos, una buena tortilla francesa, jamón york, pavo (creo) y un pan crujiente y calentito. Es una delicia, de verdad. Pero bueno, como os imagináis el pan está bien untado en mantequilla, la tortilla francesa hecha con un buen chorro de aceite y los embutidos de dudosa calidad. Pero como me gusta tanto, tengo mi versión particular en casa, bastante más ligera. En mi caso monto un sándwich en el que incluyo: 1-2 lonchas de pavo natural y un tranchete de queso light (que sí, tampoco es un alimento para tomar todos los días). Mientras se hace en la sandwichera, he batido un huevo y hecho un revuelto en la sartén. Lo he montado todo, ¡y listo!

¡Y no tiene más! ¡Contadme de qué maneras incluís vosotros el huevo en el desayuno!

Un besote!

Tostada con requesón y plátano

tosta desayuno saludable

Aloha matriculeros! 

Después de ponernos tan reflexivos en el último post, hoy venimos ligeritos pero con una propuesta rica rica de tostada. Que bien nos podría servir como desayuno o antes entrenar. 

Cómo podéis ver, la cosa no tiene mucha complicación y, por tanto, no voy a enrollarme mucho más. Os cuento los ingredientes, y todos a cocina. 

Ingredientes:

  • 1 rebanada de pan tostado
  • Suficiente requesón como para cubrir la tostada
  • 1/2 plátano en rodajas
  • 2-3 mitades de nueces
  • Opcional: sirope sin azúcar. Yo utilizo el de Joseph

Y no tiene mucho más el tema. Simplemente comérselo. 

Contadme por redes si os tomáis una a mi salud: ¡Instagram y Facebook 

Bizcocho de mango

mango receta dulce postre desayuno bizcocho sin azucar

¡Aloha matriculeros! Ante todo, millones de perdones por lo que hemos tardado en subir esta receta. Llevamos muchísimo tiempo con ella preparada, fotografiada y demás. Pero oye, basta que una receta se te trabe y no saques tiempo para redactarla de ningún sitio. Pero no pasa nada, ya está aquí. 

Lo cierto es que este bizcocho es una adaptación del bizcocho de albaricoque de la revista Elle Gourmet de primavera (que si no la tenéis, ¡id ya al kiosko!). Y sí, es una adaptación porque ni lo hicimos con albaricoque, ni lo preparamos en la versión full plomo con azúcar y demás. Se trata de una versión más o menos "healthyficada" de la receta original. Sabe muy mucho a mango, y si no os gusta el mango o la fruta con textura babosilla entonces igual no os gusta mucho...pero oye, todo es quitarle el pedazo de mango y dárselo a tu compi de dulces. 

En fin, que no me enrollo más y os dejo con la receta. 

Ingredientes

  • 200g de mango en cachitos pequeños
  • 200 gramos de harina de avena (o 100 de trigo y 100 de avena o 200 de trigo)
  • 230g de yogur natural
  • 150g de xilitol (o el edulcorante que uséis habitualmente)
  • 3 huevos
  • 120ml de aceite de oliva suave
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de medio limón
  • Opcional: puñado de nueces

Preparación

  • Precalentamos horno a 180º
  • Cortamos el mango en daditos pequeños
  • En un bol mezclamos el yogur, los huevos, el xilitol, la ralladura y el aceite
  • En otro bol la harina, la levadura y la sal (y nueces si habéis usad0). 
  • Después, incorporamos el bol de ingredientes secos en el otro...pasito a pasito, suave, suavecito. 
  • Lo metemos al horno y, si os soy sincera, no me acuerdo cuánto rato estuvo, pero diría que bastante. A los 20 minutos, id con un palito, pinchad y cuando salga limpio, sacádlo.
mango receta dulce postre desayuno bizcocho sin azucar
mango receta dulce postre desayuno bizcocho sin azucar

Y hasta aquí la receta. Espero que os guste, la probéis y me contéis. 

¿Nos leemos por redes? Tengo de to' un poco: ¡Instagram y Facebook son mis favoritas! 

Tortitas de calabacín ft. Ania (@recetasania)

recetasania tortitas calabacin sana

Hola por aquí!

Cuando a finales del mes pasado recibí un email de Ale, para preguntarme si quería compartir una receta mía en su blog, no pudo hacerme más ilusión participar! Así que aquí estoy; hoy me cuelo en el blog de las chicas de la matrícula roja para compartir una receta rápida, sencilla y nutritiva :)

Antes de seguir me presento:

Mi nombre es Ania, y desde hace unos años comparto por las redes sociales recetas saludables, ideas de comidas diarias y algunos productos saludables. Siempre me ha gustado la cocina y la mayoría del tiempo intento cocinar sano, así como aprender a comer de la mejor forma posible. Como es lógico, no siempre he acertado y he vivido mucho tiempo creyendo falsos mitos sobre alimentación, o teniendo ideas equivocadas, pero que poco a poco, y con buena información he ido descubriendo y a día de hoy aún sigo aprendiendo a como comer de la forma más natural y sana.

Empecé compartiendo mis recetas a través de mi Instagram @recetasania y al cabo de un tiempo me animé a abrir mi blog www.recetasania.com mediante el cual, creo que es mucho más sencillo encontrar y organizar las recetas. Hace poquito también empecé con mi canal de Youtube, y la verdad que está siendo toda una aventura de aprendizaje ¡Me encanta! Es todo un mundo por descubrir para mí. En cuanto mis comidas diarias, ideas y algunos productos saludables, suelo utilizar la opción de Stories de Instagram, que me resulta súper útil y rápida, aunque algo efímera :)

Como me gustar ir pensando en maneras diferentes de comer verduras o ideas de recetas para personas que quizás les cueste incluir las verduras en su alimentación diaria, pensé que sería buena idea aprovechar esta ocasión para una receta así. Por lo que abrí mi nevera, y pensé ¿Qué hacemos esta vez con lo poquito que tengo? Y salió esta receta de tortitas de calabacín, que es perfecta para obtener ese “extra” de verduras, casi sin darnos cuenta.

Necesitamos:

- 1 calabacín (unos 200 g)
- 1/3 de taza de leche (entera o vegetal)
- 1 huevo
-  ½ taza de harina de trigo integral
- Sal, pimienta negra, cayena, ajo en polvo…en fin; especias al gusto!
-  1 cucharada de queso rallado (opcional)
- Unas gotitas de aceite de oliva virgen

Primero, limpiamos y secamos el calabacín. Sin pelar, lo rallamos por la parte finita del rallador y lo ponemos en un colador para que vaya soltando el agua.

En un cuenco mediano, batimos un poco el huevo, añadimos la leche y las especias, y mezclamos, batiendo bien. Añadimos la harina y removemos hasta incorporarla del todo para que no queden grumos. Si vamos a optar por ponerle queso, ahora es el momento de añadírselo.

Volvemos a nuestro calabacín rallado; escurrimos bien el agua del calabacín, apretando con las manos o envolviéndolo en un paño y estrujando bien. Lo añadimos a la masa anterior y removemos.

En una sartén, echamos un poco de aceite en spray o unas gotitas de aceite, y con un pincel o papel lo esparcimos. Cuanto esté bien caliente, ponemos una cucharada de masa, la esparcimos un poco y cocinamos a fuego medio- alto hasta que estén doradas por ambos lados. Dependiendo del tamaño de la sartén podremos hacer varias a la vez. A mí, en total salieron 10 tortitas.

En mi caso, las he acompañado de más verduras crudas, que me encantan, pero también se podría acompañar de huevo a la plancha, queso fresco o escalivada ¡Riquísimas!

recetasania tortitas calabacin

Galletas de mantequilla de cacahuete (sin horno)

galletas sin horno

It's cookie time matriculeros! ¿Cómo estáis hoy? Espero que fenomenal, yo al ritmo de Izal, que sus canciones me ponen de buen humor y me llenan de energía. Y, ¿qué me decís del tiempo que nos está haciendo por la capital? Que uno no sabe ya qué esperar cuando sale de casa. 

Pero bueno, a lo que estamos. Hoy os traemos una receta que no necesita maña alguna, es más, cuánto más bestia, mejor. Nos podemos manchar las manos, podemos hacer formas locas y encima, nadie va a salir herido porque no hay horno alguno involucrado en el proceso. Eso sí, nos tiene que gustar muy mucho el cacahuete y la mantequilla de cacahuete. 

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla de cacahuete
  • 1 taza de hojuelas de avena (o de un mix de granola sin azúcar)
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1/2 taza de cacahuetes machacados
  • 1/2 taza de edulcorante (o un poco al gusto, ya sabéis que esto es un poco a gustos)
  • 1 puñado de chips de choco
  • 2 scoops de proteína de vainilla (opcional)
  • 1 puñado de semillas de girasol (opcional)

Preparación

Lo único que tenemos que hacer es mezclar (y ensuciarnos las manos) todos los ingredientes en un mismo bol. Después, sobre papel vegetal hacemos las formas de las galletas y al congelador hasta que estén duras. Las sacamos un rato antes de consumir y cuando estén algo más blandas ya las podemos comer. Si nos sobran, las guardamos en el congelador y listo. 

¿Engordan estas galletas? ¿Puedo comerlas si estoy bajando de peso?

Nada engorda...pero a la vez todo engorda. Estas galletas están hechas con ingredientes saludables, pero no quita que sean densas desde el punto de vista calórico, por este motivo, tenemos que saber qué cantidad nos corresponde y en qué momento es más inteligente incluirlas. Así que, no te preocupes, puedes comerlas y seguir perdiendo peso, siempre y cuando tomes la cantidad adecuada. Mucho mejor una galleta de estas que cualquiera industrial que encuentres en el supermercado envasada. Ahora bien, como te digo, tampoco hay que atiborrarse. Los frutos secos (principal ingrediente de esta receta) son muy calóricos y debemos tener esto presente, aunque insisto, se trata de alimentos saludables y que, si no hay nada que lo contraindique, podemos incluirlos en nuestra dieta. 

Espero que os gusten estas galletas y que disfrutéis con cada bocado. 

galletas sin horno sanas
galletas sin horno

Tortitas de naranja y jengibre

tortitas

¡Que levante la mano el matriculero que ha pasado ya por uno o dos resfriados este invierno! Pues por eso, y porque aquello que dicen de que el desayuno es la comida más importante del día, traemos unas tortitas cargadas de Vitamina C #porunmundosinresfriados!

Ingredientes:

  • taza de harina de avena/copos de avena (depende de la textura que os guste)
  • 1 cucharada de levadura
  • 1/4 naranja + ralladura de naranja
  • 2 cucharadas de linaza molida (opcional)
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de jengibre
  • Stevia, edulcorante – depende muchísimo de lo dulce que estén las naranjas. Si conseguís atinar en la frutería con unas naranjas dulces genial, si no, probad cómo de dulces están y añadid el edulcorante en función de eso. 

Procedimiento: 

Lo único que tenemos que hacer es batir bien todos los ingredientes (¡super importante la ralladura de naranja) y después en una máquina de tortitas, crepera (como la nuestra que es amor - es ésta-) o en una sartén antiadherente ir cocinándolas. En cuanto empiecen a tener agujeritos puedes darle la vuelta, y ya después, dependiendo de si te gustan más bien poco hechas o muchos, déjalas más o menos tiempo. 

Acompañar de un buen café con leche, y una mañana fría y soleada de domingo. 

Muffins de coco y frambuesa

¡Aloha matriculeros! Y en especial, aloha matriculeros enamorados. Hoy os traemos una receta que nos pega mucho para san Valentín, por aquello del color rojo y demás cursilerías. Aunque si os soy sincera, ahora mismo estoy completamente viciada a 'American Horror Stories' con lo cual asocio el color rojo bastante más a sangre y macabrerías que al amor, pero bueno que estamos a punto de San Valentinear y tenemos que ponernos un pelín románticos. 

La receta, la verdad no es como para que nos levantemos el martes 14 antes de ir a currar y nos líemos la manta a la cabeza en la cocina para desayunar esto. No, mejor nos quedamos abrazaditos a la persona que tanto queremos y ya, si eso, el domingo celebramos con estos muffins. Son muy sencillitos de preparar y la textura es una delicia. Eso sí, advierto de que si no te gusta el coco o la frambuesa, quizás ésta no es tu receta. Puedes probar nuestro bizcocho de fresa y chía que es bastante más neutro de sabor, pero está igualmente delicioso. 

Ingredientes:

  • 150g de harina de avena
  • 1 cucharada de levadura
  • 4-5 cucharadas de xilitol (o el edulcorante que prefieras)
  • 1 huevo 
  • Una tarrina de yogur griego (desnatado, opcional) o media tarrina y un buen chorro de leche de almendras. Si no tenéis yogur griego, podéis utilizar 125-150ml de leche y listo. 
  • 3 cucharadas de aceite de coco*. Nosotras hemos utilizado el que nos mandaron desde foodspring y que podéis conseguir aquí (utilizando el cupón descuento lamatricularojaFSG tendréis un 15% de descuento). 
  • 4 puñados de coco rallado
  • 2 puñados de frambuesas
  • 1 pizca de sal

Preparación

En un bol grande mezclamos los ingredientes secos y en otro los líquidos. Poco a poco incluimos los líquidos en el bol de sólidos y vamos mezclando poco a poco. Añadimos las frambuesas. Cuando ya tengamos todo bien mezclado vertemos la masa en, más o menos, seis moldes de magdalena y al horno durante 20-30 minutos a 200º. Si queremos que se quede doradito por arriba, podemos pintar los muffins con un poco de clara de huevo.

¡Y listo! Servir con un buen café y una gran dosis de amor y empalagosismo. 

muffin frambuesa
foodspring coconut oil review
muffin frambuesa
muffin frambuesa

Disclaimer: Todos los productos y utensilios que aparecen en la receta los hemos comprado nosotras a excepción de aquellos marcados con un asterisco (*). Dichos productos han sido mandados por la empresa en cuestión para que podamos probarlos y utilizarlos en caso de que nos gusten. No hay pago alguno por la redacción y publicación del post; en caso de ser así, siempre irá indicado como 'post patrocinado'. 

Muffins fáciles con CINCO ingredientes

muffins faciles

Hay días que uno tiene la vena repostera bien hinchada, pero luego hay días que no. Días en los que no te has pasado por el súper y tienes poco más que un par de plátanos maduros y el bote gigantesco de mantequilla de cacahuete en la despensa. En fin, días que, eso, no quieres complicarte mucho la vida. Pero te apetece algo dulce. Un bocadito pequeño. 

Pues para esos días, te traemos esta receta. Mete todos los ingredientes en la batidora o procesador y se acabó.

Ingredientes:

  • 2 plátanos maduros
  • 2 huevos
  • 1 taza de mantequilla de cacahuete (mira este post para saber cuánto es una taza)
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 chorrito de vainilla
  • Opcional: 4 gotas de Stevia

Lo único que tenemos que hacer es mezclar bien todos estos ingredientes y meterlo durante 10 minutos (más o menos) al horno a 200º. Y lo tenemos mozuelos. LO TENEMOS. 

Espero ver muchas fotos de vuestros muffins rulando por ahí con el hashtag #recetasLMR! Ya sabéis que estamos en InstagramFacebook o Youtube

¡Un besote enorme!

muffins sanos faciles
magdalenas sanas

Crêpe de avena ft @amlledo

crepes sanos

Hallooo

¡Os saluda Lledó! Me he colado otra vez por aquí para compartir con vosotros una receta que hice, para variar, a modo de experimento pero que salió redonda. Encontraréis la foto en mi Instagram (@amlledo) y veréis que no tiene ninguuuna dificultad . Se trata de un desayuno algo “diferente” y ¡vegano!

Creo que no lo he comentado antes pero…me encanta desayunar. Aún recuerdo cuando madrugaba para ir a clase y era incapaz de ingerir nada. Me pasaba media mañana en ayunas y más tarde me entraban ataques de hambre que me llevaban directa a la cafetería. Comía cualquier cosa, desde snacks de bolsa hasta bollería de dudosa calidad y sin ningún aporte nutricional. Eso sí, los fines de semana no me saltaba mis desayunos a base de cereales azucarados, magdalenas o galletas. Y esa es una parte de la historia de mi vida que, por suerte, dejé atrás.

La transición hasta ahora no ha sido fácil. Es un proceso largo que implica esfuerzo, sacrificio, fuerza de voluntad, empeño y ganas, entre otras muchas cosas. Deshacerse de un hábito que te ha acompañado toda la vida lleva tiempo pero se consigue con pequeños, a veces insignificantes, cambios. En este sentido, Emma y Ale hacen un gran trabajo promoviendo hábitos saludables y motivándonos (a mi incluida) a llevar una vida más sana y activa.

La cuestión es que ahora no me pierdo el desayuno por nada del mundo. De hecho, ¡es mi comida favorita del día! Por eso hoy os doy una idea de un desayuno, sencillo y versátil, a ver si os animo a salir de los básicos.

INGREDIENTES: 

  • 100gr de leche de soja (valdría cualquier otro tipo de leche vegetal o animal)

  • 30gr de harina de avena integral

  • Especias al gusto (pimienta, nuez moscada, orégano, cayena, etc.)

Batimos todos los ingredientes con una batidora de mano hasta que no queden grumos y dejamos reposar mientras se calienta la sartén al fuego con unas gotitas de aceite*. Cuando tengamos la sartén caliente, volcamosla mezcla y dejamos cocinar el crepe por un lado hasta que le salgan burbujitas (eso significa que ya está cocido y que le podemos dar la vuelta). Con ayuda de una espátula de cocina, le damos la vuelta al crepe con mucho cuidado y lo dejamos hacerse por el otro lado. En unos pocos minutos ya estará listo para servir y rellenar con lo que más os apetezca.

Yo le puse aguacate, champiñones y queso, pero el relleno podéis prepararlo a vuestro gusto con atún, tomate, pavo, jamón, hummus, lechugas, maíz, etc. También se puede convertir en un desayuno dulce si le añadís como especia canela molida y rellenáis el crepe con fruta. Como veis, el ingrediente secreto es la imaginación.

*TIP: La clave de esta receta está en la sartén. Ha de ser antiadherente y estar en buenas condiciones para que no se pegue el crepe y podamos darle la vuelta sin problemas. También es importante que esté bien engrasada con aceite y que esté muy caliente cuando vertemos la mezcla.

Espero que os animéis a probarlo o, al menos, a ir introduciendo poco a poco desayunos variados, completos y saludables como este. ¡Nos vemos pronto por aquí matriculer@s! 

amlledo crepes saludables
amlledo crepes

Parfait de mango, avena, anacardos y chia

parfait mango avena anacardos chia

Aloha! Hoy os traemos una receta de estas demasiado sencillas y de hacer en un momento que, si tenemos todos los ingredientes en casa, nos hacen un desayuno completísimo y rápido. 

Necesitamos:

  • 1/3 bote de yogur desnatado (o no) bastante líquido (a mi me gusta el de Pastoret)
  • 1/3 taza de copos de avena
  • 1 puñado de anacardos crudos
  • 1/4 (o un poco más) de mango
  • 1 puñado de semillas de chia. 

Simplemente lo metemos todo en un vasito, bol, mezclamos bien y a disfrutar! Si está todo muy espeso, con añadirle un poco de vuestra leche favorita  bastaría. A mi me gusta añadirle también un poco de sirope 0% de Joseph (que lo compro en Taste of America)...pero vamos, para nada hace falta. 

¡Y listo!

Un besote fuerte!

parfait mango anacardos chia avena

Cupcakes de garbanzos, banana y coco, con crema de anacardos ft @caruchoix

Cupcakes de garbanzos, banana y coco, con crema de anacardos

¡Hola desde Argentina! Mi nombre es Carolina (@caruchoix) y siempre me gustó cocinar. En mi casa, muchas veces cocinaba para toda mi familia (somos 5) así que me acostumbré a preparar comidas abundantes y generosas para que nadie se quedara con hambre. Cuando me mudé sola hace 3 años y pico, me di cuenta que al cocinar para mi misma, podía jugar un poco más con los sabores y preparaciones ya que no tenía que responder a ningún gusto más que el mío. Entre aciertos y desaciertos y siempre muchas investigaciones, descubrí que los ingredientes son lo más importante en la preparación de un plato. No sólo quería comer rico, sino que quería también comer bien y volver a encontrar el sentido a alimentarme: nutrirme. Encontré entonces una gran variedad de alimentos que ya conocía y muchos que no, y descubrí miles de propiedades que no estaba teniendo en cuenta; el orden de ingerirlos, cómo combinarlos e incluso como resaltar sus valores a través de la cocción / no cocción.

Y en todo este proceso, descubrí la clave que está a la vista de todos y que al mismo todos por alguna razón nunca parecemos razonar: el desayuno.

En Argentina (mejor dicho Buenos Aires, no puedo hablar mucho por el resto), la costumbre es levantarse y correr: correr al trabajo, correr a los compromisos, en fin: siempre correr. ¿El desayuno? ¿Para qué? Me levanto con sueño y el estómago cerrado, muy temprano porque tengo una hora y media de viaje hasta el trabajo. No llego a tiempo a tener ni siquiera ganas de desayunar, así que con suerte una taza de café y algo para picar y salir. Me pasaba a mi y a todas las personas que conocia. ¿El resultado? Mucha falta de energía y hambre generalizada hasta el almuerzo. Hacía el desayuno en cuotas y mal, nunca a conciencia y por lo general emparchado por harinas y azúcares. 

Hace aproximadamente un año empecé a escuchar y realmente escuchar a esa frase que reza: el desayuno es la comida más importante del día. Y descubrí que sí.

Incorporé fibras, proteína, vitaminas, semillas, lácteos y carbohidratos.  Es increíble ver como podemos combinar todo esto en una sola comida. ¡Y lo divertido y delicioso que és! Mi calidad de vida mejoró muchísimo: ya no sentía hambre todo el tiempo, ya había comido algo delicioso temprano y no sentía esa necesidad de consumir algo de antojo, entreno al mediodía y de a poco voy superando metas que jamás habría pensado. Tengo 31 años y de golpe me di cuenta que tengo un sólo cuerpo y que me tiene que durar mucho tiempo, así que solo depende de mí y de como lo trate. Con este compromiso conmigo misma, antes de irme a dormir todos los días pienso en lo que voy a desayunar y mentalmente me invento alguna receta a ver si funciona o no. Y siempre quiero probar cosas nuevas y cosas que jamás me habría esperado. ¿Garbanzos en el desayuno? ¿Y por qué no? 

 

Les dejo esta receta que me sorprendió muchísimo a mi misma, y que publiqué hace un tiempo en mi instagram.

Cupcakes de garbanzos, banana y coco, con crema de cajú.

Para los muffins:

- 1 lata y media de garbanzos 

- 50gr de coco rallado

- 1 banana grande

- 1 cdita de polvo para hornear

- 1 chorrito de esencia de vainilla

- 6 sobrecitos de edulcorante

- 1/3 taza azúcar mascabo

- 1/2 taza (o un poco mas si hace falta) de harina de arroz

- Pasas de uva (opcional)

- 1/4 de taza de aceite

Crema de cajú (anacardos)

- Cajú 100gr

- Casancrem(Philadelphia) light 1cda (no muy colmada) -

- Aceite de coco 1cdita

- 2 sobrecitos de edulcorante

Primero procesé los garbanzos con un poco de agua y el aceite, y ahí mismo en la procesadora le fui agregando las cosas de a poco (menos las pasas de uva).

Quedó una masa con una textura similar a la de las tortas de caja, pero un poco más espesa (si queda muy líquida sumar harina de arroz). Pasar a los moldes de muffin y dejar aproximadamente 30 mins en el horno a fuego medio. Ir chequeando con el cuchillo hasta que salga seco.

Procesar el cajú con la crema e ir agregando las cosas hasta que quede una pasta tipo crema (tardará 5 mins aprox). Dejar descansar en la heladera y decorar. 

Cupcakes de garbanzos, banana y coco, con crema de anacardos

Bizcocho de zanahoria y coco

bizcocho de zanahoria y coco

Aloha matriculeros

Esto de que haya llegado el frío me tiene mucho más inspirada y motivada. De verdad, yo soy de las que trabaja bien a bajas temperaturas. El caso es que el otro día tenía antojo de dulce y me apetecía hornear algo para desayunar al día siguiente y llevar las sobras al gimnasio. ¿No os pasa que muchas veces os gusta cocinar sólo para que se lo coman otros? No sé, igual soy yo la rara. 

Así que, miré lo que había por casa y salió este bizcocho. Y poco más, os dejo con la receta. Espero que la hagáis y me contéis qué tal. 

Ingredientes

  • 1 taza y media de harina de avena neutra
  • 1/4 taza de edulcorante 1
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 3 cucharadas de coco rallado
  • 1 zanahoria grande pelada y rallada
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche de almendra
  • Chips de chocolate al gusto

Preparación

  • Mezclar ingredientes secos por un lado y sólidos por otra, menos la zanahoria y los chips de chocolate. Incorporar sólidos a líquidos y batir. Yo que soy una vaga lo hago con la batidora. Cuando esté todo batido echamos la zanahoria rallada (finita) y los chips de chocolate y horneamos. Yo lo puse a 120º durante 25-30 minutos...pero a ojo y comprobando cada cierto tiempo.

¡Y listo! A disfrutar! 

bizcocho de zanahoria y coco

Gachas chocolateadas y mantequilla de cacahuete

gachas chocolate mantequilal cachuete

Aloha matriculeros!

POR FIN hace frío. Y voy yo y os traigo una receta fría...muy apropiada Ale, di que sí. Pero bueno, el caso es que quería traeros una variación de las gachas porque, aunque yo soy la primera que repite el mismo plato una y otra vez, no está de más ir probando cosas nuevas. 

El caso que, bueno, aprovechando que ya hemos vuelto a las rutinas del corre corre y demás, me parece una buena idea compartir este desayuno que dejamos hecho la noche anterior y nos olvidamos el lunes por la mañana de tener que preparar ná. 

Además, Alonga nos envió hace unas semanas un par de tarros de su mantequilla de cacahuete (o como dicen ellos "Peanut BETTER")  y han reactivado mi amor por la peanut butter. El sabor es muy muy intenso y tiene sus grumitos y textura, no es completamente lisa como la de otras marcas...pero tampoco es el pastiche que nos venden en el super. Únicamente tiene cacahuete, así que fenomenal. 

Bueno, allá va la receta. 

Ingredientes

  • 1/3 taza de copos avena
  • 1/3 taza de leche de almendra sin azúcar
  • 1 plátano maduro machacado
  • 2 sobrecitos de edulcorante (opcional)
  • 1 cucharada de cacao desgrasado en polvo
  • Chips de chocolate
  • Cacahuetes molidos (o no)
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete

Procedimiento

Únicamente tenemos que incluir todos los ingredientes, dejar que repose y listo. Si te lo vas a tomar a la mañana siguiente, es muy posible que esté espesote...pero no te preocupes, un chorrito de leche y listo. 

Y listoooooo. Nos vemos en el próximo post. Muchas gracias a Alonga y a Ruth por ponerse en contacto con nosotras y tener el detalle :). Un besote fuerte!

gachas chocolate mantequilla cacahuete

Cookie Dough ft @tlacualli

masa de galletas

¡Holaaa! Hoy no os habla ninguna de las matriculeras. Lo hace una gran, pero que muy gran, seguidora suya, Ainhoa (@tlacualli). Soy una chica a la que le encanta cocinar (y comer más aún!) y que ha  tenido el gustazo de que estás dos súper hermanas le invitarán a escribir una recetilla por aquí. Muuuucha ilusión me hizo que me lo propusieran! CONFESSION TIME: Cuando decidí empezar a comer mejor y me metí en este mundillo de la healthy life su Instagram fue de los primeros que seguí y que me motivaban a seguir cuidándome. Les estoy muuuy agradecida!

Cuando me propusieron hacer esto empecé a darle vueltas a qué receta escribir. Lo primero que descarté fueron los gofres, imposible hacer una receta mejor que la que hay en este blog. Los bizcochos, mug cakes y pancakes están requetevistos. Así que echando un vistacillo a mi IG me encontré con las fotos del cookie dough que me suelo hacer para desayunar y vi claro que esa era la receta.

Quizá algunos no sepáis que es, aquí no es muy popular pero en Estados Unidos es algo que puedes encontrar en cualquier sitio. Un cookie dough original es básicamente la masa de las galletas con tropezones de chocolate típicas americanas, pero antes de darles forma y cocinarlas. Vamos una masa de galletas cruda. ¿Quién no ha estado preparando unas galletas, ha probado la masa para ver si necesitaba algún ingrediente más y cuando se ha ido a dar cuenta tenía masa para hacer solo un par de galletillas? ¡Decidme que no soy la única por favor!

El problema de esta receta es, que aunque esté tremendamente buena, muy a mi pesar, precisamente sana no es. Solo con decir que los ingredientes principales son el azúcar y la mantequilla, la cosa ya echa para atrás. Pero! Siempre hay un pero… Hay maneras de hacerla de una manera muy sanota, con la que se consigue una textura muy parecida y el sabor es increíble.

La clave está en el ingrediente principal. ADVERTENCIA: No os asustéis cuando leáis cual es. Sé que quizá no os va a parecer muy apetecible o penséis que se va a notar el sabor, pero os prometo que no es así para nada. Prepararos… Lo voy a decir… El ingrediente principal son garbanzos cocidos!!! Sí sí, habéis leído bien. Las legumbres son la base de esta receta.

Pero no, no sabe para nada a garbanzos. De hecho estoy segura que si alguien os da a probar sin deciros con qué está hecho ninguno sabríais que los lleva. Por eso está receta es genial para aquellos que no os gusta el sabor de las legumbres, así podréis comerlas y beneficiaros de todos sus nutrientes (son altas en proteínas, carbohidratos, minerales, vitamina D…) sin suponeros ningún esfuerzo. Además al ser un alimento tan alto en proteínas esta receta es ideal para vegetarianos como yo o para aquellos que quieran aumentar su consumo de proteína de origen vegetal.

Bueno ya viene siendo hora de dejaros con la receta. Solo deciros que si queréis ver alguna de las recetas que suelo hacer las encontraréis en mi IG @tlacualli. Por allí veréis muchos desayunos y algún que otro plato vegetariano para comer. Todo sano pero muuuuy rico! Palabrita!

Ingredientes:

  • 200 gramos de garbanzos cocidos (enjuagados y escurridos en el caso que sean de tarro)
  • 70 gramos de dátiles sin hueso, mejor si son medjool porque son más dulces
  • 1 scoop de proteína sabor vainilla (es totalmente prescindible)
  • ½ cucharadita de levadura
  • 80 ml de leche de almendras o la que prefiráis
  • 10 gramos de chips de chocolate sin azúcares añadidos

*Los ingredientes de arriba son los ingredientes base pero podéis añadir otros según os apetezcan. Por ejemplo añadir cacao o mantequilla de cacahuete. Además, podéis variar la legumbre, yo suelo utilizar también alubias blancas o negras.

Para hacerla solo necesitamos poner todos los ingredientes menos la leche y los chips de chocolate en un procesador de alimentos. Una vez los tenemos, batimos hasta que se haya creado una masa espesa y todos los ingredientes estén bien triturados. Ahora vamos a añadir la leche. Yo os aconsejo ir echándola poco a poco: echáis un pelín, batís y miráis la textura. Id repitiendo estos pasos hasta que quede una textura que os guste. Y ya está! Ya solo queda servir, echar los chips de chocolate y disfrutarlo muuuucho!!!

Espero que os guste tanto como a mí y gracias matriculeras por la oportunidad! Hasta pronto!

masa de galletas