Pollo al limón y patatas especiadas al horno

pollo limon aleoli sano
patatas gajo sanas horno vips deluxe bajo en calorias

¡Aloha matriculeros! ¿Cómo estáis hoy? Espero que estéis disfrutando del domingo tan soleada y caluroso que hace. Yo os confieso que en un ratito saldré a comer a Lamucca y ya estoy fantaseando con las tostas de sardinas que me voy a pedir😍. Pero bueno, eso es otro tema. 

Hoy quiero compartir con vosotros una receta que preparamos semanalmente en casa y que me encanta: pollo al limón. Os voy a proponer también un acompañamiento saludable y sabroso que recorta un buen número de calorías a su versión frita: patatas especiadas al horno. Si a este menú, le añadimos una ensalada de lechugas frescas con tomatitos añadiremos un buen aporte de fibra a la comida que nos mantendrá saciados hasta la próxima comida. 

Ingredientes

  • 1 pollo entero cortado en partes chiquititas. Yo siempre compro pollo ecológico.
  • 3 limones
  • 1 chorrito de vino (opcional)
  • 4 patatas (con o sin piel)
  • Especias varias: ajo ahumado, pimienta, pimentón dulce, orégano y sal

Preparación

En una fuente apta para horno metemos el pollo. Pelamos los limones y retiramos todo lo que podamos la parte blanca del limón (así evitaremos el toque raruno de limón quemado). Lo cortamos en rodajas y lo mezclamos con el pollo. Añadimos el chorrito de vino y sal al gusto. Con el horno previamente precalentado y a 150 grados, horneamos el pollo durante dos horas y media. Si tienes prisa, dale caña al calor. 

Por otro lado, en una fuente colocamos las patatas cortadas en tiras y las especiamos. Echamos un pssst de aceite que empape bien las patatas y mezclamos. Si tenéis tiempo dejadlas reposando para que cojan sabor y después las cocinamos a 200 grados (más o menos) durante media hora en el horno. 

Es importante a mitad de cocción dar la vuelta al pollo y a las patatas. Así conseguimos que se hagan bien por ambos lados y no se nos queme una parte. 

 

Hamburguesas de pollo y curry con verduras

hamburguesa de pollo y verduras adelgazar aleoli

¡Aloha a todos! Esta semana traemos la receta semanal con un par de días de retraso, ¡ustedes me perdonen! Pero merece la pena, porque la receta que os propongo hoy nos salva la vida en cualquier momento de las semanas de corre-corre. Ideal para cenar, para el tupper o para descongelar y olvidarnos de cocinar. ¡Hoy aprendemos a preparar hamburguesas de pollo con verduras! Además he de decir que ni siquiera he pringado la cocina cortando verduras, he utilizado la bolsa de verduras al vapor de Florette con la combinación de brócoli, zanahoria y puerro. 

Ingredientes:

  • 500 gramos de carne picada de pollo
  • 1/2 bolsa de Florette verduras al vapor
  • 1 huevo (opcional)
  • Curry y pimienta

Preparación:

Con una tijera cortamos pequeñitas las verduras y las mezclamos con la carne picada, un huevo, curry y pimienta al gusto. Hacemos la forma de las hamburguesas. Os recomiendo hacerlas finitas porque si no quedará muy seco y mazacote. Colocamos las hamburguesas en una bandeja de horno y horneamos durante unos 20 minutos a 200º. Es recomendable darle una vuelta a la hamburguesa cuando veáis que ya está tostadita por un lado. 

¡Y no tiene más! Estas hamburguesas las podemos acompañar con unos daditos de batata y patata al horno y una buena ensalada de canónigos o espinacas. 

hamburguesa de pollo y verduras adelgazar aleoli

Sin duda, estas hamburguesas son un básico de mi preparación semanal. Fáciles, transportables, sabrosas y saludables. ¿Cuál es vuestra comida básica cada semana?

Pollo en olla lenta

pollo crock pot como preparar pollo en olla lenta

Aloha matriculeros. Todavía no os he hablado de la crockpot u "olla de cocción lenta", como prefiráis llamarlo. Y prometo que en algún post, cuando me apetezca ponerme más técnica os contaré las maravillas e inconvenientes de este apartado. 

Pero bueno, para ir adelantando el meollo de la cuestión, únicamente quiero decir que en mi experiencia durante estos meses bastante ajetreados, diré que es una MARAVILLA de aparato si sois algo flojos con el tema de la cocina, no tenéis mucho tiempo para cocinar y os gustan los platos que saben a toda la vida. De verdad, lo hablábamos Emma y yo el otro día: desde que tenemos la crockpot, no ha habido noche que no tengamos cena. Atrás quedaron esos días de "puf, voy a tirar de lata de atún". Pero bueno, en otro post nos metemos más en el tema. 

De momento, para los que os iniciáis con este tipo de aparato, os dejo nuestra receta semanal de pollo, porque es tan de risa y está tan rica que es pecado no compartirla. 

Ingredientes:

  • 4-5 traseros de pollo (depende de la capacidad de vuestra olla, claro). O la parte del pollo que prefiráis. 
  • Orégano y pimienta
  • 3-4 patatas cortadas en daditos

Preparación: la cuestión no tiene más complicación que meter el pollo en la olla, echar bien de orégano, pimienta y las patatas. Poner la crockpot a fuego bajo durante 5-6 horas. Sin nada de líquido, el solito va a soltar un montón de jugo y tenéis pollo para días.

pollo crockpot

Y se acabó. No tiene más. Espero que os haya gustado y que me contéis todos los crockpotters/ olleros calientes cómo preparáis vosotros el pollo. Un besote fuerte.

Receta berenjenas rellenas ligeras

receta berenjenas rellenas ligeras

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • 200-300g de carne picada de pollo/ternera/cerdo
  • Caldo de alcachofa o verdura/carne/pollo
  • 3 zanahorias
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla/puerro
  • 1/2 lata de tomate natural triturado

Preparación

Cortamos las berenjenas a lo largo, les damos unos cortes superficiales de ancho y largo, echamos un pst de aceite y un poco de sal. Al horno precalentado a 180-200ª durante 30-45 minutos, depende de lo grande que sean las berenjenas🍆 . Mientras se hacen las berenjenas en el honro, cortamos verdura finita (pimiento rojo, un par de zanahorias, una cebolla/puerro y un par de ajitos). Cocinamos todo en una sartén con un poco de aceite y vamos añadiendo poquito a poco caldo (para evitar que se cueza mucho). Yo he usado el de alcachofa de Aneto porque tiene un toque muy curioso que me encanta como combina en platos calientes de este tipo🍲

Cuando esté cocinada la verdura echamos aproximadamente 100-150g por cabeza de carne picada de lo que queráis. Yo he utilizado 200g en este caso. Dejamos que se haga durante 5-10 minutos. 


Sacamos las berenjenas del horno, dejamos que se templen y sacamos la carne de la berenjena. Tenemos que dejar una capa para que no se rompan al rellenar. 
Mezclamos las verduras, carne con una lata pequeña de tomate natural triturado y la carne de la berenjena. Calentamos y rellenamos las berenjenas. Cubrimos con un poco de queso y al horno a gratinar!🔥

berenjenas rellenas ligeras receta

Cogollos de lechuga rellenos

cogillos saludables

¡Aloha matriculeros! Menudo descontrol de semana. De estas que da igual lo muy planificado que estés, organizado y demás cosasquetenemosquehacer, que no sale. No, no. Pero bueno, oye, que todo sea eso, ¿no? La verdad que combinar los trabajillos, el curso de marketing que estoy haciendo, las mil actividades a las que me apunto y la vida social está siendo bastante retador...pero bueno, como dice el dicho, saña con gusto no pica. 

Pero bueno, me niego a dejar que pase una semana y no tengáis ni post ni video. Por ahí no paso. Así que hoy os propongo esta receta facilísima y muy apañada para una cena ligera o un entrante muy resultón. Hoy os propongo unos cogollitos rellenos: unos de pollo y otros de atún...así hay para todos los gustos. 

Cogollitos de pollo

Ingredientes

  • 1 cogollo pequeño
  • 1 filete de pollo
  • 2 cucharadas de yogur griego
  • 1 cucharadita de mostaza
  • Puñadito de cebolla roja

Facílisimo. Lo primero es limpiar requetebien el cogollo, secarlo y abrirlo como cuenquitos. Después, cocinamos el pollo bien de especias (a mi me encanta con chili). Después, en un bol, mezclamos el pollo cortado en trocitos, con el yogur, la mostaza y la cebolla. Y lo colocamos encima de la lechuga. Fin. 

Atún

ngredientes

  • 1 cogollo pequeña
  • 1 lata de atún natural
  • Eneldo
  • Puñadito de cebolla roja

Hacemos lo mismo que en el paso anterior. Lo único es que no tenemos que cocinar nada. 

Como veis, esto no tiene ni media complicación. Lo más "difícil" o coñazo es que a veces, después de limpiar la lechuga, no la secamos bien...pero si os cercioráis de que todo esté bien seco, no vais a tener ni medio problema. 

Y me voy requetepitando a entrenar. Quedo a la espera de vuestras fotos por las redes.

Un besote ENORME. 

Pollo con tomate asado

pollo tomate y queso adelgazar

¡Aloha matriculeros!

Hoy os traemos una receta de esas salvavidas y de esas que vienen fenomenal cuando tienes lo justo y necesario en la nevera: un par de filetes de pollo y un tomate marginado. No tiene NADA. ya veréis. 

Ingredientes:

  • 2 filetetes de pollo/pavo
  • 2 rodajas de tomate 
  • Puñado de queso para derretir (opcional)
  • Especias: orégano y pimienta 

Preparación:

Con el horno precalentado y bien caliente metemos los filetes con una rodaja de tomate encima y el queso. Si queremos también podemos añadirle queso antes de la rodaja de tomate. Lo metemos al horno hasta que el pollo esté hecho y el tomate bien blandito. 

Y listo. Veis que no hace falta liarse mucho para cocinar sano y rico. 

¡Pasad buen lunes matriculeros!

 

Fajita bowl

carne picada guacamole

¡Aloha matriculeros!

¿Sabéis cuando vais a un mexicano rápido que tienes la opción de un burrito bowl? Es decir, que puedes pedir el relleno de un burrito pero sin la tortilla que lo envuelve, simplemente todo en un bol. Pues lo mismo hice yo un día de poca inspiración y pocos ingredientes en casa, pero versión fajita. Y es que esto es lo que, cuando como fajitas, suelo incluir. 

Ingredientes:

  • 1/2 Pimiento rojo picado
  • 1 Tomate picado
  • 1/2 Cebolla picada
  • 2 huevitos de codorniz
  • 120 Carne picada 
  • 1 cucharada aguacate

Lo único que tenemos que hacer es incluir todos los ingredientes en un mismo bol, mezclar y disfrutar. Esta receta es #tupperfriendly. La única modificación que haría yo es sustituir los huevitos de codorniz por un huevo completo revuelto...así al recalentarlo estará más bueno. 

¡Bon appetit!

 

Pollo con pimientos

Aloha matriculeros!

Os presento una de esas recetas que cocinamos en casa cada semana, sí, CADA SEMANA. Es una más de la familia, vaya. Y es que ya sabéis que por casa comemos MUCHO pollo...y la verdad, es que llega un momento en el que servidores acaban hasta el moño del típico pollo a la plancha, por mucha especie que lleve. 

El caso es que se trata de una receta perfecta, puesto que se hace sola, da muchísimo sabor al pollo y nos hace la laboriosa tarea de comer verduras un pelín más fácil. Es ideal de preparar con niños puesto que el nivel de complicación es prácticamente nulo y podéis poner a los enanos ahí a colocar pimientos por toda la fuente. 

Ingredientes (para 4):

  • 4 traseros de pollo
  • 2-3 pimientos rojos grandes
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 lata (pequeña) de tomate natural triturado

Preparación:

Cortamos los pimientos en cuadrados perfectamente imperfectos. En una fuente grande de horno metemos todos el pollo, colocamos tooodos los pimientos, vertemos el contenido de la lata de tomate por toda la bandeja y el chorrito de vino blanco también. Lo metemos todo al horno durante unas dos horas a 200º. 

Y por último nos lo comemos con mucha gana. Combina perfectamente con un buen arroz integral, un poco de quinoa o con unas patatas "fritas" estilo healthy. 

Y esto es todo por hoy. Un besote enorme.

Find us! InstagramFacebook o Youtube

Brochetas de pollo y tomate con pere-pesto

brochetas de pollo

Una de esas cenas fáciles. En las que no tienes que pensar ni un poco y que están DE LI CIO SAS. Para preparar estas brochetas lo único que necesitamos son: 

  • Pedazos de pollo/pavo (en cuadrados)
  • Tomates cherry
  • Perejil
  • Parmesano

Lo único que hay que hacer es dejar el pollo marinando (lo cual significa meter en una bolsa de zip con el aliño y dejar que repose para que coja bien sabor) con el pere-pesto. El pere-pesto es la versión del pesto pero con perejil. Para hacerlo simplemente hay que mezclar perejil, ajo, aceite y un poco de parmesano. Dejamos que el pollo se pringue bien (de 20 minutos a un día entero) y lo pasamos por la sartén. No hace falta echar aceite porque ya lo hemos incluido antes. Montamos la brocheta como en la foto y lo metemos un ratin al horno hasta que se asen los tomates. Otra forma más rápida es hacer los tomates a la sartén..pero a mi me gusta más hecho al horno.

Y dicho esto, nos vemos en el próximo post! Un besote

Pollo en salsa agridulce de lima con verduritas ft. @maalcaldec_vidasana

pollo en salsa agridulce

Heeeeello! Soy María Alcalde de @maalcaldec_vidasana, en primer lugar mil gracias a Alejandra por ofrecerme este huequito en Lamatrícula, ellas ya saben que me ofrezco a ser la “presi” del su club de fan, y ahora lo sabéis vosotros también. 

                                                                                                                                                             Traigo una receta muy muy sencillita, pero os comento; actualmente vivo fuera y en una casa en la que no puedo recrearme en la cocina tanto como me gustaría, puesto que no es la mía ni dispongo de todo lo que yo solía utilizar, pero dentro de las circunstancias intento disfrutar en la medida de lo posible de la cocina, intentando siempre hacerlo en la versión más “healthy” que se me ocurre.

Aquí os traigo este plato de pollo en salsa agridulce de lima con verduritas, que acompañé con una ensalada de kalé. Como os describiré a continuación es muy sencillo de cocinar, pero a mí personalmente me encanta el pollo en todas sus versiones,  y es que me niego a renunciar a un plato rico por “contar calorías”, si algo he aprendido de todo un proceso de bajar peso, es que cometemos muchos errores, pero con ellos son con lo que más aprendemos.

Los ingredientes que utilicé fueron:

  •  Un muslo de pollo, que puede ser sustituido por pechuga, alita… o incluso otra carne como el pavo o el conejo.
  •  Media cebolla.
  •  Un par de dientes de ajo.
  •  Una zanahoria.
  • Champiñones.
  • Espárragos trigueros.
  • Una lima.
  • Hierbas aromáticas.
  • Stevia.
  • Pimienta.
  • Sal.
  • AOVE.

En primer lugar preparé el zumo de lima, tres pastillas de Stevia machacadas y medio vaso de agua en un recipiente. Tras haber lavado y troceado el muslo, bien salpimentado, lo dejé en el recipiente junto a la mezcla anterior para que tomara sabor.

malacadec

El siguiente paso es simplemente pelar y trocear las verduras de manera que podamos cocinarlas a fuego lento con unas gotitas de aceite de oliva.

 

maalcadec

Yo primero pongo los dientes de ajo y la cebolla, cuando esta última empieza a quedar pochada añado el resto de verduras junto a un tercio de vaso de agua, para evitar abusar del aceite y poder cocinarlas a fuego lento. Tras unos minutos, añado el pollo junto con la mezcla de zumo de lima, Stevia y agua (previamente homogénea). Lo dejo a fuego lento y lo voy moviendo hasta que el pollo queda doradito y la salsa se ha reducido.

Es una receta que no lleva más de 30-45 minutos en preparar y a mí me encanta. Para terminar bien el plato me preparé una ensalada bien simple de kalé, tomate, remolacha y aguacate.

Espero que os animéis a probarla y me contéis cómo os ha pareció.

¡A por el día!

polloagridulce

Salteado de pollo, quinoa y anacardos

Cilantro, anacardos, pollo y quinoa. Para mi, la combinación perfecta.

Una de las cosas que más echo de menos de mi intercambio en Estados Unidos es comer comida asiática cada dos por tres. Por aquellos lares la mayoría de mis amigos eran asiáticos y no había finde que no hubiese un fried rice o un kun pao chicken. El sabor dulzón o picante y especiado de los platos es tan característico (hablo de la versión americanizada de los platos asiáticos, ojo) que lo tengo clavaito. Lo cierto es que desde que volví a Madrid, más allá del sushi, no suelo tomar comida asiática. Sé que hay restaurantes maravillosos y espectaculares pero por norma general es una comida con mucho azúcar y no sé, cada vez que toca cheatmeal me apetece más una hamburguesa o un buen sándwich. Pero el caso es que me eeeencanta. 

De ahí la receta que os traigo, aunque la quinoa no sea lo más asiático del mundo. Bueno, ni lo más, lo nada. Pero funciona, trae ese saborcillo.

Ingredientes: 

  • 1/2 pechuga (o lo que os apetezca) de pollo 
  • 2 cucharadas de quinoa ya hecha
  • Verduras varias (pimiento verde, champiñones y cebolleta elegí yo)
  • 4-5 anacardos
  • Salsa de soja baja en sal
  • Maple syrup sin azúcar o dos sobrecitos de edulcorante. 
  • Clavo, cilantro y pimienta negra. 

En un wok (si es posible), con el aceite muy caliente, hacemos las verduras y echamos las especias. Ojo, ojito con el clavo que es muy fuerte, echad solo un poco. Después cocinamos el pollo y vamos echando chorritos de salsa de soja y el edulcorante. Vamos dejando que se haga todo a fuego medio. Al poco echamos unas hojas de cilantro, los anacardos y dejamos que repose todo. Mezclamos la quinoa en el wok ajustamos un poco la pimienta y poco más. 

¡Y a comeeeeeeeeer!

Un besote very very big matriculeros :)

Pimiento reventón: pimiento relleno de quinoa y pollo

Quinoa, quinoa y más quinoa. Nos pedís recetas con quinoa por todos lados. Y la matrícula escucha, la matricula responde. He aquí una receta full de nutrientes, fácil y súper rica. ¡A reventar!


Veamos qué necesitamos:

  • 2 pimientas grandecitos
  • 2-3 filetes de pollo/pavo
  • 1 taza de quinoa 
  • queso feta (cantidad a gusto)
  • albahaca fresca (o no)

Procedimiento:

Por un lado, encendemos el horno y ponemos la quinoa a hacer en una olla. En este post os explicamos cómo cocinamos nosotras la quinoa.

Por otro lado, cortamos los pimientos por la parte del rabito y desechamos ese cacho. Hacemos como un cuenquito, vaya. Vaciamos el pimiento y lo metemos al horno caliente. El pimiento es un tío duro y tarda un rato en hacerse, así que, aunque fácil, esta receta necesita algo de tiempo.

Cuando el pimiento esté ya más blandito, cocinamos el pollo a la plancha en una sartén y echamos la quinoa, la albahaca y el queso feta. Lo mezclamos bien en la sartén y rellenamos los pimientos. Lo metemos un plin en el horno para que todo se junte y mezcle bien y...¡LISTO!

Veis, era fácil. Os lo dije.

Pollo con salsa de aguacate

Hola hola hoooooola!

Os escribo desde la biblioteca. Yuhu, templo de fiesta y alegría. En realidad no se está tan mal, es un lugar excelente para socializar y hacerte el interesante. Y estudiar también, sí, sí...estudiar también. O escribir un post. También para eso es fantástica. Ahora en serio, os voy a contar un truco para rendir más, seguro que no se os había ocurrido nunca: guardad el móvil. Igual que cuando adelgazamos nos fijamos un peso a corto plazo que queremos bajar, con el móvil nos ponemos un tiempo de cero móvil y nada de darle al Instagram o al Whatsapp. De verdad, funciona. Nunca lo había imaginado. He tardado la mitad de tiempo en hacer lo que tenía programado para la mañana, y claro, no voy a empezar algo que voy a dejar a medias...así que mejor os escribo y desconecto un poco.

El caso, que ya era hora de una recetita salada... que tanto dulce y tanto favorito están muy bien, pero al final lo que comemos cada día son platos de pollo, pescado, ensaladas, etc. Y aunque los dulces son muy vistosos, golosos y deliciosos lo suyo es aprender a juguetear con lo que más comemos para no cansarnos.

El otro día en Instagram subimos esta receta y fue un exitazo. Y normal...normal porque está espectacular y es tan fácil que hasta mi amigo Guzmán se va a animar a prepararlo ;). Creo que el pollo es uno de los alimentos que más consumimos, y a veces es un poco difícil pensar más allá de la plancha o el limón y de los guisantes para acompañar. Pero se puede...todo es cuestión de darle unas vueltas al coco, tener un buen fondo de especias y una buscar una salsa que le vaya bien.

¿Qué necesitamos?

Para el pollo:

  • Pollo en filetes (la cantidad dependerá de cuántos os vayáis a reunir a la mesa, lógicamente)
  • Mix de especias (1 cda de: ajo en polvo, cebolla en polvo, paprika, tomillo, orégano, perejil y cayena)
  • Bolsa de zip

Para la salsa (para acompañar 6-7filetes):

  • 1/2 yogur griego de base (un poco a ojo). Si no tenéis griego también funciona bien el queso quark.
  • 1/2 aguacate
  • Jugo de 1/2 limón
  • Pimienta negra y ajo en polvo
  • Sal

En un bolecito mezclamos todas las especias y después en una bolsa de zip incluimos el mix y el pollo y agiiiiittamos sin miedo y con gracia. Lo dejamos un ratito mientras que hacemos la salsa para que coja bien el sabor.

En una picadora (¡oh, mítica picadora) metemos todos los ingredientes de la salsa y lo machacamos hasta que esté todo bien mezcladito.

DSC_0444.JPG

Y ya tenemos la salsa hecha. En una sartén esparcimos un poco de aceite, dejamos que se caliente bien bien y hacemos los filetes. Unos minutitos por cada lado y listo. No os preocupéis si parece que el pollo se está carbonizando, es que las especias cogen color en menos de lo que tardo en comerme una onza de chocolate. Y no tiene más.

 

Esta receta es fácil, ¿eh? No me digáis que no. Yo creo que es perfecta para animar un poco al pobre pollo de los lunes por la noche y si queremos invitar a alguien a comer a casa y no somos muy cocinillas con esto parece que hasta hemos pasado por Masterchef. Tuturú. Bueno, ya nos contaréis si os animáis a prepararla. Y como siempre os digo...FOOOOOTO.

En fin, me callo ya que me tengo que ir.

Un besurrio muy fuerte

Teeny-tiny tacos

¡Bueeenos martes mozos! Que sepáis que a mi también me gustaría actualizar todos los días, pero it is impossible. Por lo menos hasta que acabemos la dichosa universidad. Pero bueno, con que tengáis un par de posts por semana nos damos por satisfechas.

El caso, the case, hoy os vamos a contar cómo hacer estos mini tacos, que son súper fáciles y súper rápidos…y como son pequeñitos, si los hacéis para amigos o familiares os aseguro que vais a recibir un "ohhhhh, qué monos". Y están ricos, of course. Además, vamos a volver a nuestros años de preescolar para hacer una poquita de manualidades, ya veréis ya.

So, necesitamos (6 unidades):

  • 100-150g de pollo cocido o a la plancha
  • Mediacuate (vamos, medio aguacate)
  • 2-3 tortitas de fajita (depende del tamaño)
  • 3-4 tranchetes/ queso que más te guste derretido
  • TIIIIIIJERAS

 

Lo primero que hay que hacer es coger la fajita y la tijera, ponernos manitas y cortar dos o tres círculos algo ovalados. Los restos que queden de fajita los podemos meter al horno para que se hagan tipo chip. O, se pueden triturar y meter dentro del relleno de los tacos.

Cortamos el aguacate en daditos y después colocamos. Primero el cachito de tranchete (con un par de tiras es suficiente), el aguacate y el pollo. Lo cerramos, colocamos en una bandeja de horno (preferiblemente con una hojita de horno para luego limpiar menos) y dejamos que se haga hasta que veamos que está todo doradito.

¡Y ya está! Más no tiene que no tiene más. La salsa es salsa agria ligera y se hace tal que así: sólo hay que mezclar queso cottage con vinagre de toda la vida y liiiiisto.

Bueno, pues ya tenéis receta para probetear y contarnos qué tal por todas las redes sociales habidas y por haber.

Un abraaaazo súper fuerte :)

Chili soup

Aloooooo! Long time no see. I know. Nosotras os hemos echado de menos también. Pero el fin de semana pasado tocó trabajar enterito y no hubo manera humana de sacar tiempo para escribir posts. Bueno, yo entre semana intenté sacar un par de fotos a esta misma receta que os traemos hoy pero sin éxito. No es lo mio. Pero en fin, no pasa nada, here we are. To the rescue

Bueno, bueno, rescate el que hay que pedir a los bomberos después de tomar esta sopa. Yo sólo os digo que preparaos para que arrrrrrdan esas gargantas. Bueno, bueno, la verdad es que es modificable y podemos "despicantarlo" si no somos muy fans del picante. Aunque pierde un poco la gracia, qué os voy a decir. 

El caso, en mi año de intercambio en los EH EH UH UH tomaba esta sopa día sí, día también. Mi favorita era la que servían en una cafetería chiquitita que se llamaba Elijah's, por si acaso os dejáis caer por Elmhurst alguna vez. En fin, la cuestión es que allí la tomaba muchísimo y aquí nunca. Pero nunca, nunca. Así que, con lo cocinitas que estamos últimamente decidí que ya era hora de aprender a cocinar esta delicia en cuenco. Hay mil y una formas de hacerla, así que cada cual a su gusto, pero a mi me parece que esta receta es muy facilita y rápida. Se puede congelar y almacenar hasta el fin de los tiempos. WIN. 

So, ¿qué necesitamos? (7-8 porciones)

  • 300 gramos de carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 lata grande de tomate natural triturado (800g)
  • 1 lata de frijoles/alubias
  • 1 cucharadita de chile (al gusto). Si no te gusta el picante, fuera el chile. 
  • 1 cucharadita (o un poquito menos) de pimentón de la vera
  • 1 cucharadita de comino

Lo único que hay que hacer es poner el tomate, la cebolla y las especias al fuego durante 5-7 minutos y después echar la carne picada y los frijoles. Calentamos bien y ¡LISTO!

Roll de pavo

Aloooooooha. Bueno, bueno, llevamos aproximadamente una hora intentando que Emma me enseñe a hacer el pino tocando la pared y vamos a dejarlo en que me duele muy mucho muchísimo la cocorota. Así que, a saber cómo sale el post. 

Volviendo a la cocina y volviendo a nuestros platos, el otro día saqué en Instagram unos rollitos de pavo que, francamente, triunfaron como Angeline Jolie y Brad Pitt. Así que –leer co n voz dramática– rápidamente, ese mismo finde, cámara en mano e ingredientes en mesa, preparamos las fotos del post. Vale, ya podemos dejar el drama a un lado. 

El caso, es un apaño perfecto para hacer en un periquete, no necesitas andar sacando sartenes y es perfecto para meter en el tupper y llevar a la oficina/universidad/parque de al lado.

Pues, vamos a ello. ¿Qué necesitamos?

  • 2 lonchas de pavo natural. Nosotras le pedimos a nuestro adorable charchutero (¡hola Jorge!) que las cortase un pelín más gorditas que el habitual "pónmelo muy finito, que se rompa". 
  • Queso de cabra freso (que no rulo). Sustituible por cualquier queso fresco que queráis (Burgos, bajo en sal, 0%...)
  • Aguacate. Un poco al gusto pero con la mitad de medio da de sobras
  • Pavo picado
  • Espinacas (o el verde que más gracia te haga)
  • Queso de untar light (o no) o guacamole. 

Vamos con la capa 1. Extendemos la loncha en una tabla y le untamos una capita de queso de untar o de guacamole. O de las dos. En esa misma capa echamos el verdecico. Colocamos la segunda locha de pavo encima y colocamos todos los ingredientes (previamente cortados en daditos). Y enrollamos. Con energía y un poquito de fuerza...que quede todo bien compacto.

Con mimo y cuidado partimos el rollito por la mitad y servimos.

DSC_0056.JPG

Y así de simple. No tiene mucho más. Está súper súper rico y es tan fácil que creo que con un poco de práctica y teniendo cuidadito con el cuchillo podemos hacerlo con los ojos cerrados.

Y eso es todo por hoy. Vamos a cocinar la cena corre que te corre porque se ha hecho tardísimo.

Si os animáis a preparar el roll de pavo compartidlo con nosotras por Instagram o por cualquier sitio, que así, además de darnos una alegría, preparamos collages guays con vuestros platos :).

Bueno, que me callo. ¡Nos leemos durante el finde!

¡Un abrazo fuerte fuerte!

Tostas para quedar como un rey: Solomillo con cebolla

Hello! Good night! Bueno, bueno...primer día en mucho tiempo que no escribo a las mil. En realidad debería estar haciendo algo relacionado con la universidad, véase TFG o traducir cosas para mis prácticas...pero bueno, hoy es una de esas tardes en las que el tiempo se ha ido sabe Dios a donde...y para empezar a hacer algo y dejarlo a medias, mejor escribo un post y todos quedamos felices y contentos. Además, vais a ver que lo de hoy es rapidito. De esos posts de...¿y esto no es demasiado tontuno como para hacer un post? Pero bueno, después de la longitud del post de Crossfit, también viene bien algo así, ¿no? Equilibrio people, equilibrio. 

Y como podéis comprobar en la cabecera tan molona que se ha currado Emma, hoy os vamos a contar en poco menos que nada, cómo preparamos en casa el solomillo. En realidad, no es solomillo solomillo...es otra parte más barata y parecida de sabor y consistencia, pero...hmmm, no me acuerdo del nombre. El caso, que aunque digamos "solomillo" esta preparación se puede hacer igual con un filete de ternera que tengamos por ahí y así no nos tenemos que dejar un par de riñones en el intento.

Os repito, es SÚPER simple. El pan es completamente omitible (aunque ya no será una tosta), eso ya depende de cada uno.
Para prepararlo sólo necesitamos (para 4):

  • 4 medallones de ternera
  • 2 cebollas blancas cortadas en lonchas
  • Ajo a ojo (¡uy, qué mono suena eso!)
  • Pan anchote para poder hacer una tosta. Este en concreto lo compramos en la Feria BioCultura y era de...¿espelta y pipas de calabaza? Creo. Pero...no estoy segura. El caso, el que más os guste. 
  • Opcional: también podemos echar un poquito de mostaza o ponerle un medallón de queso de rulo de cabra, si te gusta y no andas controlando calorías. Y si andas controlando pero te apetece mucho, pues pon menos cantidad y saboréalo con mucha gana y entusiasmo.

Cortamos el pan un poco más grande que el tamaño del medallón de solomillo y lo metemos al horno a unos 100º para que no se nos queme pero se vaya quedando crujiente. Si le echamos un pstt de aceite ya ni te cuento lo rico que se queda.

Lo más "complicado" que tiene esta receta es la cebolla. Pero vamos, que no. Únicamente hay que pochar muy mucho la cebolla hasta que parezca que está caramelizada. ¿Cómo? Echando un psst de aceite (o caldo) en la sartén y tener un poco de paciencia. De vez en cuando le damos un voltio a la cebolla con la cuchara para que no se pegue y cuando esté doradita la sacamos.

Y ya por último, cocinamos a la plancha el solomillo con su ajito y una pizca de aceite, montamos la tosta, la metemos entera un segundito en la sartén y ¡LISTO! Vamos, que no tiene nada. No es ningún plato ultranovedoso ni original, pero que ahí queda, un friendly reminder de que lo simple suele funcionar muy pero que muy bien.

 

Y así de bonito queda todo. Yo lo veo un plato hiper apañao para recibir a los invitados: es EXTREMADAMENTE fácil de hacer y queda sofisticadete.

Ah, ah...para todos los que nos preguntáis, los platos son de Zara Home. Son blancos y con forma cuadrada. No fallan. Creo que a partir de ahora os pondremos al final de los posts de dónde son los platos/manteles que utilizamos en el post, que a muchos os pica la curiosidad! :)

Y eso es todo por hoy...yo me voy ya pitando a clase de Body Balance. ¡Qué ganasssss! Después del día que llevo hoy neeeecesito esa clase. OMMMMMMMMM.


Hastaaaaa NADA!! :)

¡¡Ah!! ¡¡OYEE!! Ya que has llegado hasta aquí, pásate por el Instagram (@lamatricularoja), el Facebook y si te ves con ánimo...el twitter!(:

 

 

Florecillas de pavo

Hello people of da internet!! ¿Qué tal? Son casi casi las doce de un día muy laargo. Pero un día TOP. Y como ha sido un día tan bueno, tenía que escribir un post (aunque lo vamos a publicar mañana). Que parece que no, pero el ánimo con el que uno se pone a parrafar es importante, eh? Que a veces da un poco de vértigo plantarse aquí con un fondo blanco y tres mil fotos de harinas y chocolates.

Pero en fin, que como os digo, ¿sabéis esos días en el que parece que el mundo confabula para que te salga mal? Pues hoy ha sido tooooodo lo contrario, ha sido redondo. Así que, ea, 'amo a aprovecharlo.

Pues hoy seguimos con el delantal puesto, pero por poco, que traemos una de esas recetas que se hacen en menos de lo que acelera un Ferrari. Y es que las florezuelas de pavo que os presento a continuación nacieron de un momento de PROFUNDO aburrimiento en clase y de tener poco, menos y nada en la nevera. Total que llegué a casa, lo hice, lo subí a Instagram y se ve que os gustó. Así que, yo muy gustosamente lo comparto y todos a disfrutar.

¿Quéééééé necesitamos pues? (para 4 florecillas)

  • Champiñones lavados (o de lata)- Si no te gustan los champiñones utiliza cualquier otra verdura que te caiga mejor. 
  • Pavo en lonchas (o jamón)
  • Tomate natural triturado
  • Queso light de gratinar (de este en tiritas vaya)
  • 1-2 tranchetes light
  • Philadelphia light (opcional)

En un molde para magdalenas ( o uno que tengáis que tenga una forma parecida), colocamos una loncha de pavo. Ponemos un poco de queso philadelphia en medio para que la florecilla sea un poco menos delicada.

Cruzamos otra loncha de pavo (la forma es algo así como una X). Ponemos una poquita de tomatoe... Y colocamos un cuadradito de tranchete en cada flor... A la plancha cocinamos un poco los champiñones. Mega consejo del día: escúrrelos bien y asegúrate de que no queda mucho líquido, que los jodioooos champiñones parece que viven debajo del agua porque madre mía la de líquido que sueltan. Pues eso, ojito.

Echamos ese rrrrrrrrico queso que se va a quedar derretidico perdio en el horno...y al horno a potencia máxima.

Y...TADA! Así quedan. Cuando en el horno veas que el queso ya está derretido y las puntas tostaditas...¡ya está listo para comer! (: No me digáis que no son más de los resultonas y tentadoras, juju.

Ensalada de ternera aliñada con vinagreta de vino tinto

¿Qué tal están en el día de hoy? Esta entrada es importante. Como todas en verdad. Que noooo, que es broma...que no somos tan flipadas hombre. Tú lee la receta y luego ya te enteras qué pasa.

Hoy os vamos a enseñar una receta nueva. Una ensaladita...que ya hace mucho desde la de pera y nueces. El caso es que la semana pasada colgamos en nuestro Facebook una foto de esta ensalada y parece que os gustó. Así que...llegó la hora de desvelaros el secreto.