Batido de choco y PB

batido de chocolate y mantequilla cacahuete

¿Chocolate y mantequilla de cacahuete? I'm in! No sé vosotros, pero a mi con el calor que hace lo que más me apetece es, sin duda, beber cosas frescas. Se me quitan hasta las ganas de masticar. Pero bueno, ademas de eso, como ya sabéis si nos seguís por las redes habitualmente, después de entrenar, suelo tomar batido de proteínas. Esto es un tema que sé que interesa, que sé que causa dudas y por ello lo hablaremos pronto en un post y en un vídeo...pero un pelín de paciencia que quiero trabajarlo bien. Pero el caso es ese, este batido lleva proteína en polvo. ¿Os excluye esto de poder hacerlo si no tomáis suplementación? Rotundo NO. Podéis conseguir el mismo sabor (o parecido) con cacao en polvo y edulcorante. 

Ingredientes

  • 200 ml de leche de almendra sin azúcar 
  • 3-4 cubitos de hielo
  • 1 scoop (30g) de proteína de chocolate
  • 1 cucharadita de mantequilla de cacahuete sin azúcar
  • Cacao en polvo y chocolate 70% sin azúcar añadido (para decorar)
  • Opcional: una cucharadita de almendra molida para dar textura

Procedimiento: 

  • Mezclar todo en una batidora y...enjoy :)

Como veis...no tiene demasiado misterio y está riquísimo. Un besote y...batido arriba! 

batido de chocolate y mantequilla cacahuete
batido de chocolate y mantequilla cacahuete

Batido del bosque

batido frutos rojos

Hello hello!

He de confesar que los frutos del bosque no son santo de mi devoción…a excepción de las moras, esas me las como a puñados. Vamos, me gustan pero tampoco me encantan. Pero qué pasa, que estas frutillas tan chiquititas y monas son una gran fuente de antioxidantes y, en su justa medida, no está de más incluirla en nuestra dieta. Y como siempre, los batidos hacen la vida mucho más fácil: resulta mucho más sencillo consumir el alimento y como que se hace muy amena la cosa. 

Por eso, hoy os proponemos este batido de frutos del bosque súper rico sin lactosa ni na de na. Queda espesito y cremoso. IDEAL. 

Ingredientes: 

  • 1 taza y media de fresas
  • 1 taza de arándanos
  • 1 taza de frambuesas
  • Jugo de 1 limón 
  • 1 taza de hielo
  • Opcional: stevia

Y c’est tout! Esperamos que os guste mucho y que lo probéis este verano. 

¡Un besote forte!

Batido cappuccino

M.A.T.R.I.C.U.L.E.R.O.S (léase con tonito de animadoras!)! ¿Cómo estáis? Ya veis que nosotras MUY a tope. Llevamos un par de semanas que no fallamos, eh? Y que siga así, di que sí. Después del tocho post de ayer, hoy toca uno rapidito. Absolutamente inspirado en un batido de la maravillosa Sascha Fitness llega este batido, ideal para después de entrenar, para este calor, para merendar y para los amantes del chocolate y el café. Es ideal si no queremos tomar hidratos (por aquello de que normalmente nosotras le pones avena al batido) y buscamos proteína a tope de poggggguer.

 ¿Qué necesitamos pues?

  • 1 taza de leche de almendra sin azúcar 
  • 1 sobrecito de café en polvo (con o sin cafeína)
  • 1/2 cucharada de cacao desagrasado sin azúcar añadido
  • 1 cucharada de proteína sabor chocolate blanco o vainilla (si no usamos/tenemos proteína podemos echar extracto de vainilla)
  • Canela al gusto
  • 1-2 cucharaditas de edulcorante
  • Hielo
  • Opcional: 1/1 cucharadita de coco rallado

En una batidora metemos todos los ingredientes, full potencia y LISTO! Muy recomendable es dejar que se enfríe bien la nevera, meterle hielitos de más y esperar un ratito para tomarlo para que todos los sabores sepan como sólo ellos saben. Y cuando nos lo vayamos a tomar, mezclar bien bien. Os digo que echarle el coco queda incredibol. Pero...INCREDIBOL.

Y hasta aquí puedo escribir porque me voy a Crossfitear un poco...y además hoy se apunta Emma. Yuhuuuuuuuuuuu. Amono' a sudar!

Un besoteeeee enorme!

Pumpkin spice smoothie

Hello, hello! Hoy sí que va a ser un post súper rápido porque tengo literalmente nada de tiempo para comer, ordenar un par de cosas y volver al mercado que tenemos este fin de semana con el Tipi! El caso, entre los posts más leídos y buscados suelen estar siempre los batidos. La verdad es que parece un poco absurdo hacer todo un post para algo que se puede resumir en una sola frase: echa estos ingredientes en una batidora y bate. Pero bueno, ya sabéis cómo hacemos las cosas por aquí: mucha foto y bien de texto, que queda todo más mono. Ue.

El caso, el batido de hoy se lo fiché un día a Sascha Fitness por Snapchat y me encantó. Así que, all credits go para ella. Es un batido que sabe muchísismo a la bebida Pumpkin Spice típica de los meses más otoñales (la cual os enseñamos a hacer en este post) y a mi, como buena amante de la canela que soy...ME ENCANTA.

El batido lo hacemos con proteína y lo suelo tomar después de entrenar. Entiendo que hay mogollón de vosotros que no utilizáis proteína y que os suena todo esto un poco a chino. Yo hasta hace nada tampoco la había utilizado nunca, pero no os preocupéis que no hace falta para nada y podéis conseguir el mismo sabor utilizando vainilla o extracto de vainilla.

So, ¿qué necesitamos?

  • 1 taza de leche de almendra (o lo que uséis)
  • 1/2 taza de calabaza al horno o cocida (queda mucho más sabrosa al horno). Lo ideal es dejarla ya hecha para tenerla siempre a mano y disponible para un buen baaaatido.
  • 1 cucharada de proteína de vainilla
  • Canela (mucha al gusto)
  • Hielo

***Las cantidades las doy en tazas o cups. Haremos un post más en profundidad sobre el tema porque todo lo que son cantidades y medidas nos trae a todos más locos que una fresa sin pepitas. Pero de momento, en esta web podéis encontrar las equivalencias en gramos y demás.

Y no tiene mucho más. Meterlo a la batidora y disfrutarlo.

Otoño Love: Pumpkin Spice Latte

Alo, hello, how are you today? Lo sé, lo sé...esta vez os hemos abandonado un poquito demasiado. Es que de verdad, la universidad me trae por la calle de la amargura. Si no tienen cosas que mandar, se las inventan. Si fuese por mi, actualizábamos cada día, pero como no nos dan más las horas en el día pueeees, this is what it is.

Son las once y media de un día largo no, larguísimo...y si os soy sincera, no me siento de lo más inspirada. Hay días en los que me pongo a pensar en lo que voy a escribir y no me sale nada, pero nada de nada. También es verdad que no siempre los posts de cocina dan para ser hipermegagraciosas, pero bueno...no sé. En fin, incertidumbres y dudas que me surgen. Pero bueno, ya está bien de aburriros con mis pensamientos en blog alta.

¿Qué os vamos a contar hoy? Pues nada más y nada menos que CÓMO hacer la bebida de otoño por excelencia desde que existe Starbucks (o igual ya existía antes de que empezase Starbucks): PUMPKIN SPICE LATTE. La primera vez que fui a Starbucks cuando vivía en USA y vi que hablaban de echarle a un café no se qué de calabaza casi me caigo pa'tras. Si os soy sincera no me llamaba NADA de NADA la atención...hasta que lo probé. OH HEAVEN. En realidad la del Starbucks no lleva calabaza, pero la nuestra SÍ. Se trata de una bebida calentita con mucho aroma del tipo canela, nuez moscada...y de verdad, que está de vicio. Para hacerla nosotras nos hemos inspirado en varias recetas que hemos visto por ahí...así que es un batiburrillo interesante.

Después de volver a Spainland como que me olvidé del tema hasta este año: entre que bajo más al Starbucks y lo del Pumpkin Spice Latte (PSL) está POR TODOS LADOS, que tengo la vena de Halloween subida y que el blog nos motiva a explorar nuevos horizontes pues....COMBO EXPLOSIVO. He decidido que de este año no pasa lo de aprender a hacer un Pumpkin Spice Latte (versión ligera, es decir, sin nata, azúcar, etc - pero feel free de añadirle todo lo que quieras).

Sin más dilación os voy a contar cómo preparar esta bebida tan incredibol...

Lo primero que necesitamos hacer es preparar el mix de Pumpkin Spice. Se puede comprar hecho, pero yo en España no he encontrado ningún sitio donde comprarlo (por favor si alguien sabe dónde que nos avise). En teoría falta algún ingrediente para que sea 100% Pumpkin Spice pero bueno...da el pego. Si os aficionais, podéis dejar preparado un botecito entero del mix y así os saltáis este paso cada vez que queráis preparar el PSL. Bueno, necesitamos:

  • 1 cucharada de canela
  • 2 cucharaditas de jengibre
  • 1/2 cucharadita de clavo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada 

Lo metemos todo en un recipiente con tapa y agitamos bien para que se mezcle todo. Nosotras hemos cogido un bote de canela antiguo, lo hemos limpiado y ahí hemos agitado bien las especias. 

Ahora ya sí que vamos con los ingredientes propiamente dichos:
 

  • 2 cucharadas Puré/compota de calabaza (simplemente cocer en agua hasta que quede pastoso)
  • Aroma de vainilla
  • Pimienta negra
  • Leche
  • Café
  • Edulcorante
  • Pumpkin spice (lo que acabamos de hacer)

Calentamos 2 cucharadas de la compota de calabaza y echamos las especias. Damos vueltas hasta que se caliente bien. Echamos una o dos cucharaditas de edulcorante/azúcar (o al gusto) y removemos bien rapidito.  Luego Echamos dos tazas de leche, una o dos cucharaditas de vainilla y removemos.

Cuando ya tengas una mezcla homogénea puedes hacer dos cosas:
a) batirlo todo muy bien y seguramente volver a calentar
b) pasarlo todo por un colador finito para que se queden los pedacitos de calabaza en el colador, lógicamente.

Y por último, mezclamos el shot de café con la delicia que acabamos de crear.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a probarlo? Esperamos que así sea porque, aunque es un poco laborioso, está riquísimo. Mientras dejéis el mix de especias hecho y un tarro de compota de calabaza todo va bien y se puede hacer rápido. Y si no, probad a hacerlo cuando venga alguien por casa que seguuuuro que le sorprendeis.

Ya sabéis, si os animáis a hacerlo mandad fotos o contádnoslo por Facebook o Instagram (@lamatricularoja) o mismamente en los  comentarios. Desde nuestro humilde sofá....UN MILLÓN DE GRACIAS por estar ahí, leernos y ser tan alegra-días.

Nos vemos en nada con más calabaza. Muaaaa :)

Batido de melocotón

Buenos días luunes luneros!

Último post de la trilogía de desayunos...y sí, llega con un poquito de retraso. ¿Pero quéééé (el otro día en clase de traducción audiovisual aprendí que si queremos extender una vocal y lleva tilde, hay que poner tilde a TODO...pa'que lo sepáis) más da? Si estamos en el país de los 'tardo cinco minutitos' :).

En fin, y como esta entrada era continuación de la serie de desayunos, seguimos con el plan Arguiñano. Promesa de explorador, pronto más posts de deporte y lifestyle.

Hace mil años que no os sugerimos un batido, ¿no? Y si eres un matriculado nuevo, te puedes pasar por aquí, aquí, aquí y aquí, leer las recetas y ver cual de todas va más contigo. Y luego lo compartes con nosotras. Y ya te queremos para siempre. Bueno, pero no nos quedemos en el pasado...vamos con otro batido más.

El ingrediente estrella es el melocotón...que aunque ya se nos va la época, da igual, le seguimos queriendo igual. Luego está la canela, que también es muy importante. Y luego el plátano, que cuanto más dulce, mejor. Pero vamos, que esta infografía que ha hecho Emma lo explica todo MUCHISIMO mejor que yo. Lo único que hay que hacer es meter todos los ingredientes en la batidora y batir. Fin. Si la fruta no está muy fría, porque claro, con este tiempo no hay Dios que se aclare, pues le metemos un par de hielitos y LISTO. Es un batido muuuy dulzón y que, lógicamente, sabe mucho a canela. Así que si no te gusta la canela, este no es tu batido. Pero habrá más, no worries.

 

Eso es todo für today. Empezamos con tranquilidad, que es lunes y no hay que forzar la máquina (expresión tipiquísima de mi entrenador). Vamos todos a por la semana con ánimo y ganas, que si no vamos a llegar como minions chamuscados el viernes.

Un besote y MIL MIL MIL gracias por leernos y ser tan...¿tan qué?...Ah sí eso, MAJOS!:)

Mandía: batido de mango y sandía

Howdy, howdy!

¿Qué tal? Esperamos que fenomenal y que hayáis empezado la semana con ganas y energía. Última semana de mayo...madre mía, qué rápido se pasan los meses este año; dicen que eso es señal de hacerse mayor. Ayayyayaii.

Como bien habéis leído en el título, hoy os traemos un post de batidos... ¡BIEEEEN! Ya era hora de añadir una receta más y aumentar el menú. Aunque parece que el tiempo no está muy por la labor de traernos definitivamente el verano, nosotras nos adelantamos y os lo servimos en un vaso.

La receta, como siempre, os la dejamos muy sencillita y muy gráfica en la copa que ha preparado Emma. Lo único que cambia en este batido con respecto al resto es que no lleva leche (la sandía suelta ya mucho líquido) y que el yogur lleva una cucharadita de extracto de vainilla (si encontráis un yogur desnatado de vainilla, lógicamente, sirve también). Si la sandía no está muy dulce, igual tenéis que echar un poco de edulcorante...pero vamos, eso ya os lo dejamos al gusto.

¡Así de sencillo! Este batido de por sí es muy refrescante...PERO cuando apriete el calor de verdad, podemos congelar o dejar enfriar muy mucho la sandía, el mango y el plátano. Así, cuando lo trituremos estará todo bien fresquito. Si no nos queremos liar tanto, echamos hielo, el batido y fin. Eso sí, bébetelo rápido porque si no se va a quedar muy aguado.

Os dejamos por aquí las fotos:

Antes de despedirnos, queremos avisaros de que estamos teniendo alguna que otra dificultad técnica con el blog. Si os cuesta mucho entrar o directamente no podéis entrar, lo sentimos mucho y os pedimos paciencia. Parece ser que el problema es de Telefónica o una cosa así. Esperamos que se resuelva todo y podáis acceder como siempre.

Ahora sí que nos despedimos. Como siempre, os recordamos que estamos en Facebook, Twitter e Instagram, y que nos hace mucha ilusión veros por allí. Por cierto, seguid mandando fotos de todo lo que hagáis: batidos, galletas, ensaladas... Nos caemos de culo de la ilusión cada vez que nos llega una. Nos lo podéis mandar al mail (lamatricularoja@gmail.com), subirlo a Facebook o a Instagram/Twitter y mencionarnos para que lo podamos ver y compartir.

Un besote enorme y mil gracias por estar ahí!

Batido fresa y piña

¿Qué tal? Espero que estéis fenomenal porque yo estoy un poco nerviosa. Como muchos ya sabréis, el miércoles abrimos el Facebook del blog. Lo increeeeeíble del asunto es que ya somos más de 100 matriculados. ¡Qué locura, qué alegría y qué de to! Muchas miles de billones de gracias por todo: por los likes, por los comentarios, por las enhorabuenas... ¡por todo! De verdad, muchísimas gracias.

Hoy os traemos una entrada que nos habéis pedido un montón...¡otra receta de batido! Nos alegramos que os gusten porque, la verdad, a nosotras nos anima a seguir probando diferentes combinaciones y buscar cosas nuevas. Por cierto, tanto Emma como yo, estamos ya completamente adaptadas a desayunar batido...es más, cuando no lo tomamos... como que nos falta algo.

En fin, como de costumbre aquí estoy enrollándome y creo que ya va siendo hora de cortar. Bien, pues hoy os vamos a enseñar a hacer un batido rico rico pero RICO de piña y fresa o fresa y piña (que si no se ofenden). 

Esto es lo que necesitaremos:

En este batido la fresa y la piña se pelean por ver quién sabe más: ambas frutas tienen un sabor muy muy marcado y, dependiendo de nuestros gustos, vamos a tener que jugar con eso. Es decir, si nos gusta más la fresa, le echamos un poco más de fresa. ¿Qué somos más de piña? Pues pa dentro piña. No queda particularmente dulce, así que un poco de edulcorante (o azúcar) le puede venir bien. El toque especial se lo da, en mi opinión, la vainilla. Podéis encontrar aroma de vainilla en cualquier súper y sólo necesitamos una o dos gotas para darle sabor (si nos pasamos mucho, sabe y huele raro). Como en el resto de batidos, la base es un yogur desnatado natural y, si queremos, un poquito de leche. 

No obstante, este batido queda bastante líquido de por sí...vamos, es el batido perfecto para los ODIAGRUMOS (que sé que por ahí hay alguno!). De todas formas, si queremos espesarlo un poco (como nos gusta a nosotras) podéis echarle un pedazo de manzana o algo más de avena. También podéis utilizar fresas congeladas en lugar de fresas frescas...aunque son un pelín más difíciles de encontrar. 

 

Y no tiene más misterio. Todo a la batidora y...¡listo, Calixto! Batido al canto, directo al estómago.