Bizcocho de zanahoria y coco

bizcocho de zanahoria y coco

Aloha matriculeros

Esto de que haya llegado el frío me tiene mucho más inspirada y motivada. De verdad, yo soy de las que trabaja bien a bajas temperaturas. El caso es que el otro día tenía antojo de dulce y me apetecía hornear algo para desayunar al día siguiente y llevar las sobras al gimnasio. ¿No os pasa que muchas veces os gusta cocinar sólo para que se lo coman otros? No sé, igual soy yo la rara. 

Así que, miré lo que había por casa y salió este bizcocho. Y poco más, os dejo con la receta. Espero que la hagáis y me contéis qué tal. 

Ingredientes

  • 1 taza y media de harina de avena neutra
  • 1/4 taza de edulcorante 1
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 3 cucharadas de coco rallado
  • 1 zanahoria grande pelada y rallada
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche de almendra
  • Chips de chocolate al gusto

Preparación

  • Mezclar ingredientes secos por un lado y sólidos por otra, menos la zanahoria y los chips de chocolate. Incorporar sólidos a líquidos y batir. Yo que soy una vaga lo hago con la batidora. Cuando esté todo batido echamos la zanahoria rallada (finita) y los chips de chocolate y horneamos. Yo lo puse a 120º durante 25-30 minutos...pero a ojo y comprobando cada cierto tiempo.

¡Y listo! A disfrutar! 

bizcocho de zanahoria y coco

Bizcocho de yogur griego y vainilla

bizcocho vainilla yogur

Aloha matriculeros. Hoy os traigo mi nuevo bizcocho favorito. Bizcocho que he testeado en terceros y que ha TRIUNFADO. Esponjoso. Dulcecito y bastante alto en proteína gracias al yogur griego y los huevos. UÉ. No me enrollo más y os paso el secretillo: 

  • 2 huevos
  • 1 yogur griego 0% sin azúcar entero (de las tarrinas peqeueñas)
  • 3/4 taza de harina de avena
  • 1/2 taza de edulcorante (yo usé Truvia porque no me quedaba Stevia)
  • 1 chorro de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de levadura
  • Pepitas de chocolate

Mezclamos los ingredientes secos por un lado (menos las pepitas). Batimos el resto y poco a poco vamos añadiendo la mezcla de secos. Ponemos la mezcla en un molde, metemos bien dentro de la masa pepitas de chocolate (yo fui generosa) y al horno. El horno lo precalenté primero y después lo tuve unos 15 minutos a 180. Pero ya sabéis que eso es ir cuestión de andar comprobando con un palito hasta que salga limpio. 

Y ya está. Espero que la disfrutéis un montón y nos mandéis muchas foteles. Un besote fuerte

bizcocho vanilla yogur
bizcocho vainilla yogur
bizcocho vainilla yogur

Ensalada de habas y guisantes

ensalada de habas y guisantes

Hello, hello babies! ¿Cómo va el verano? ¿Ardiente? Lo sé. El aire acondicionado y yo somos inseparables en estos momentos. Y en la cocina...más de lo mismo. Cocinar cuesta el doble, los platos calientes dan más pereza que quitarse el pijama un lunes y...en fin, no sé vosotros, pero nosotras tiramos por lo fácil y rápido. 

El caso, hoy os proponemos esta ensalada fácil, rica, rápida y fresquita...que se hace en un plis, es perfecta para llevar de tupper y es hasta vistosa.

Ingredientes (para 1) - aunque las cantidades en esta receta son un poco bastante a ojo.

  • 2 tazas de habas cocidas
  • 1 taza de guisantes
  • 1 tarrinita de pavo natural/jamón
  • 1 cucharada de queso feta
  • 10 mitades de avellanas

Únicamente hay que mezclar todos los ingredientes en un mismo bol, le echamos un chorrito de limón o de aceite para darle un poco de juguillo y LISTO!!

Un besote fuerte!!!

Gorditortita de plátano

Hello matriculeros! Hoy compartimos con vosotros el que se ha convertido en el rey de los desayunos en nuestra casa. Mirad que nuestra madre no es muy de probar cosas nuevas ni que suenen extrañas como avena, quinoa o stevia...pero vive enamorada de este crepe/tortita/taco de plátano.

Es un desayuno muy fácil de preparar, riquísimo e ideal para antes de entrenar y cargar pilas por la mañana!

Para preparar la gorditortita necesitamos:

  • 1 huevo
  • 1/2 plátano
  • 3 cucharadas de harina de avena
  • 2 nueces picadas
  • edulcorante al gusto

Lo único que hay que hacer es batir todos los ingredientes juntos en un mismo recipiente y calentar bien una sartén. Yo esparzo un poquito de aceite por toda la sartén para evitar que se me pegue y cuando está bien caliente echo la masa. Mientras se hace corto rodajitas muy finitas de plátano y las pongo en la mitad que no voy a doblar de la masa (es como una tortilla francesa). Pongo las nueces también y cierro todo...lo que os digo, como si fuese una tortilla francesa.

¡Y ya está! No tiene nada nada nada nada nada más. A mi me gusta mucho tomarla sola, sin sirope ni nada, pero sí que es cierto que añadirle un chorro de sirope de chocolate (nosotras usamos este sin azúcar) o el sirope sin azúcar de Joseph va fenomenal. 

Yo os animo muy mucho a que las probéis, porque ya os digo, una vez uno se aficiona...¡que no le hablen de otros desayunos! Compartidlo con nosotras si os animáis porfaplis!

Un besazo gigante matriculeros :)

Bizcocho de plátano express

BELLO! ME WANT BANANA!TANK YU! TULALILOO TE AMO!! Tranquilidad. No me he vuelto loca. Os estoy hablando en idioma Minion. Y como sé que hay gente que vive en este planeta y aún no sabe lo que es un Minion, os dejamos por aquí un Minion vestido de Matrícula Roja. Básicamente, son unos bichejos a los que les gusta mucho el plátano. Como a nosotras.


El caso, si lleváis ya un tiempito por el blog, sabréis que ya os hemos contado cómo preparar un bizcocho de plátano, right? Pues sí. Y si no, lo tienes por aquí. El problema con esa receta es que lleva rato, porque ese bizcocho lo endulzamos con compota de manzana casera. Y aunque está riquísima, lleva un ratito de hacer. Y para ser 100% sinceras, no solemos prepararlo así. La manera que os vamos a enseñar ahora es la que preparamos un martes a las ocho de la noche recién llegadas del gimnasio y con todas las tareas de la universidad para el día siguiente pendientes de hacer. Así. Pero hay que desayunar rico, y punto pelota.

Así pues, hemos creído muy muy muy muy conveniente compartir con vosotros esta receta de bizcocho express, que probablemente os sea más práctica. Aunque si sois más fans de la compota, o tenéis ya compota hecha para un par de centurias, entonces, adelante con la otra receta.

Así pues, sin enrollarme mucho mucho más (porque un poco más aún me tengo que enrollar) empecemos con lo que necesitamos para preparar el bizcoché.

  • 4 plátanos maduros
  • 7-8 dátiles (depende un poco de como estén de maduros los plátanos y de lo que nos gusten los postres de dulzor). Si queréis echar más, echad sin miedo.
  • 200- 250 gramos de harina de avena ( o lo que uséis)
  • Dos huevos ( o uno y claras, etc, etc)
  • Medio sobrecito de levadura
  • Un puñado de nueces (opcional)
  • Un par de onzas de chocolate (opcional)
  • Canela al gusto (opcional)

Lo primero que vamos a hacer es una pelota de moco. Emmmm...¿perdonad? ¿Pelota de moco? Pues sí. Que no hombre no, claro que no. Pero se parece...porque si creíais que el moco es pegajoso...vais a flipar con los dátiles triturados. Así pues, metemos los dátiles (SIN HUESO POR FAVOR...creed a una pringada que os escribe) en la picadora y picamos bien hasta que quede... Así. Una pelota muy pegajosa de puro dulzor.

Ahora cascamos un par de huevos en un bol, le damos unas pocas vueltas.... y echamos LA PELOTA y batimos bien

Y echamos el plátano a mazacote. Sin miedo. Con energía. Como lo haría un Minion (mentira porque un Minion se los comería todos antes de echarlos). Y batimos.

Y echamos la harina a poquitos...Digo lo de a poquitos por no saturar a la pobre batidora, que también tiene su corazoncito.Y...¿qué hacemos? PUES BATIMOS. ¡¡¡Ah, ah, que se me olvida, echamos la levadura!!!

Si queremos echar toppings, now it's the moment. Y batimos.

Lo metemos a máxima potencia en el horno durante unos 30 minutos, pero os advierto que os va a tocar ver un poco a ojo y meter un pinchito para ver si sale limpio para saber si está hecho o no. No es muy difícil, sólo hay que estar atento. Si vemos que se nos empieza a quemar "por arriba", ponemos un poquito de papel albal y FINITO!!

DSC_0130.JPG

Ahora sólo queda disfrutarlo mucho, compartirlo con todo el mundo al que queráis alegrarle el día y darnos un maxi ME GUSTA en Facebook. Jajjaa, es broma, es broma.

Y ya está. Lleva más leerlo que prepararlo. Así que, vamos a dejar nuestra caja de cereales por un día, y vamos a prepararnos este tipo de desayuno...sin azúcaritos ni cosas raras.

Y hasta aquí podemos leer. Esperamos que lo hagáis, que lo compartáis con nosotras y nos digáis qué tal os ha quedado. Y en general, esperamos que nos contéis lo que sea que nos queráis contar...que vuestros mails y comentarios SIEMPRE SIEMPRE son un placer de leer.

Así que nada, como siempre, os recuerdo que nos podéis seguir por Instagram (@lamatricularoja), Twitter (@lamatricularoja) y Facebook (La Matrícula Roja). Ah bueno, y ya se me olvida, ahora también por Youtube (La Matrícula Roja).

Maaaadre mía que cansinas no?

Un besazo enooorme!

Gachas nocturnas de plátano

HALLO!ALLO! ¿Qué tal? Pues por aquí otra vez nos han dado las doce pasadas de la noche, pero es que es imposible ponerse antes. IMPOSIBLE. Menos mal que dejamos las fotos listas el fin de semana porque si no, ni medio post veis en meses.

Bueno, bueno, bueno...todavía seguimos con el modo gastronómico ON y nos seguimos ensuciando el delantal. Pero hoy nos toca un desayuno. Perdón. EL DESAYUNO perfecto para la gente que sale de casa cada mañana como si se le fuese a salir el corazón. Y encima, como es frío, despierta hasta a un zombie. Hablamos de...GACHAS NOCTURNAS DE PLÁTANO! Se preparan la noche (o durante el día) antes de la mañana que nos la vayamos a comer y ya está. Están DE-LI-CIO-SAS y yo creo que van a desbancar a las chocogachas del segundo puesto (el primero es para las gachas MC...que a mi me pierden) de mi lista de gachas favoritas.

Me estoy quedando un poco sopa. Yo solo aviso. Así que si veis alguna cosa rara, perdonadme. ¿Qué necesitamos?

  • Leche (a mi me gusta más con leche de almendras, pero la que queráis). La cantidad es más o menos la misma que de avena. 
  • Yogur desnatado
  • 1 plátano (2/3 machacados y el resto en dados)
  • Vainilla
  • 3-4 cucharadas de avena (o a gusto, pero mantén la proporción (aprox) con la leche)

Metemos en un tarro con tapa la avena y la misma proporción de leche.

Echamos el yogurrrsico.

Aplastamos bien ese plátano...ni el Combat quita así de bien el estrés. Lo echamos en el mega mix y colocamos los pedacitos de plátanu!

Vainilla y toppings...

Y ya está. Ahora queda lo que más mola: maracanear un poquito con el bote. Agita por aquí, agita por allá. Tralaralala.

A la nevera toda la noche. Que coja TOA la sabor y se quedé tal que así.

De verdad, qué rico. Nosotras acabamos de preparar el de mañana y ya estoy que me lo quiero comer. Omá.

Y eso es todo por hoy. Ya, ya sé que ha sido corto. Pero ya sabéis lo que dicen: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y me han venido a la mente unas bravas. Por lo de breve. Ahí, olé mi cabeza que ya empieza a desvariar.

En fin, nos leemos en nada. De nada. O igual nos vemos. ¿Nos vemos? ¿Youtube? Hmmm...tal vez.

Muchos besos y MIL gracias por TUTTO!:)