Pumpkin spice smoothie

Hello, hello! Hoy sí que va a ser un post súper rápido porque tengo literalmente nada de tiempo para comer, ordenar un par de cosas y volver al mercado que tenemos este fin de semana con el Tipi! El caso, entre los posts más leídos y buscados suelen estar siempre los batidos. La verdad es que parece un poco absurdo hacer todo un post para algo que se puede resumir en una sola frase: echa estos ingredientes en una batidora y bate. Pero bueno, ya sabéis cómo hacemos las cosas por aquí: mucha foto y bien de texto, que queda todo más mono. Ue.

El caso, el batido de hoy se lo fiché un día a Sascha Fitness por Snapchat y me encantó. Así que, all credits go para ella. Es un batido que sabe muchísismo a la bebida Pumpkin Spice típica de los meses más otoñales (la cual os enseñamos a hacer en este post) y a mi, como buena amante de la canela que soy...ME ENCANTA.

El batido lo hacemos con proteína y lo suelo tomar después de entrenar. Entiendo que hay mogollón de vosotros que no utilizáis proteína y que os suena todo esto un poco a chino. Yo hasta hace nada tampoco la había utilizado nunca, pero no os preocupéis que no hace falta para nada y podéis conseguir el mismo sabor utilizando vainilla o extracto de vainilla.

So, ¿qué necesitamos?

  • 1 taza de leche de almendra (o lo que uséis)
  • 1/2 taza de calabaza al horno o cocida (queda mucho más sabrosa al horno). Lo ideal es dejarla ya hecha para tenerla siempre a mano y disponible para un buen baaaatido.
  • 1 cucharada de proteína de vainilla
  • Canela (mucha al gusto)
  • Hielo

***Las cantidades las doy en tazas o cups. Haremos un post más en profundidad sobre el tema porque todo lo que son cantidades y medidas nos trae a todos más locos que una fresa sin pepitas. Pero de momento, en esta web podéis encontrar las equivalencias en gramos y demás.

Y no tiene mucho más. Meterlo a la batidora y disfrutarlo.

Otoño Love: Pumpkin Spice Latte

Alo, hello, how are you today? Lo sé, lo sé...esta vez os hemos abandonado un poquito demasiado. Es que de verdad, la universidad me trae por la calle de la amargura. Si no tienen cosas que mandar, se las inventan. Si fuese por mi, actualizábamos cada día, pero como no nos dan más las horas en el día pueeees, this is what it is.

Son las once y media de un día largo no, larguísimo...y si os soy sincera, no me siento de lo más inspirada. Hay días en los que me pongo a pensar en lo que voy a escribir y no me sale nada, pero nada de nada. También es verdad que no siempre los posts de cocina dan para ser hipermegagraciosas, pero bueno...no sé. En fin, incertidumbres y dudas que me surgen. Pero bueno, ya está bien de aburriros con mis pensamientos en blog alta.

¿Qué os vamos a contar hoy? Pues nada más y nada menos que CÓMO hacer la bebida de otoño por excelencia desde que existe Starbucks (o igual ya existía antes de que empezase Starbucks): PUMPKIN SPICE LATTE. La primera vez que fui a Starbucks cuando vivía en USA y vi que hablaban de echarle a un café no se qué de calabaza casi me caigo pa'tras. Si os soy sincera no me llamaba NADA de NADA la atención...hasta que lo probé. OH HEAVEN. En realidad la del Starbucks no lleva calabaza, pero la nuestra SÍ. Se trata de una bebida calentita con mucho aroma del tipo canela, nuez moscada...y de verdad, que está de vicio. Para hacerla nosotras nos hemos inspirado en varias recetas que hemos visto por ahí...así que es un batiburrillo interesante.

Después de volver a Spainland como que me olvidé del tema hasta este año: entre que bajo más al Starbucks y lo del Pumpkin Spice Latte (PSL) está POR TODOS LADOS, que tengo la vena de Halloween subida y que el blog nos motiva a explorar nuevos horizontes pues....COMBO EXPLOSIVO. He decidido que de este año no pasa lo de aprender a hacer un Pumpkin Spice Latte (versión ligera, es decir, sin nata, azúcar, etc - pero feel free de añadirle todo lo que quieras).

Sin más dilación os voy a contar cómo preparar esta bebida tan incredibol...

Lo primero que necesitamos hacer es preparar el mix de Pumpkin Spice. Se puede comprar hecho, pero yo en España no he encontrado ningún sitio donde comprarlo (por favor si alguien sabe dónde que nos avise). En teoría falta algún ingrediente para que sea 100% Pumpkin Spice pero bueno...da el pego. Si os aficionais, podéis dejar preparado un botecito entero del mix y así os saltáis este paso cada vez que queráis preparar el PSL. Bueno, necesitamos:

  • 1 cucharada de canela
  • 2 cucharaditas de jengibre
  • 1/2 cucharadita de clavo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada 

Lo metemos todo en un recipiente con tapa y agitamos bien para que se mezcle todo. Nosotras hemos cogido un bote de canela antiguo, lo hemos limpiado y ahí hemos agitado bien las especias. 

Ahora ya sí que vamos con los ingredientes propiamente dichos:
 

  • 2 cucharadas Puré/compota de calabaza (simplemente cocer en agua hasta que quede pastoso)
  • Aroma de vainilla
  • Pimienta negra
  • Leche
  • Café
  • Edulcorante
  • Pumpkin spice (lo que acabamos de hacer)

Calentamos 2 cucharadas de la compota de calabaza y echamos las especias. Damos vueltas hasta que se caliente bien. Echamos una o dos cucharaditas de edulcorante/azúcar (o al gusto) y removemos bien rapidito.  Luego Echamos dos tazas de leche, una o dos cucharaditas de vainilla y removemos.

Cuando ya tengas una mezcla homogénea puedes hacer dos cosas:
a) batirlo todo muy bien y seguramente volver a calentar
b) pasarlo todo por un colador finito para que se queden los pedacitos de calabaza en el colador, lógicamente.

Y por último, mezclamos el shot de café con la delicia que acabamos de crear.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a probarlo? Esperamos que así sea porque, aunque es un poco laborioso, está riquísimo. Mientras dejéis el mix de especias hecho y un tarro de compota de calabaza todo va bien y se puede hacer rápido. Y si no, probad a hacerlo cuando venga alguien por casa que seguuuuro que le sorprendeis.

Ya sabéis, si os animáis a hacerlo mandad fotos o contádnoslo por Facebook o Instagram (@lamatricularoja) o mismamente en los  comentarios. Desde nuestro humilde sofá....UN MILLÓN DE GRACIAS por estar ahí, leernos y ser tan alegra-días.

Nos vemos en nada con más calabaza. Muaaaa :)