The pasta life: espaguetis con verduras

DSC_0015.jpg

¡Aloha! El otro día lo hablaba con una amiga y es que, ¿a quién no le gusta la pasta? Se cocina sola, queda bien con prácticamente todo y es tupperfriendly. Yo creo que poco más se le puede pedir a un alimento. Lejos quedaron los días de dejar de comer pasta porque engorda.

Hoy en día, además, tenemos tantos tipos de pasta que es casi imposible no encontrar una que nos guste: de lentejas, de quinoa, de centeno, de espelta, de arroz…en fin, el abanico es casi infinito.

Con la (lenta) llegada del otoño, empiezan a apetecer platos más calentitos, de los que echan humo y te queman el paladar. De los de lluvia fuera y mantita dentro. Esos. Y de ahí, nace esta receta. Bueno, de ahí y de las sobras de verduras que quedaban en la nevera.

INGREDIENTES

  • Espaguetis de trigo integral (los gramos dependen de la cantidad de personas, pero entre unos 30-50g/cabeza)

  • 100g de carne picada o soja texturizada por cabeza

  • 1 pimiento rojo (para 3 personas)

  • 1/2 pimiento verde

  • 1 puñado de champiñones

  • 3-4 zanahorias

  • Pimienta

PREPARACIÓN

Cocinamos la pasta atendiendo a las instrucciones del paquete. En una sartén y con los ingredientes previamente troceados lo salteamos todo con un poquito de ajo y aceite. Las verduras os propongo cortarlas así: las zanahorias en tiras, los champiñones muy pequeños, y los pimientos pequeños pero algo más grandes que los champiñones. Dejamos que todo se ponga blandito en la sartén. Una vez la pasta esté hecha, incluimos la carne en la sartén donde estemos haciendo las verduras y cocinamos hasta que se haga (pero que no se pase-unos minutitos). Cuando ya esté casi hecha la carne, incluimos la pasta y la salteamos con el resto de ingredientes.

Como veis, no tiene mayor misterio. Es una receta sabrosa tanto en el momento como en tupper. Ya veréis, coge muchísimo sabor. Además, lleva un buen mix de verduritas, que siempre nos vienen bien.

Si os animáis a hacer esta receta, mandádme una foto por Instagram o por email a alejandra@aleoli.es. ¡No sabéis la ilusión que hace!

Si no te quieres perder nada y todavía no lo has hecho puedes seguirme en las redes sociales que aparecen en los enlaces de abajo.

¡Un besote fuerte!

Roll de pavo

Aloooooooha. Bueno, bueno, llevamos aproximadamente una hora intentando que Emma me enseñe a hacer el pino tocando la pared y vamos a dejarlo en que me duele muy mucho muchísimo la cocorota. Así que, a saber cómo sale el post. 

Volviendo a la cocina y volviendo a nuestros platos, el otro día saqué en Instagram unos rollitos de pavo que, francamente, triunfaron como Angeline Jolie y Brad Pitt. Así que –leer co n voz dramática– rápidamente, ese mismo finde, cámara en mano e ingredientes en mesa, preparamos las fotos del post. Vale, ya podemos dejar el drama a un lado. 

El caso, es un apaño perfecto para hacer en un periquete, no necesitas andar sacando sartenes y es perfecto para meter en el tupper y llevar a la oficina/universidad/parque de al lado.

Pues, vamos a ello. ¿Qué necesitamos?

  • 2 lonchas de pavo natural. Nosotras le pedimos a nuestro adorable charchutero (¡hola Jorge!) que las cortase un pelín más gorditas que el habitual "pónmelo muy finito, que se rompa". 
  • Queso de cabra freso (que no rulo). Sustituible por cualquier queso fresco que queráis (Burgos, bajo en sal, 0%...)
  • Aguacate. Un poco al gusto pero con la mitad de medio da de sobras
  • Pavo picado
  • Espinacas (o el verde que más gracia te haga)
  • Queso de untar light (o no) o guacamole. 

Vamos con la capa 1. Extendemos la loncha en una tabla y le untamos una capita de queso de untar o de guacamole. O de las dos. En esa misma capa echamos el verdecico. Colocamos la segunda locha de pavo encima y colocamos todos los ingredientes (previamente cortados en daditos). Y enrollamos. Con energía y un poquito de fuerza...que quede todo bien compacto.

Con mimo y cuidado partimos el rollito por la mitad y servimos.

DSC_0056.JPG

Y así de simple. No tiene mucho más. Está súper súper rico y es tan fácil que creo que con un poco de práctica y teniendo cuidadito con el cuchillo podemos hacerlo con los ojos cerrados.

Y eso es todo por hoy. Vamos a cocinar la cena corre que te corre porque se ha hecho tardísimo.

Si os animáis a preparar el roll de pavo compartidlo con nosotras por Instagram o por cualquier sitio, que así, además de darnos una alegría, preparamos collages guays con vuestros platos :).

Bueno, que me callo. ¡Nos leemos durante el finde!

¡Un abrazo fuerte fuerte!