Galletas de mantequilla de cacahuete (sin horno)

galletas sin horno

It's cookie time matriculeros! ¿Cómo estáis hoy? Espero que fenomenal, yo al ritmo de Izal, que sus canciones me ponen de buen humor y me llenan de energía. Y, ¿qué me decís del tiempo que nos está haciendo por la capital? Que uno no sabe ya qué esperar cuando sale de casa. 

Pero bueno, a lo que estamos. Hoy os traemos una receta que no necesita maña alguna, es más, cuánto más bestia, mejor. Nos podemos manchar las manos, podemos hacer formas locas y encima, nadie va a salir herido porque no hay horno alguno involucrado en el proceso. Eso sí, nos tiene que gustar muy mucho el cacahuete y la mantequilla de cacahuete. 

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla de cacahuete
  • 1 taza de hojuelas de avena (o de un mix de granola sin azúcar)
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1/2 taza de cacahuetes machacados
  • 1/2 taza de edulcorante (o un poco al gusto, ya sabéis que esto es un poco a gustos)
  • 1 puñado de chips de choco
  • 2 scoops de proteína de vainilla (opcional)
  • 1 puñado de semillas de girasol (opcional)

Preparación

Lo único que tenemos que hacer es mezclar (y ensuciarnos las manos) todos los ingredientes en un mismo bol. Después, sobre papel vegetal hacemos las formas de las galletas y al congelador hasta que estén duras. Las sacamos un rato antes de consumir y cuando estén algo más blandas ya las podemos comer. Si nos sobran, las guardamos en el congelador y listo. 

¿Engordan estas galletas? ¿Puedo comerlas si estoy bajando de peso?

Nada engorda...pero a la vez todo engorda. Estas galletas están hechas con ingredientes saludables, pero no quita que sean densas desde el punto de vista calórico, por este motivo, tenemos que saber qué cantidad nos corresponde y en qué momento es más inteligente incluirlas. Así que, no te preocupes, puedes comerlas y seguir perdiendo peso, siempre y cuando tomes la cantidad adecuada. Mucho mejor una galleta de estas que cualquiera industrial que encuentres en el supermercado envasada. Ahora bien, como te digo, tampoco hay que atiborrarse. Los frutos secos (principal ingrediente de esta receta) son muy calóricos y debemos tener esto presente, aunque insisto, se trata de alimentos saludables y que, si no hay nada que lo contraindique, podemos incluirlos en nuestra dieta. 

Espero que os gusten estas galletas y que disfrutéis con cada bocado. 

galletas sin horno sanas
galletas sin horno

Muffins de coco y frambuesa

¡Aloha matriculeros! Y en especial, aloha matriculeros enamorados. Hoy os traemos una receta que nos pega mucho para san Valentín, por aquello del color rojo y demás cursilerías. Aunque si os soy sincera, ahora mismo estoy completamente viciada a 'American Horror Stories' con lo cual asocio el color rojo bastante más a sangre y macabrerías que al amor, pero bueno que estamos a punto de San Valentinear y tenemos que ponernos un pelín románticos. 

La receta, la verdad no es como para que nos levantemos el martes 14 antes de ir a currar y nos líemos la manta a la cabeza en la cocina para desayunar esto. No, mejor nos quedamos abrazaditos a la persona que tanto queremos y ya, si eso, el domingo celebramos con estos muffins. Son muy sencillitos de preparar y la textura es una delicia. Eso sí, advierto de que si no te gusta el coco o la frambuesa, quizás ésta no es tu receta. Puedes probar nuestro bizcocho de fresa y chía que es bastante más neutro de sabor, pero está igualmente delicioso. 

Ingredientes:

  • 150g de harina de avena
  • 1 cucharada de levadura
  • 4-5 cucharadas de xilitol (o el edulcorante que prefieras)
  • 1 huevo 
  • Una tarrina de yogur griego (desnatado, opcional) o media tarrina y un buen chorro de leche de almendras. Si no tenéis yogur griego, podéis utilizar 125-150ml de leche y listo. 
  • 3 cucharadas de aceite de coco*. Nosotras hemos utilizado el que nos mandaron desde foodspring y que podéis conseguir aquí (utilizando el cupón descuento lamatricularojaFSG tendréis un 15% de descuento). 
  • 4 puñados de coco rallado
  • 2 puñados de frambuesas
  • 1 pizca de sal

Preparación

En un bol grande mezclamos los ingredientes secos y en otro los líquidos. Poco a poco incluimos los líquidos en el bol de sólidos y vamos mezclando poco a poco. Añadimos las frambuesas. Cuando ya tengamos todo bien mezclado vertemos la masa en, más o menos, seis moldes de magdalena y al horno durante 20-30 minutos a 200º. Si queremos que se quede doradito por arriba, podemos pintar los muffins con un poco de clara de huevo.

¡Y listo! Servir con un buen café y una gran dosis de amor y empalagosismo. 

muffin frambuesa
foodspring coconut oil review
muffin frambuesa
muffin frambuesa

Disclaimer: Todos los productos y utensilios que aparecen en la receta los hemos comprado nosotras a excepción de aquellos marcados con un asterisco (*). Dichos productos han sido mandados por la empresa en cuestión para que podamos probarlos y utilizarlos en caso de que nos gusten. No hay pago alguno por la redacción y publicación del post; en caso de ser así, siempre irá indicado como 'post patrocinado'.