Tosta de aguacate y huevo revuelto + el SECRETO para un huevo revuelto perfecto

tosta aguacate huevo desayuno

¡Hello! Bueno, bueno, que llevamos tres semanas sin fallar al #toastytuesday...estoy que no me lo creo casi. Perdonadme la osadía pero me voy a dar un par de palmaditas en la espalda porque eso de la constancia y yo no acabamos de llevarnos muy allá en lo que al blog y secciones se refiere. Pero YA BASTA de lamentaciones y vamos con lo que nos compete hoy que es esta rica y deliciosa tosta de aguacate y huevo revuelto. 

Lo único que necesitamos es:

  • 1 tostada
  • 1/4 de aguacate (o incluso meno)
  • 1 huevo entero

Lo único que tenemos que hacer es untar el aguacate en la tostada a modo de mantequilla. Cocinar el huevo revuelto y servirlo encima con un poquito de pimienta. Me diréis que se tarda mucho...naaaada, nada. Vamos con el secreto para que os quede un huevo revuelto de diez. 

El secreto para un huevo revuelto PERFECTO

Como en otras muchas cosas de la vida, el secreto es...LA PACIENCIA. Lo más importante es batir bien bien bien durante 1 minutito largo el huevo y cocinarlo 30 segundos en un poquito de aceite caliente. A mi me gusta que quede poco cuajadito así que en un momento lo tengo listo. Queda jugoso, sabroso y con una textura espectacular. 

En fin, espero que os guste y que me petéis el Instagram a #toastytuesday

Un besote enorme!

 

Tosta de queso fresco y arándanos

tostada de queso fresco y arándanos

¡Hello!

Siento el desaparecimiento semanal de esta última semana, pero bueno, ha sido una semana de noticias, cambios y un poco de ajetreo por aquí. Además, este finde estuve en Santander de escapada y se me descuajeringó por completo mi planning. Cosas que no deberían pasar, pero que pasan oye. Pero bueno, vayamos a lo importante. 

La semana os preguntaba por Instagram si querríais que regresasen los #toastytuesday, es decir, martes con una nueva receta de tosta. Y la verdad es que el SÍ fue rotundo. Por lo que he decidido retomarlo y traeros cada martes una nueva receta de este tipo. Aunque únicamente tenía pensado ponerlo en Instagram porque son tan simples que me da un pelin de vergueneza compartirlo por aquí, he pensado que mucho mejor si todo está recogido en un mismo sitio y podemos acceder rápidamente a ello, ¿no creéis? Bueno, a ver qué tal nos funciona. 

La tosta que os propongo hoy va dirigida sobre todo a los golosos y amantes de lo dulce. Se trata de un desayuno ideal con su carbohidrato, fruta y pan, y proteína, gracias al queso. Además podemos añadirle unas lascas de almendra o unas pocas nueces trituradas por encima y le añadiremos una ración de grasa que complete el desayuno. 

Lo único que necesitamos son: 

  • 1 rebanada de pan
  • Puñado de arándanos
  • Un pedazo de queso de Burgos bajo en sal (más o menos del grosor de la mitad del pulgar)

Untamos el queso de Burgos en la tostada o, si queremos una textura más de queso philadelphia, lo trituramos bien en la batidora. Después, cortamos arándanos por la mitad y los repartimos por la tostada. Podemos añadirle también plátano para conseguir más dulzor. En mi caso, le he echado un chorrito de sirope sin azúcar Joseph, pero no hace falta. Cualquier mermelada casera servirá también. 

Y ya está, no tiene mucho más. No sé como lo hago para escribir posts kilométricos cuando tengo tan poco que decir. De verdad, qué cosas. 

En fin, un beso fuerte ¡Nos leemos!

 

Dos desayunos con huevo fáciles y rápidos

ideas de desayunos salados.

¡Aloha matriculeros!

En el post de hoy os comparto dos de mis desayunos más frecuentes, que, como podréis comprobar SIEMPRE incluyen una fuente de proteína e hidrato de carbono (y por norma general, de grasa también). Pero bueno, eso no quiere decir que vosotros tengáis que hacerlo sí o sí, ni que sea lo que mejor se ajuste a vosotros. En mi caso, me ayuda a empezar bien saciada el día y sobre todo, me hace sentir muy reina de las mañanas .

El desayuno constituye, sin ninguna duda, mi comida favorita. No sé por qué, pero simplemente es así. La comida me sabe mejor, el café me sienta divinamente y es un momento en el que soy yo en estado puro (pelos de loca y pijama arrugado incluido). 

Y como siempre digo por Instagram, yo soy mucho más de salado que de dulce y no iba a ser menos el desayuno. Por eso os propongo estos dos desayunos, fáciles, ricos y rápidos. 

tostada de huevo a la plancha y salmón

Tostada de huevo a la plancha y salmón

Tuesta en la tostadora o la sartén/plancha un par de rebanadas de pan (preferiblemente bien oscurito). En este caso he utilizado una mezcla de harina de centeno integral con trigo integral también. Después, he hecho el huevo a la plancha en la crepera, sin aceite, sal, ni na de na. Por último, he colocado un par de lonchas de salmón ahumado sobre otra rebanada de pan. Si quisiésemos añadir una ración de grasa podríamos añadirle un poco de aguacate a modo de mantequilla. Consejo: no le eches sal al huevo. Sé que al principio es difícil y que puede resultar algo soso comerse el huevo sin la típica sal encima de la yema, pero piensa que de por si la clara tiene ya sal, sumado a la sal del salmón ahumado (¡que es bastante) y a la sal del pan, tienes más que suficiente. Es una cuestión de acostumbrar al paladar a nuevos sabores. De verdad que al final no te lo pide el cuerpo para nada. Mi recomendación: muerde primero la yema del huevo y deja que se rompa sobre el salmón: #foodporn en estado puro. 

fundy o'clock casero

Fundy O'Clock casero

Si habéis venido alguna vez por Madrid, sabréis que está plagado de restaurantes de la cadena VIPS. Y aunque, si os soy sincera, no me declaro especialmente fan de la misma, es el típico recurso del madrileño después de un concierto o cuando se te ha hecho muy tarde para cenar. O bueno, simplemente cuando no se te ocurre ningún sitio a donde ir. Es algo así como la palabra "cosa". El caso, a pesar de no ser santo de mi devoción, tienen un sándwich que llevo comiendo desde que tengo uso de razón, su famoso: "Fundy O'Clock". El sándwich es bien sencillo y lleva varios tipos de quesos, una buena tortilla francesa, jamón york, pavo (creo) y un pan crujiente y calentito. Es una delicia, de verdad. Pero bueno, como os imagináis el pan está bien untado en mantequilla, la tortilla francesa hecha con un buen chorro de aceite y los embutidos de dudosa calidad. Pero como me gusta tanto, tengo mi versión particular en casa, bastante más ligera. En mi caso monto un sándwich en el que incluyo: 1-2 lonchas de pavo natural y un tranchete de queso light (que sí, tampoco es un alimento para tomar todos los días). Mientras se hace en la sandwichera, he batido un huevo y hecho un revuelto en la sartén. Lo he montado todo, ¡y listo!

¡Y no tiene más! ¡Contadme de qué maneras incluís vosotros el huevo en el desayuno!

Un besote!