Hamburguesas de pollo y curry con verduras

hamburguesa de pollo y verduras adelgazar aleoli

¡Aloha a todos! Esta semana traemos la receta semanal con un par de días de retraso, ¡ustedes me perdonen! Pero merece la pena, porque la receta que os propongo hoy nos salva la vida en cualquier momento de las semanas de corre-corre. Ideal para cenar, para el tupper o para descongelar y olvidarnos de cocinar. ¡Hoy aprendemos a preparar hamburguesas de pollo con verduras! Además he de decir que ni siquiera he pringado la cocina cortando verduras, he utilizado la bolsa de verduras al vapor de Florette con la combinación de brócoli, zanahoria y puerro. 

Ingredientes:

  • 500 gramos de carne picada de pollo
  • 1/2 bolsa de Florette verduras al vapor
  • 1 huevo (opcional)
  • Curry y pimienta

Preparación:

Con una tijera cortamos pequeñitas las verduras y las mezclamos con la carne picada, un huevo, curry y pimienta al gusto. Hacemos la forma de las hamburguesas. Os recomiendo hacerlas finitas porque si no quedará muy seco y mazacote. Colocamos las hamburguesas en una bandeja de horno y horneamos durante unos 20 minutos a 200º. Es recomendable darle una vuelta a la hamburguesa cuando veáis que ya está tostadita por un lado. 

¡Y no tiene más! Estas hamburguesas las podemos acompañar con unos daditos de batata y patata al horno y una buena ensalada de canónigos o espinacas. 

hamburguesa de pollo y verduras adelgazar aleoli

Sin duda, estas hamburguesas son un básico de mi preparación semanal. Fáciles, transportables, sabrosas y saludables. ¿Cuál es vuestra comida básica cada semana?

Sandwich de mostaza y roast beef

sandwich mostaza roastbeef

Hay momentos en la vida en los que todo cambia. Y el día que probé en Bestia Kitchen Bar su sándwich de roastbeef con mostaza y rúcula tuve uno de esos momentos. Bueno, vale, igual estoy siendo un pelin dramática, pero bueno, es medio verdad, me encantó la combinación y casi siempre que voy por allí es lo que me pido para comer. Bueno, y sus nachos, porque sus nachos son de otro mundo. Pero, lo que nos ocupa hoy. Os presento un sándwich que combina uno de mis ingredientes favoritos en el mundo, el roastbeef, con mostaza y rúcula. 

Lo más difícil que tiene esta receta es el tema del roastbeef, porque yo no he encontrado aún charcutería que lo venda como si fuese jamón o pavo, y la verdad que es algo pesado de preparar en casa. Hace falta un buen pedazo de carne, un poco de paciencia con el horno y una máquina para cortar carne finita o tener mucha mañana para cortar carne finita. Pero bueno, obviando eso, es un sándwich que para mi merece muchísimo la pena. Además, si no hay manera de dar con roastbeef, podemos sustituir por pavo y ya está. 

Ingredientes:

  • Para el roastbeef: un buen pedazo de ternera para asar (di en la charcutería que te asesores para preparar roastbeef)
  • Para el sándwich
    • 3-4 lonchas finas de roastbeef
    • Puñado de rúcula
    • 1-2 cucharada(s) de mostaza a la antigua (usad la que prefiráis, le va muy bien la de Dijon, pero a mi no me gusta mucho...demasiado fuerte). +

Procedimiento: 

Para preparar la carne, simplemente hay que meterla el horno a fuego alto y dejar que se ase. Más o menos son 10 minutos por kilo...pero bueno, todo muy relativo. Hay que estar vigilando y viendo cómo va y listo. 

Para preparar el sándwich simplemente hay que mezclar la rúcula con la mostaza y untar en ambos lados del pan la mostaza. Después. únicamente hay que colocar las lonchas de roastbeef y lo cocinamos a la plancha a fuego bajo hasta que el pan este crujiente y doradito. Un truquito para que quede más dorado es echar clara de huevo (¡un poquito nada más) en lugar de mantequilla. 

Y, listo. ¡A disfrutar!

sandwich mostaza roastbeef
sandwich mostaza roastbeef

Pollo en salsa agridulce de lima con verduritas ft. @maalcaldec_vidasana

pollo en salsa agridulce

Heeeeello! Soy María Alcalde de @maalcaldec_vidasana, en primer lugar mil gracias a Alejandra por ofrecerme este huequito en Lamatrícula, ellas ya saben que me ofrezco a ser la “presi” del su club de fan, y ahora lo sabéis vosotros también. 

                                                                                                                                                             Traigo una receta muy muy sencillita, pero os comento; actualmente vivo fuera y en una casa en la que no puedo recrearme en la cocina tanto como me gustaría, puesto que no es la mía ni dispongo de todo lo que yo solía utilizar, pero dentro de las circunstancias intento disfrutar en la medida de lo posible de la cocina, intentando siempre hacerlo en la versión más “healthy” que se me ocurre.

Aquí os traigo este plato de pollo en salsa agridulce de lima con verduritas, que acompañé con una ensalada de kalé. Como os describiré a continuación es muy sencillo de cocinar, pero a mí personalmente me encanta el pollo en todas sus versiones,  y es que me niego a renunciar a un plato rico por “contar calorías”, si algo he aprendido de todo un proceso de bajar peso, es que cometemos muchos errores, pero con ellos son con lo que más aprendemos.

Los ingredientes que utilicé fueron:

  •  Un muslo de pollo, que puede ser sustituido por pechuga, alita… o incluso otra carne como el pavo o el conejo.
  •  Media cebolla.
  •  Un par de dientes de ajo.
  •  Una zanahoria.
  • Champiñones.
  • Espárragos trigueros.
  • Una lima.
  • Hierbas aromáticas.
  • Stevia.
  • Pimienta.
  • Sal.
  • AOVE.

En primer lugar preparé el zumo de lima, tres pastillas de Stevia machacadas y medio vaso de agua en un recipiente. Tras haber lavado y troceado el muslo, bien salpimentado, lo dejé en el recipiente junto a la mezcla anterior para que tomara sabor.

malacadec

El siguiente paso es simplemente pelar y trocear las verduras de manera que podamos cocinarlas a fuego lento con unas gotitas de aceite de oliva.

 

maalcadec

Yo primero pongo los dientes de ajo y la cebolla, cuando esta última empieza a quedar pochada añado el resto de verduras junto a un tercio de vaso de agua, para evitar abusar del aceite y poder cocinarlas a fuego lento. Tras unos minutos, añado el pollo junto con la mezcla de zumo de lima, Stevia y agua (previamente homogénea). Lo dejo a fuego lento y lo voy moviendo hasta que el pollo queda doradito y la salsa se ha reducido.

Es una receta que no lleva más de 30-45 minutos en preparar y a mí me encanta. Para terminar bien el plato me preparé una ensalada bien simple de kalé, tomate, remolacha y aguacate.

Espero que os animéis a probarla y me contéis cómo os ha pareció.

¡A por el día!

polloagridulce

Sandwich de crema de avellana y mermelada de fresa

sandwich crema avellana y mermelada de fresa

Aloha matriculeros!! El otro día estaba navegando por redes instagrameras y me topé con el típico sándwich de mantequilla de cacahuete y mermelada, y qué os voy a decir...me entró mucho mono. El caso es que no me apetecía gastar el bote de mantequilla de cacahuete y tenía unas avellanas por ahí rulando. Así que preparé esta deeeelicia con crema de avellana avainillada casera y mermelada de fresa.

Ingredientes

  • 1 bolsa de avellanas crudas o tostadas
  • Extracto de vainilla
  • Mermelada de fresa sin azúcar (yo he usado la de Hero)
  • Pan integral sin azúcar añadido (yo he usado el de mercadona)
  • Ganas de comer

En una picadora metemos las avellanas y el extracto de vainillas. Batimos hasta que se haya hecho una pasta (podemos echar un poquito de agua si vemos que no hay manera de que eso se mueva...pero muy poco). Y  ya está. Simplemente hay que untar la crema de avellana como si fuese mantequilla, después echamos la mermelada...y listo! Podemos poner incluso doble capa si nos vemos muy hambrientos.

Recordad, que, a pesar de healthy, hablamos de una receta de contenido calórico medio-alto, así que porciones con control y como placer culposo si estás en pérdida de grasa (o reduce la porción a medio sándwich por ejemplo...o hazlo en tosta y te ahorra un pan ;)) 

Besotes fuertes! 

Sandwich de crema de avellana y mermelada de fresa

Pita de pollo, alcachofa y cheddar

pita de pollo, alcachofa y cheddar

Hello matriculeros! Bueno, bueno...mi primer post en la nueva plataforma del blog. ¿Os gusta? ¡Yo estoy que se me hacen brillantitos en los ojos de la emoción! La verdad que la mayor parte del curro de la blogmudanza la ha hecho Emma...así que, aplausos for her. 

Pero bueno, que hoy no venimos a hablar de nosotros sino a traeros una receta rica, rica y fácil. Esta receta es ideal porque podemos tomarla tanto fría como caliente y es peeeerfecta para un tupper. Bueno, y porque esta muy rica. 

Ingredientes: 

  • 1 Pan de pita integral
  • Media pechuga de pollo/pavo en cuadraditos
  • Brotes tiernos/Espinacas/verde que mas te guste
  • 1/2 cebolla roja
  • 3 corazones de alcachofa (o alguno más)
  • 1 puñado de queso cheddar en taquitos
  • 1 cucharada de yogur griego 0%
  • Jugo de media lima (o una si está poco jugosa)
  • Orégano

Procedimiento:

Calentar la pita en una plancha. Mezclar todos los ingredientes en un bol y rellenar la pita. Fin. Si lo queremos caliente, hacemos el pollo, la cebolla, las alcachofas y el queso por un lado en la sartén y después lo mezclamos con el yogur y las hojas. También, si no tenéis el pollo ya preparado (lo cual os recomiendo, recomendadísimo), lo único que hay que hacer es pasarlo por la sartén con las especias que queráis, y ya. 

Como veis...¡DEMASIADO FÁCIL! Es que os lo digo...lo que me gusta a mi una pita. OM. 

Un besote muy fuerte! Nos leemos por las redes! :) 

pita de pollo, alcachofa y cheddar
pita de pollo, alcachofa y cheddar
pita de pollo, alcachofa y cheddar

Sandwich de bacon y aguacate

DSC_1759.JPG

Y seguimos con el aguacate porque se lo merece. Porque en el post anterior tenéis un resumen de todas las cosas buenas que nos da. Y porque a veces necesitamos comerlo on-the go. Así que, sigue leyendo si quieres aprender cómo preparar un sándwich fácil, rico y nutritivo.

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan integral sin azúcar añadido
  • 2 lonchas de bacon de pavo (o pavo, o lo que tengas por ahí)
  • 1/3 taza de aguacate
  • 1/2 tomate
  • Albahaca fresca
  • Mozzarella light en lonchas

Preparación

  • Colocamos: tomate, queso, lonchas de bacon (previamente tostado si queremos), pedazos de aguacate y albahaca. Ponemos el otro pan encima. 
  • Pintamos con clara de huevo ambos panes y a la sartén a fuego medio (o alto si controláis mucho). 

¡Y listo! Fácil, rico y yo recomiendo que lo acompañéis con una buena ensalada para no tener la sensación de quedaros con poco. Que es lo que me pasa a mi a veces con los sándwiches, que es como...meh! ¿ya se ha acabado?

Nos despedimos ya por aujord'hui! un besote enorme!

DSC_1734.JPG

Sandwich de jamon, espinacas y cebolla caramelizada

Alo, alo, amiguis!

¿Quiénnnnn está por la labor de hacer un picnic en el parque/playa/camping/en cualquier sitio que haya sombrita? Que me digan donde que yo me apunto! Bueno, en realidad con la calor que hace tampoco es que apetezca sobremanera eso de ponerse bajo el sol y torrarse como una gamba. Pero bueno, si estáis atentos al hombre/mujer del tiempo o de la app de vuestro móvil, veréis como parece que a partir del viernes bajan un pelin las temperaturas.



El caso, que con la idea de comer fuera, hacer algo rapidito, que nos compliquemos demasiado la vida y continuemos en una línea más o menos healthy ha nacido este sándwich. En realidad, no. Lo cierto es que es un sándwich inspiradísimo en uno que sirven en Starbucks y que nos encanta. A diferencia del de Starbucks, nosotras no encontramos pan integral con arándanos (el original lleva pan blanco de arándanos) y en el post no incluimos los arándanos. No obstante, si os apetece podéis añadirle un puñadito de arándanos y seguro que queda súper rico. Otra cosita, aunque os he soltado un rollo de picnic y comer fuera, lo cierto es que este sándwich, por lo de la cebolla caramelizada y tal, está más rico calentito.

Así pues, what do we need?
 

  • Pan integral sin azúcares añadidos (el nuestro lo compramos en Mercadona)
  • Un puñado de espinacas
  • Uno o dos tranchetes light
  • Jamón natural o pavo natural
  • Menos de media cebolla

Colocamos los ingredientes tal cual veis en la foto y caramelizamos la cebolla. Para ello, lo único que hacemos nosotras es pochar la cebolla unos minutos en la sartén. Acabamos de montar el sándwich, lo pintamos muuuuy ligeramente con clara de huevo y pasamos el sándwich por la sartén. Si tenéis tiempo, hacedlo a fuego lento como manda Rosana y ya veréis qué rico queda.

Y esto es todo, todo por hoy. Rápido como el sándwich mismo.

Muchas gracias por leernos y estar ahí. Muchas muchas gracias. Un B.E.S.A.Z.O.

Pollo con salsa de aguacate

Hola hola hoooooola!

Os escribo desde la biblioteca. Yuhu, templo de fiesta y alegría. En realidad no se está tan mal, es un lugar excelente para socializar y hacerte el interesante. Y estudiar también, sí, sí...estudiar también. O escribir un post. También para eso es fantástica. Ahora en serio, os voy a contar un truco para rendir más, seguro que no se os había ocurrido nunca: guardad el móvil. Igual que cuando adelgazamos nos fijamos un peso a corto plazo que queremos bajar, con el móvil nos ponemos un tiempo de cero móvil y nada de darle al Instagram o al Whatsapp. De verdad, funciona. Nunca lo había imaginado. He tardado la mitad de tiempo en hacer lo que tenía programado para la mañana, y claro, no voy a empezar algo que voy a dejar a medias...así que mejor os escribo y desconecto un poco.

El caso, que ya era hora de una recetita salada... que tanto dulce y tanto favorito están muy bien, pero al final lo que comemos cada día son platos de pollo, pescado, ensaladas, etc. Y aunque los dulces son muy vistosos, golosos y deliciosos lo suyo es aprender a juguetear con lo que más comemos para no cansarnos.

El otro día en Instagram subimos esta receta y fue un exitazo. Y normal...normal porque está espectacular y es tan fácil que hasta mi amigo Guzmán se va a animar a prepararlo ;). Creo que el pollo es uno de los alimentos que más consumimos, y a veces es un poco difícil pensar más allá de la plancha o el limón y de los guisantes para acompañar. Pero se puede...todo es cuestión de darle unas vueltas al coco, tener un buen fondo de especias y una buscar una salsa que le vaya bien.

¿Qué necesitamos?

Para el pollo:

  • Pollo en filetes (la cantidad dependerá de cuántos os vayáis a reunir a la mesa, lógicamente)
  • Mix de especias (1 cda de: ajo en polvo, cebolla en polvo, paprika, tomillo, orégano, perejil y cayena)
  • Bolsa de zip

Para la salsa (para acompañar 6-7filetes):

  • 1/2 yogur griego de base (un poco a ojo). Si no tenéis griego también funciona bien el queso quark.
  • 1/2 aguacate
  • Jugo de 1/2 limón
  • Pimienta negra y ajo en polvo
  • Sal

En un bolecito mezclamos todas las especias y después en una bolsa de zip incluimos el mix y el pollo y agiiiiittamos sin miedo y con gracia. Lo dejamos un ratito mientras que hacemos la salsa para que coja bien el sabor.

En una picadora (¡oh, mítica picadora) metemos todos los ingredientes de la salsa y lo machacamos hasta que esté todo bien mezcladito.

DSC_0444.JPG

Y ya tenemos la salsa hecha. En una sartén esparcimos un poco de aceite, dejamos que se caliente bien bien y hacemos los filetes. Unos minutitos por cada lado y listo. No os preocupéis si parece que el pollo se está carbonizando, es que las especias cogen color en menos de lo que tardo en comerme una onza de chocolate. Y no tiene más.

 

Esta receta es fácil, ¿eh? No me digáis que no. Yo creo que es perfecta para animar un poco al pobre pollo de los lunes por la noche y si queremos invitar a alguien a comer a casa y no somos muy cocinillas con esto parece que hasta hemos pasado por Masterchef. Tuturú. Bueno, ya nos contaréis si os animáis a prepararla. Y como siempre os digo...FOOOOOTO.

En fin, me callo ya que me tengo que ir.

Un besurrio muy fuerte

Quinoa Tres Delicias

Hellowwwwww!

Ahora sí que sí podemos decir lo de long time, no see. Han sido unos meses un poco caóticos y lleno de idas, venidas y vueltas a venir... y bueno, la verdad es que los meses que vienen no tienen pinta de ser mucho más tranquilos: últimas semanas de clase, exámenes trabajos...y después...calma :)
Pero bueno, nos hemos organizado un poquito mejor y cruzamos los dedos para que vuelvan los posts regulares y todo vuelva a la normalidad matriculera.

Hoy os traemos un post culinario, ¡qué anda que no hace tiempo ni nada! Vamos a enseñaros cómo preparar un "quinoa tres delicias". Que os imagináis bien, se trata del plato típico que pedimos cuando vamos al chino, pero en lugar de utilizar arroz, hemos optado por la quinoa. Por Instagram nos pedís un montón que os contemos cómo preparamos nosotras la quinoa y qué solemos cocinar con ella. Además, una de las dudas también más frecuentes es dónde la compramos nosotras. No os vamos a descubrir un mundo porque en nuestro súper de todos los días la venden; así que mirad un poco en dos o tres supermercados y si no, al herbolario y listo.

El plato vais a ver que es más fácil que sumar 2+2, de hecho, con pensar los ingredientes lo podéis hacer sin instrucción alguna. Pero como sabemos que la chispa culinaria, por muy sencillo que sea el plato, a veces cuesta un poquito de encender, os dejamos el paso a paso de la "quinoa tres delicias" para que probéis a ver qué tal. Por supuesto, usad arroz (integral o no) si lo preferís o si no encontráis quinoa por ningún sitio y os da yuyu pedirla por internet. Consejillo, cuando hagáis la tanda de quinoa, podéis hacer más de la cuenta y reservar para tener durante la semana.

Lo primero antes de nada, vamos a ver qué necesitamos (ajustad las cantidades a vuestras necesidades y gustos; vais a ver que nosotras hemos hecho una cantidad de quinoa descomunal, pero la idea es guardarla para ir comiendo a lo largo de la semana)

  • 1 taza de quinoa
  • Zanahorias
  • Guisantes
  • 1-2 huevos
  • Taquitos de jamón cocido/pavo
  • Gambas
  • Salsa de soja

Bien, ahora vamos a poner a cocinar la quinoa. Y vamos a ver cómo, of course (cómo lo hacemos nosotras, porque luego cada uno tiene su manera). Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien la quinoa con un colador y en un cazo con una gotita de aceite tostarla un poquito.

Bien, ahora toca ahogar a la quinoa. Vamos a utilizar la proporción 1:2, es decir, por cada taza de quinoa, dos de agua. En nuestro caso, una de esas dos tazas en vez de ser agua es caldo de verduras (para darle más saborrrr)...pero no hace falta. Lo dejamos a fuego medio-alto durante 15 minutos (o hasta que veamos que ha absorbido el agua) y dejamos que repose. 

Mientras tanto vamos a pasar por la sartén con una gotita de aceite y agüita los guisantes y la zanahoria picadita o en taquitos. En mi caso es que o me pones la zanahoria tamaño microscopio y súper escondidita o no entra por ningún lado. Bueno, que me enrollo: una pizca de sal y estamos pendientes  de que se haga sin que se queme. Cuando ya esté todo cocinado, echamos las gambas y si nos gusta el jamón doradito (como a nosotras), pues el jamón también. Si no, el jamón lo añadimos el final, finalísimo. Ahora toca hacer las tortillas. La idea es hacerlas finitas, como veis en la foto, y después cortarlas en tiras. Pero vamos, que si no tenemos mañana o no nos apetece ponernos finolis, hacemos un revuelto y listo.

DSC_0259.JPG

Mezclamos todos los ingredientes en la sartén, incluyendo la quinoa, echamos un par de cucharadas de soja y removemos.

Y ya está. No tiene nada nada más. Bueno sí, queda comerlo y disfrutarlo. Y si sobra, pues al tupper y ya nos lo comeremos.

Annnnd that's it furrr today! Esperamos que os haya gustado y como siempre, si os atrevéis a hacerlo mandadnos fotillo por las mil y una redes sociales que tenéis por aquí abajo. 

¡Muchas gracias por seguir ahí!

Roll de pavo

Aloooooooha. Bueno, bueno, llevamos aproximadamente una hora intentando que Emma me enseñe a hacer el pino tocando la pared y vamos a dejarlo en que me duele muy mucho muchísimo la cocorota. Así que, a saber cómo sale el post. 

Volviendo a la cocina y volviendo a nuestros platos, el otro día saqué en Instagram unos rollitos de pavo que, francamente, triunfaron como Angeline Jolie y Brad Pitt. Así que –leer co n voz dramática– rápidamente, ese mismo finde, cámara en mano e ingredientes en mesa, preparamos las fotos del post. Vale, ya podemos dejar el drama a un lado. 

El caso, es un apaño perfecto para hacer en un periquete, no necesitas andar sacando sartenes y es perfecto para meter en el tupper y llevar a la oficina/universidad/parque de al lado.

Pues, vamos a ello. ¿Qué necesitamos?

  • 2 lonchas de pavo natural. Nosotras le pedimos a nuestro adorable charchutero (¡hola Jorge!) que las cortase un pelín más gorditas que el habitual "pónmelo muy finito, que se rompa". 
  • Queso de cabra freso (que no rulo). Sustituible por cualquier queso fresco que queráis (Burgos, bajo en sal, 0%...)
  • Aguacate. Un poco al gusto pero con la mitad de medio da de sobras
  • Pavo picado
  • Espinacas (o el verde que más gracia te haga)
  • Queso de untar light (o no) o guacamole. 

Vamos con la capa 1. Extendemos la loncha en una tabla y le untamos una capita de queso de untar o de guacamole. O de las dos. En esa misma capa echamos el verdecico. Colocamos la segunda locha de pavo encima y colocamos todos los ingredientes (previamente cortados en daditos). Y enrollamos. Con energía y un poquito de fuerza...que quede todo bien compacto.

Con mimo y cuidado partimos el rollito por la mitad y servimos.

DSC_0056.JPG

Y así de simple. No tiene mucho más. Está súper súper rico y es tan fácil que creo que con un poco de práctica y teniendo cuidadito con el cuchillo podemos hacerlo con los ojos cerrados.

Y eso es todo por hoy. Vamos a cocinar la cena corre que te corre porque se ha hecho tardísimo.

Si os animáis a preparar el roll de pavo compartidlo con nosotras por Instagram o por cualquier sitio, que así, además de darnos una alegría, preparamos collages guays con vuestros platos :).

Bueno, que me callo. ¡Nos leemos durante el finde!

¡Un abrazo fuerte fuerte!