Greek meets Mex: cómo organizar una comida saludable en casa + menú

greek mex fiesta casa

El otro día decidimos celebrar el final del verano como se merecía, con una buena comida entre amigos. Muchas veces, en este tipo de reuniones pensamos que por salirse un poco de lo normal o ser con mas personas ya van a dejar de ser saludables, vamos a echar por tierra todo el esfuerzo que hacemos día a día con la comida, vamos a engordar si estamos buscando perder peso o simplemente, vamos a dejar de ser personas sanotas. Y no, en ningún caso, sea el evento que sea, ocurre eso. 

Pero bueno, si los anfitriones somos nosotros, tenemos todo el control de la situación y podemos jugar con el menú que vamos a servir. En esta ocasión, Emma y yo decidimos que queríamos hacer platos que mezclasen mexicano y griego. Una fusión muy amateur de estas dos deliciosas cocinas. Quisimos que todo estuviese cocinado por nosotras a excepción de los nachos y las tortillas de los tacos y quesadilla. Así pues, el grueso de la comida estaba compuesta por muchísimo amor, ingredientes frescos y preparaciones caseras. Sabíamos en todo momento qué había dentro de nuestros platos y lo que íbamos a ofrecer a nuestros invitados: un menú sabroso pero saludable a la vez. 

greek mex fiesta jarana

El menú ofrecía los siguientes platos:

  • Nachos con guacamole y feta, tzaztiki, y hummus
  • Tacos de garbanzo picantes y pico de gallo
  • Ensalada de tomates kumato, cebolla roja y vinagreta balsámica
  • Quesadilla de pollo, feta y espinacas
  • Souvlaki, un plato de cerdo típico griego

Al elaborar el menú queríamos incluir una gran cantidad de vegetales que nos fueran saciando junto con el resto de platos. Si os fijáis, con la excepción del plato de carne, todo tenía algún tipo de vegetal: los tacos llevaban lechuga, la ensalada de tomate (lógicamente), el pico de gallo, etc. Además incluimos legumbres para incluir la proteína de otro modo que no fuese únicamaente a través de carne. También optamos por utilizar grasas buenas como el aguacate o el sésamo del hummus para, de nuevo, saciar y satisfacer nuestro apetito. 

greek mex fiesta casa

Servimos todo para compartir y, la verdad, fue una comida estupenda en buena compañía SIN ningún tipo de remordimiento y en la que DISFRUTAMOS, sin más. Igual de importante es perseguir nuestros objetivos como apreciar los diferentes momentos y etapas de la vida. 

Espero que os haya gustado el post, dado ideas y servido para vuestras propias jaranas. Contadme cómo os sentís vosotros cuando salís a comer o tenéis que preparar comidas grandes. ¡Un besote!

greek mex fiesta casa

Daditos de batata y patata al horno

patatas fritas bajas en calorias horno

¡Que levante la mano quien AME (en mayúsculas) las patatas fritas! Y es que, el mundo es mejor porque existen acompañamientos como estos. No obstante, las patatas fritas son altísimas en calorías, y generalmente, cuando las tomamos fuera de casa, no suelen estar cocinadas con el mejor de los aceites. Por ello, incluso cuando las freímos nosotros con mimo y cariño, tenemos que moderar la cantidad y ser conscientes de que se trata de una preparación para de vez en cuando.

Así pues, te traigo la solución para que puedas disfrutar de este acompañamiento tan delicioso y sabrosos de manera habitual y saludable. Lo único que necesitas es un horno, tomillo, patatas y batatas ( y un poco de aceite). 

Ingredientes:

  • 1 patata pequeña
  • 1 batata pequeña - puedes optar por hacer únicamente patatas o batatas; no obstante la batata es un alimento con excelentes propiedades nutricionales y que te animo a que incluyas entre tus carbohidratos habituales como el arroz o la patata. 
  • Tomillo
  • Pimienta al gusto
  • Sal al gusto
  • Aceite en spray

Preparación

Sencillísimo. Únicamente tenemos que cortar las patatas en pequeños daditos, colocarlos en una bandeja de horno, pulverizar un poco de aceite, esparcir el tomillo, la sal y la pimienta y mezclar bien con las manos. Después, en el horno precalentado y a 200 grados lo metemos durante unos 20 minutos y damos una vuelta a todo. 

batatas fritas bajas en calorias horno

Cogollos de lechuga rellenos

cogillos saludables

¡Aloha matriculeros! Menudo descontrol de semana. De estas que da igual lo muy planificado que estés, organizado y demás cosasquetenemosquehacer, que no sale. No, no. Pero bueno, oye, que todo sea eso, ¿no? La verdad que combinar los trabajillos, el curso de marketing que estoy haciendo, las mil actividades a las que me apunto y la vida social está siendo bastante retador...pero bueno, como dice el dicho, saña con gusto no pica. 

Pero bueno, me niego a dejar que pase una semana y no tengáis ni post ni video. Por ahí no paso. Así que hoy os propongo esta receta facilísima y muy apañada para una cena ligera o un entrante muy resultón. Hoy os propongo unos cogollitos rellenos: unos de pollo y otros de atún...así hay para todos los gustos. 

Cogollitos de pollo

Ingredientes

  • 1 cogollo pequeño
  • 1 filete de pollo
  • 2 cucharadas de yogur griego
  • 1 cucharadita de mostaza
  • Puñadito de cebolla roja

Facílisimo. Lo primero es limpiar requetebien el cogollo, secarlo y abrirlo como cuenquitos. Después, cocinamos el pollo bien de especias (a mi me encanta con chili). Después, en un bol, mezclamos el pollo cortado en trocitos, con el yogur, la mostaza y la cebolla. Y lo colocamos encima de la lechuga. Fin. 

Atún

ngredientes

  • 1 cogollo pequeña
  • 1 lata de atún natural
  • Eneldo
  • Puñadito de cebolla roja

Hacemos lo mismo que en el paso anterior. Lo único es que no tenemos que cocinar nada. 

Como veis, esto no tiene ni media complicación. Lo más "difícil" o coñazo es que a veces, después de limpiar la lechuga, no la secamos bien...pero si os cercioráis de que todo esté bien seco, no vais a tener ni medio problema. 

Y me voy requetepitando a entrenar. Quedo a la espera de vuestras fotos por las redes.

Un besote ENORME. 

Tosta de mango, mascarpone y cacahuetes

tostas mango

Aloha matriculeros! La receta de hoy es tan fácil, pero tan fácil que ya os digo yo que os va a dar cero pereza hacerla. Sólo necesitáis dar con dos buenos ingredientes: un buen pan y un mango jugosito. La mezcla salada de los cacahuetes, junto con el dulzor del mascarpone y el mango consigue alegrar cualquier mediamañana de lunes que se ponga por delante. 

Ingredientes: 

  • 1/2 mango
  • Puñado de lechugas mezcla
  • 5-6 cacahuetes por tosta
  • Mascarpone
  • Pan (en el que puedas colocar cosas, obviamente) – ¡Acuérdate! Generalmente, cuanto más oscuro el pan, mejor. 

Procedimiento

En una rebanada de pan, unta mascarpone (y chupetea el cuchillo porque...¡ofú!). En un bol mezcla el mango cortado en cachitos con los cacahuetes y la lechuga; este paso es para que todo empape bien, pero si no tienes tiempo, puedes saltártelo. Dale bien de vueltas con las manos y colócalo encima de la tosta. 

tostas mango
tostas mango
tostas mango

Receta tapenade

tapenade.jpg

¡Feliz 2017! Bienvenidos de nuevo al blog. Esperamos que hayáis tenido una salida y entrada de año fenomenales y estéis como debe estar uno cada vez que empieza algo nuevo, lleno de ilusión y motivación. Por nuestra parte, comentar que, a partir de ahora, y en un esfuerzo de ser un poquito más profesionales con el blog, tendremos una programación (¡aleluuuya!) que nos permita publicar contenido de calidad, de manera frecuente y, así, todos felices. 

Así que, sin enrollarme mucho más, os traigo una receta que me encanta. No sé vosotros, pero en Casa Matriculera somos muy muy fans de Black Mirror. Y no os cuento lo fan que soy del primer episodio de la tercera temporada, no diré más para no hacer spoilers. Sólo una cosa, si no lo habéis visto, ya estáis tardando. El caso es que en dicho episodio salen cocinando el tapenade. La verdad es que cuando lo escuché no tenía ni idea de lo que era, pero me resultó curioso y me puse a investigar el tema. Resulta que el tapenade es una especie de pastiche a lo hummus, idea para untar con pan o curdités. O si ya vamos a lo loco, con patatas fritas o crackers. La diferencia, lógicamente, son los ingredientes. Tiene un sabor especial, y es OBLIGATORIO que te gusten las anchoas y las aceitunas negras, si no..aléjate, bandido. 

Se trata de una receta ideeeea para las tardes con amigos de aperitivo. Aunque calórico, es mucho mejor presentarte con esto que con un bote de alguna crema de untar del stand del super. Vamos, que no hay color. Todo ingredientes nutritivos. Y además es que se tarda poco y menos en prepararlo. Os cuento mi versión...que es una mezcla entre la clásica y alguna otra que he encontrado.

Ingredientes:

  • 1 lata grande (150g) de aceitunas negras sin hueso
  • 1 lata pequeña de anchoas
  • 1 ó 2 cucharadas de alcaparras en vinagre
  • 1 limón
  • 1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo

Procedimiento:

En una picadora o en un mortero machacamos las aceitunas, las alcaparras, el ajo y las anchoas. Echamos un chorrito de limón y machacamos un poco más. Después añadimos el aceite y lo integramos bien. 

Y no tiene más. El pastiche tiene que quedar densote, no buscamos un puré. Para untar, como te he comentado, puedes utilizar pan (recuerda, cuanto más negro mejor!), crudités, patatas, etc.

Un abrazo muy fuerte y nos leemos en el próximo post. 

Si quieres saber más de nosotras puedes encontrarnos en InstagramFacebook o Youtube. Corre, ven, que te esperamos. 

tapenade

Dip de espinacas y queso cottage

La propuesta de hoy es facilita, práctica, saludable y rica, ante todo lo más importante, dí que sí.

Si hay algo que me gusta a mi en esta vida es dipear o en un idioma más de toda la vida, mojar el pan/sustituto en una salsa/crema/queso fundido. ¿Cuál es el problema de esto por norma general? Pues bien, que de una manera muy sin darnos cuenta el número de calorías sube astronómicamente, y como hagamos esto tanto como a mi me gustaría se nos va de las manos el tema. Que para de vez en cuando podemos y debemos hacerlo, como dirían mis amigos venezolanos, full plomo, pero si nos gusta dipear y queremos hacerlo de manera habitual tenemos que ingeniarnoslas para con recetillas como estas. Otro truquillo que recorta bastante el número de calorías es sustituir el pan/nachos por crudités (vamos, verduras crudas).

Allá va la receta:
 

  • 1 taza queso cottage 
  • 1 cucharada de queso de cabra y otra de parmesano rallado 
  • 4-6 puñados de espinacas
  • 1 ajo
  • Crudités/pan que gastemos/nachos/fitnachos

Lo primero que tenemos que hacer es saltear las espinacas con el ajo en la sartén. Después en la batidora o procesadora ponemos todos los ingredientes y mezclamos bien. Servimos y disfrutamos. 

Como veis, súper fácil e ideal para alegrarse uno el día de vez en cuando. Un besote very big!

 

 

 

Teeny-tiny tacos

¡Bueeenos martes mozos! Que sepáis que a mi también me gustaría actualizar todos los días, pero it is impossible. Por lo menos hasta que acabemos la dichosa universidad. Pero bueno, con que tengáis un par de posts por semana nos damos por satisfechas.

El caso, the case, hoy os vamos a contar cómo hacer estos mini tacos, que son súper fáciles y súper rápidos…y como son pequeñitos, si los hacéis para amigos o familiares os aseguro que vais a recibir un "ohhhhh, qué monos". Y están ricos, of course. Además, vamos a volver a nuestros años de preescolar para hacer una poquita de manualidades, ya veréis ya.

So, necesitamos (6 unidades):

  • 100-150g de pollo cocido o a la plancha
  • Mediacuate (vamos, medio aguacate)
  • 2-3 tortitas de fajita (depende del tamaño)
  • 3-4 tranchetes/ queso que más te guste derretido
  • TIIIIIIJERAS

 

Lo primero que hay que hacer es coger la fajita y la tijera, ponernos manitas y cortar dos o tres círculos algo ovalados. Los restos que queden de fajita los podemos meter al horno para que se hagan tipo chip. O, se pueden triturar y meter dentro del relleno de los tacos.

Cortamos el aguacate en daditos y después colocamos. Primero el cachito de tranchete (con un par de tiras es suficiente), el aguacate y el pollo. Lo cerramos, colocamos en una bandeja de horno (preferiblemente con una hojita de horno para luego limpiar menos) y dejamos que se haga hasta que veamos que está todo doradito.

¡Y ya está! Más no tiene que no tiene más. La salsa es salsa agria ligera y se hace tal que así: sólo hay que mezclar queso cottage con vinagre de toda la vida y liiiiisto.

Bueno, pues ya tenéis receta para probetear y contarnos qué tal por todas las redes sociales habidas y por haber.

Un abraaaazo súper fuerte :)

Chili soup

Aloooooo! Long time no see. I know. Nosotras os hemos echado de menos también. Pero el fin de semana pasado tocó trabajar enterito y no hubo manera humana de sacar tiempo para escribir posts. Bueno, yo entre semana intenté sacar un par de fotos a esta misma receta que os traemos hoy pero sin éxito. No es lo mio. Pero en fin, no pasa nada, here we are. To the rescue

Bueno, bueno, rescate el que hay que pedir a los bomberos después de tomar esta sopa. Yo sólo os digo que preparaos para que arrrrrrdan esas gargantas. Bueno, bueno, la verdad es que es modificable y podemos "despicantarlo" si no somos muy fans del picante. Aunque pierde un poco la gracia, qué os voy a decir. 

El caso, en mi año de intercambio en los EH EH UH UH tomaba esta sopa día sí, día también. Mi favorita era la que servían en una cafetería chiquitita que se llamaba Elijah's, por si acaso os dejáis caer por Elmhurst alguna vez. En fin, la cuestión es que allí la tomaba muchísimo y aquí nunca. Pero nunca, nunca. Así que, con lo cocinitas que estamos últimamente decidí que ya era hora de aprender a cocinar esta delicia en cuenco. Hay mil y una formas de hacerla, así que cada cual a su gusto, pero a mi me parece que esta receta es muy facilita y rápida. Se puede congelar y almacenar hasta el fin de los tiempos. WIN. 

So, ¿qué necesitamos? (7-8 porciones)

  • 300 gramos de carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 lata grande de tomate natural triturado (800g)
  • 1 lata de frijoles/alubias
  • 1 cucharadita de chile (al gusto). Si no te gusta el picante, fuera el chile. 
  • 1 cucharadita (o un poquito menos) de pimentón de la vera
  • 1 cucharadita de comino

Lo único que hay que hacer es poner el tomate, la cebolla y las especias al fuego durante 5-7 minutos y después echar la carne picada y los frijoles. Calentamos bien y ¡LISTO!

Tostas para quedar como un rey: rollito de salmón

Hellooooow!!

¿Cómo andáis? ¿Rellenos y pesados como el pavo? Noooo pasa nada, que una vez al año no hace daño, y hasta sienta bien. De esas cosas que se te quedan clavaitaaas. LAS COMILONAS DE NAVIDAD.

Para contrarrestar un poquito eso, aquí estamos nosotras con una tapita que entra súper bien y que se digiere que da gusto. Para mi, es el pinchito perfecto para poner en Nochevieja, como súper poooosh, ideal y está rico rico rico. Claramente, es un copy cat de uno de mis platos favoritos de Lateral: el rollito de salmón...pero sin caramelizar la manzana. Bueno, bueno, que me adelanto.

Necesitamos súper pocos ingredientes, la cantidad de queso la ajustamos a nuestro gusto y si ya queremos recortar calorías al máximo, pues le quitamos el pan y ya está.

Sooooo, what do we need?

  • Lonchas de salmón ahumado
  • Jamón cocido/pavo picadito
  • Manzana picada 
  • Queso philadeplhia light (entre 1cda y 1/2)
  • Pan tipo tosta. Nosotras hemos puesto pan wasa, pero vamos, el que queráis/tengáis. 

Lo primero que tenemos que hacer es picar el jamón y la manzana en la picadora (o a cuchillo). Si te sobra jamón, geeeenial para un revueltico. Si te sobra manzana, en las gachas MC te va que ni pintao. ¡Aquí no tiramos comida (o por lo menos lo intentamos!).

Cuando ya lo tenemos todo picado, le damos un buen meneo a todo (a la manzana y el jamón me refiero). En Lateral caramelizan la manzana, con lo cual tiene ese toque de OMG que el nuestro no va a tener. Pero queríamos un pincho rapidito de hacer y muy fácil, y sinceramente, empezar a sacar la sartén y meternos en el embolao por una manzanica no nos apetecía demasiado. Ya lo tomaremos caramelizado en Lateral :P. Cogemos el queso Philadelphia y lo incluimos en la mezcla. Y le damos bien de vueltas.

Y ahora....LO MÁS DIFÍCIL. Quéeeeee no, es lo más fácil. Extendemos una loncha de salmón, le ponemos el relleno (no hace falta emocionarnos y llenarlo hasta que rebose...con un poquito da de sobra).

Lo enrollamos cual chefs de sushi... Cortamos las puntas para que quede MONÍSIMO...

Y ahora únicamente tenemos que preocuparnos de disfrutarlo. Nada más. Si es que así da gusto.

Florecillas de pavo

Hello people of da internet!! ¿Qué tal? Son casi casi las doce de un día muy laargo. Pero un día TOP. Y como ha sido un día tan bueno, tenía que escribir un post (aunque lo vamos a publicar mañana). Que parece que no, pero el ánimo con el que uno se pone a parrafar es importante, eh? Que a veces da un poco de vértigo plantarse aquí con un fondo blanco y tres mil fotos de harinas y chocolates.

Pero en fin, que como os digo, ¿sabéis esos días en el que parece que el mundo confabula para que te salga mal? Pues hoy ha sido tooooodo lo contrario, ha sido redondo. Así que, ea, 'amo a aprovecharlo.

Pues hoy seguimos con el delantal puesto, pero por poco, que traemos una de esas recetas que se hacen en menos de lo que acelera un Ferrari. Y es que las florezuelas de pavo que os presento a continuación nacieron de un momento de PROFUNDO aburrimiento en clase y de tener poco, menos y nada en la nevera. Total que llegué a casa, lo hice, lo subí a Instagram y se ve que os gustó. Así que, yo muy gustosamente lo comparto y todos a disfrutar.

¿Quéééééé necesitamos pues? (para 4 florecillas)

  • Champiñones lavados (o de lata)- Si no te gustan los champiñones utiliza cualquier otra verdura que te caiga mejor. 
  • Pavo en lonchas (o jamón)
  • Tomate natural triturado
  • Queso light de gratinar (de este en tiritas vaya)
  • 1-2 tranchetes light
  • Philadelphia light (opcional)

En un molde para magdalenas ( o uno que tengáis que tenga una forma parecida), colocamos una loncha de pavo. Ponemos un poco de queso philadelphia en medio para que la florecilla sea un poco menos delicada.

Cruzamos otra loncha de pavo (la forma es algo así como una X). Ponemos una poquita de tomatoe... Y colocamos un cuadradito de tranchete en cada flor... A la plancha cocinamos un poco los champiñones. Mega consejo del día: escúrrelos bien y asegúrate de que no queda mucho líquido, que los jodioooos champiñones parece que viven debajo del agua porque madre mía la de líquido que sueltan. Pues eso, ojito.

Echamos ese rrrrrrrrico queso que se va a quedar derretidico perdio en el horno...y al horno a potencia máxima.

Y...TADA! Así quedan. Cuando en el horno veas que el queso ya está derretido y las puntas tostaditas...¡ya está listo para comer! (: No me digáis que no son más de los resultonas y tentadoras, juju.