Puré de verduras fácil sin complicaciones

puré de verduras facil para niños

Hola. Tengo unas ganas de que llegue el frío que no me aguanto. Por eso, el otro día decidí preparar el primer puré de la temporada, para ver si se va dando prisa y puedo desempolvar mis jerseys gustosos y mis bufandas eternas. En realidad, también debo confesar que tenía muchas verduras a punto de "mustiar" y había que hacer algo con ellas. De ahí ha salido este puré de verduras tan bonito, lleno de nutrientes, sano como un apio e ideal para una cena rápida y sin complicaciones. El secreto mágico de esta receta es la pimienta blanca, que le da un saborcillo y un picantito que alegra hasta la más triste de las verduras. Pero bueno, que no me enrollo y que os dejo por aquí la receta. Es tan "de vagos" que ni siquiera pochamos la verdura al principio. 

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 1 buen pedazo de brocoli
  • 2 cebolletas
  • 8-10 espárragos verdes
  • 2 tazas (puñado grande) de espinacas
  • 1 chorrito de leche de almendra (o leche normal, o nada)
  • Pimienta blanca y sal

Preparación

En agua hirviendo incluimos todas las verduras excepto las espinacas. Cuando ya estén las verduras blanditas (que no deshaciéndose), dejamos templar y colamos el caldo (dejamos un poquito para no desertificar el puré). Una vez se haya templado el asunto, es decir, ya no queme, podemos batir todos los ingredientes, añadir las espinacas, la leche de almendra, la pimienta blanca y la sal.

Y poco más, podemos congelarlo o guardarlo unos días en la nevera para disfrutar en cualquier comida. A mi me gusta acompañarlo con un filete de pollo o merluza y un puñado de lechuga en crudo. 

Si os decidís a hacerlo, os animo a compartirlo en Instagram/Stories con el hashtag #aleolirecipes y mencionándome para que pueda verlo. ¿Cuál es tu puré favorito? 

 

Hamburguesas de pollo y curry con verduras

hamburguesa de pollo y verduras adelgazar aleoli

¡Aloha a todos! Esta semana traemos la receta semanal con un par de días de retraso, ¡ustedes me perdonen! Pero merece la pena, porque la receta que os propongo hoy nos salva la vida en cualquier momento de las semanas de corre-corre. Ideal para cenar, para el tupper o para descongelar y olvidarnos de cocinar. ¡Hoy aprendemos a preparar hamburguesas de pollo con verduras! Además he de decir que ni siquiera he pringado la cocina cortando verduras, he utilizado la bolsa de verduras al vapor de Florette con la combinación de brócoli, zanahoria y puerro. 

Ingredientes:

  • 500 gramos de carne picada de pollo
  • 1/2 bolsa de Florette verduras al vapor
  • 1 huevo (opcional)
  • Curry y pimienta

Preparación:

Con una tijera cortamos pequeñitas las verduras y las mezclamos con la carne picada, un huevo, curry y pimienta al gusto. Hacemos la forma de las hamburguesas. Os recomiendo hacerlas finitas porque si no quedará muy seco y mazacote. Colocamos las hamburguesas en una bandeja de horno y horneamos durante unos 20 minutos a 200º. Es recomendable darle una vuelta a la hamburguesa cuando veáis que ya está tostadita por un lado. 

¡Y no tiene más! Estas hamburguesas las podemos acompañar con unos daditos de batata y patata al horno y una buena ensalada de canónigos o espinacas. 

hamburguesa de pollo y verduras adelgazar aleoli

Sin duda, estas hamburguesas son un básico de mi preparación semanal. Fáciles, transportables, sabrosas y saludables. ¿Cuál es vuestra comida básica cada semana?

Ensalada de habas y guisantes

ensalada de habas y guisantes

Hello, hello babies! ¿Cómo va el verano? ¿Ardiente? Lo sé. El aire acondicionado y yo somos inseparables en estos momentos. Y en la cocina...más de lo mismo. Cocinar cuesta el doble, los platos calientes dan más pereza que quitarse el pijama un lunes y...en fin, no sé vosotros, pero nosotras tiramos por lo fácil y rápido. 

El caso, hoy os proponemos esta ensalada fácil, rica, rápida y fresquita...que se hace en un plis, es perfecta para llevar de tupper y es hasta vistosa.

Ingredientes (para 1) - aunque las cantidades en esta receta son un poco bastante a ojo.

  • 2 tazas de habas cocidas
  • 1 taza de guisantes
  • 1 tarrinita de pavo natural/jamón
  • 1 cucharada de queso feta
  • 10 mitades de avellanas

Únicamente hay que mezclar todos los ingredientes en un mismo bol, le echamos un chorrito de limón o de aceite para darle un poco de juguillo y LISTO!!

Un besote fuerte!!!

Pita de pollo, alcachofa y cheddar

pita de pollo, alcachofa y cheddar

Hello matriculeros! Bueno, bueno...mi primer post en la nueva plataforma del blog. ¿Os gusta? ¡Yo estoy que se me hacen brillantitos en los ojos de la emoción! La verdad que la mayor parte del curro de la blogmudanza la ha hecho Emma...así que, aplausos for her. 

Pero bueno, que hoy no venimos a hablar de nosotros sino a traeros una receta rica, rica y fácil. Esta receta es ideal porque podemos tomarla tanto fría como caliente y es peeeerfecta para un tupper. Bueno, y porque esta muy rica. 

Ingredientes: 

  • 1 Pan de pita integral
  • Media pechuga de pollo/pavo en cuadraditos
  • Brotes tiernos/Espinacas/verde que mas te guste
  • 1/2 cebolla roja
  • 3 corazones de alcachofa (o alguno más)
  • 1 puñado de queso cheddar en taquitos
  • 1 cucharada de yogur griego 0%
  • Jugo de media lima (o una si está poco jugosa)
  • Orégano

Procedimiento:

Calentar la pita en una plancha. Mezclar todos los ingredientes en un bol y rellenar la pita. Fin. Si lo queremos caliente, hacemos el pollo, la cebolla, las alcachofas y el queso por un lado en la sartén y después lo mezclamos con el yogur y las hojas. También, si no tenéis el pollo ya preparado (lo cual os recomiendo, recomendadísimo), lo único que hay que hacer es pasarlo por la sartén con las especias que queráis, y ya. 

Como veis...¡DEMASIADO FÁCIL! Es que os lo digo...lo que me gusta a mi una pita. OM. 

Un besote muy fuerte! Nos leemos por las redes! :) 

pita de pollo, alcachofa y cheddar
pita de pollo, alcachofa y cheddar
pita de pollo, alcachofa y cheddar

Cuenquitos de aguacate

No sé qué me pasa, pero creo que lo mío con el aguacate ha llegado ya al nivel de "relación estable". Por eso, y por la millonada de cosas buenas que tiene, el aguacate se merecía uno y varios posts para él solito. Si quieres aprender a preparar estos cuenquitos...sigue leyendo!

Me da un poco de penica el miedo y pánico que se le tiene/lleva teniendo a este pobre alimento. Y, ¡por qué? Oh, dios. Porque es alto en calorías. Muerte a las calorías. Malditas que nos permiten levantarnos cada mañana. En fin, por favor, paremos esta epidemia demonizadora de calorías, porque no. 

Sí, el aguacate es alto en calorías. Y también es una fruta que ayuda a mejorar niveles de colesterol, que rebosa Omega3, que ayuda a estabilizar el ritmo cardiaco, alta en fibra soluble e insoluble, que nos hace sentir saciados durante más tiempo, que nos aporta proteína y que encima mejora nuestro sistema inmunológico. Y esto por decir sólo algunos de sus beneficios. Así que por favor, amemos al aguacate y simplemente controlemos la cantidad que comemos de él.

Dicho esto, procedo a contaros como preparar estos sencillos cuenquitos de aguacate.

Ingredientes (para 1 ración):

  • 1 aguacate
  • 1/4 taza de cebolleta
  • 1/3 taza de tomate
  • 3 langostinos
  • chorrito de limón
  • pimienta 

Preparación: 

ADVERTENCIA: es complicadísimo. 

Abrimos el aguacate por la mitad. Deshuesamos y le sacamos toda la carnita...y la ponemos en un bol. Toda la carnita no, le dejamos una pared finita. En ese mismo bol echamos el chorrito de limón más la cebolla y el tomate. Mezclamos todo bien. Rellenamos de nuevo el aguacate. Ponemos los langostinos encima y a comer. 

¡Enjoy! Un besote enorme y ya sabéis que si os animáis tenéis la obligación matriculera de compartirlo con nosotras ;). 

Ensalada tomatina

Matriculeros. Creo que hasta la fecha este es el post que, visualmente, más me gusta. No voy a decir más y os voy a invitar a darle al "Leer más" que anda por ahí abajo.


Si no os gusta el tomate, este post igual no os encaja muy del todo y os ha fastidiado un poquito la gran expectación que seguro que tenéis cada miércoles por ver qué publicamos (guiño, guiño ;P). No, pero es cierto, se de mucha gente que el tomate ni le va ni le viene, pero oye, cosas de la vida.

El caso, hoy queremos compartir con vosotros otra de esas recetas que se hacen en cero coma nada, que son sanotas como un pedazo de brócoli y que están riquísimas. La inspiración para esta receta la sacamos directamente de uno de los libros de Jamie Oliver, que, si os soy sincera, compro más los libros porque me parecen preciosos que por las recetas en sí. Seguro que alguien por ahí me entiende, ¿a que si?

Bien, pues no me enrollo más y os cuento cómo preparar esta ensalada tan resultona.

Necesitamos:

  • 200g de tomatitos de todos los colores
  • Medio tomate vasco
  • Hojas de albahaca fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre balsámico de Módena
  • 3/4 cucharadas Queso fresco batido 0%
  • Medio limón

Lo único que hay que hacer es cortar los tomates en rodajas, incluir las hojas de albahaca, echar el aceite, el vinagre balsámico, sal y remover. 

Después, en un bol aparte mezclamos la ralladura de medio limón, el jugo de medio limón y el queso fresco. Servimos la mezcla que acabamos de preparar, colocamos los tomates, la albahaca y echamos un chorrito de aceite. ¡Y LISTOR! Si no tenemos tomates sofisticados, da igual, usamos lo que haya por casa y ya está. También queda geeenial con cebolla roja. Incluso mejor diría yo.

Y esto es todo por aujord'hui. Esperamos muy mucho que os haya gustado y nos vemos en el próximo post :) Bueno no, cada día en las redes sociales.

Mua!

Sopa de Huevo (Egg drop soup)

Los días de frío han llegado. La manta, la peli y la sopita caliente ya son el plan oficial del finde. ¿Y qué pasa? Que a veces nos cuesta un poco salirnos de la típica sopa de pollo y fideos, right? Bueno, pues se acabaron los problemas porque hoy os proponemos una sopita bien cargada de proteína, saciante y riquísima.

Cuando vivía en Chicago y pedíamos al chino era casi OBLIGADO pedir esta sopa. No sé si la preparaban igual que la receta que os vamos a enseñar ahora, seguramente echaban más especias...pero bueno, la esencia es la misma. Lo cierto es que aunque me CHIFLA y se hace en cero coma un segundo rara vez la hemos preparado desde que volví. Pero eeeea, este año va a cambiar la película porque me da a mi que se va a convertir en un staple piece de la cocina matriculera.

De verdad, prepararlo es más fácil que pestañear y más rápido que ponerse los calcetines...con lo cual, es una receta matricularojapproved. Amo' a ver cómo prepararla:

Para 4:

  • 4-5 tazas de caldo de pollo
  • 4 huevos
  • Sal y pimienta
  • Chili en polvo y cebolleta (opcional)

Lo primero que tenemos que hacer es hervir el caldo. Una vez hierva, lo quitamos del fuego y añadimos los huevos (que previamente habremos batido) poco a poco. Con mucho cariño y amor le damos bien de vueltas al mejunje.

Y listo. Si queremos podemos añadir alguna guarnición...y si no, pues no. Nosotras le hemos echado un poco de chili, cebolleta y clara de huevo cocida.

Y ya está. Os he dicho que era sencillísimo. Ya tenéis una sopita bien nutritiva, rica y calentita para vencer el frío. 

En finio matriculados, con esto y poco más nos despedimos hasta la próxima. Ya sabéis que siempre podéis compartir vuestras creaciones con nosotras por las redes sociales, y si os ha gustado compartid (que ayuda mogollón)!

Un be-sa-zo :)

Ensalada de canónigos, pollo, arroz y nueces

Alooooooooo matriculetas.

¡Empieza septiembre y empezamos con muchas muchas ganas! Después del parón de agosto, justificado por dos intensas semanas de trabajo y unos cuantos días de vacaciones volvemos. Yes, yes, yes.

Y como seguimos con caloret, las ensaladas siguen apeteciendo muchito y sabemos que las recetas de ensaladas os gustan mogollón. Si es que son taaaaan fáciles y tienen tantas combinaciones que es imposible aburrirse. Eso del 'yo no como verde que no sabe a nada' que se le cuenten a otro.

La ensalada que os proponemos hoy es muy rápida de hacer si tenemos hecho el arroz y el pollo de antemano...si no, necesitamos un poquito más de tiempo. Pero merece la pena, promise.

Los ingredientes para esta ensalada son (para tres):

  • Canónigos
  • 3-4 nueces
  • 2-3 filetes de pollo 
  • 2 cucharadas de arroz integral 
  • Queso parmesano rallado

Para el aliño: 

** El aliño, como siempre, va mucho a gustos. A mi me gusta únicamente echarle un chorrito de limón, 1 cucharada de aceite, albahaca y sal. No obstante, os propongo otro muy sencillito y muy parecido que también queda muy rico. 

  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de jugo de limón 
  • 2 cucharadas de vinagre de Módena
  • Sal
  • Albahaca

Únicamente tenemos que incluir todos los ingredientes en un bol y mezclar bien. Para hacer el pollo os recomiendo ver el vídeo que os dejamos al final del post: cocinándolo de esta manera queda muy jugosito, tierno y se nota mucho la diferencia. Eso sí, necesitáis tener algo de tiempo para hacerlo. Si no, plancha, vuelta y vuelta y fin. 

Yyyyyyyy eso es todo por hoy. Nos leemos en menos de nada. Y si hacéis la ensalada, let us know por Instagram, mail o demás redes sociales :) Mua!

Ensalada de canónigos y champiñones

Alohaaa hermosuras! Hoy es uno de Agosto y hay que celebrarlo. Y, ¿por qué hay que celebrarlo? Pues porque sí. Porque en general hay que celebrar todos los días...que pasan muy rápido y luego cuando nos queremos dar cuenta nos cagamos en Satanás (expresión que solía utilizar mi abuelo). El caso, que hace un tiempo maravilloso para coger esta ensalada, plantarse en la terraza y disfrutarla de lo lindo. Porque una ensalada no sienta igual en verano que en invierno...y eso es una verdad universal. 

Vayamos al lío y vamos a armar esta ensalada de canónigos, champiñones y vinagreta de frambuesa en cero coma uno. 

¿Qué necesitamos? (para 3-4)

  • 1 bandeja de champiñones laminados 
  • 1/2 limón
  • 1 diente de ajo picado
  • Perejil
  • Canónigos
  • Puñado de queso de cabra fresco en taquitos (opcional)
  • 2 cucharadas de almendras laminadas
  • Sal y pimienta
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de frambuesa

Lo primero que tenemos que hacer es lavar los canónigos, escurrirlos bien y servirlos en una fuente. Después, lavamos bien los champiñones y los hacemos a la plancha con el jugo de medio limón, sal y pimienta. Al ratito añadimos el ajo picadito y una cucharada de almendras laminadas. Dejamos que todo se tueste bien, lo sacamos de la plancha y dejamos que se quede templadito. Vamos cortando el queso en daditos y lo añadimos junto a las almendras crudas a los canónigos. 

Por otro lado, hacemos la vinagreta con el aceite de oliva y el vinagre de frambuesa (y la sal y la pimienta). 

Por último, vertemos los champiñones en la ensalada y echamos la vinagreta. Con amor y cariño pero sin manosear la ensalada, mezclamos todo bien y...A COMER! Si bien esta ensalada lleva un pelín más de rato que el típico (y muy respetable) "a ver qué hay por la nevera", merece la pena. 

En fin serafines, nos leemos en el próximo post.

Un besote molt fort! 

Sandwich de jamon, espinacas y cebolla caramelizada

Alo, alo, amiguis!

¿Quiénnnnn está por la labor de hacer un picnic en el parque/playa/camping/en cualquier sitio que haya sombrita? Que me digan donde que yo me apunto! Bueno, en realidad con la calor que hace tampoco es que apetezca sobremanera eso de ponerse bajo el sol y torrarse como una gamba. Pero bueno, si estáis atentos al hombre/mujer del tiempo o de la app de vuestro móvil, veréis como parece que a partir del viernes bajan un pelin las temperaturas.



El caso, que con la idea de comer fuera, hacer algo rapidito, que nos compliquemos demasiado la vida y continuemos en una línea más o menos healthy ha nacido este sándwich. En realidad, no. Lo cierto es que es un sándwich inspiradísimo en uno que sirven en Starbucks y que nos encanta. A diferencia del de Starbucks, nosotras no encontramos pan integral con arándanos (el original lleva pan blanco de arándanos) y en el post no incluimos los arándanos. No obstante, si os apetece podéis añadirle un puñadito de arándanos y seguro que queda súper rico. Otra cosita, aunque os he soltado un rollo de picnic y comer fuera, lo cierto es que este sándwich, por lo de la cebolla caramelizada y tal, está más rico calentito.

Así pues, what do we need?
 

  • Pan integral sin azúcares añadidos (el nuestro lo compramos en Mercadona)
  • Un puñado de espinacas
  • Uno o dos tranchetes light
  • Jamón natural o pavo natural
  • Menos de media cebolla

Colocamos los ingredientes tal cual veis en la foto y caramelizamos la cebolla. Para ello, lo único que hacemos nosotras es pochar la cebolla unos minutos en la sartén. Acabamos de montar el sándwich, lo pintamos muuuuy ligeramente con clara de huevo y pasamos el sándwich por la sartén. Si tenéis tiempo, hacedlo a fuego lento como manda Rosana y ya veréis qué rico queda.

Y esto es todo, todo por hoy. Rápido como el sándwich mismo.

Muchas gracias por leernos y estar ahí. Muchas muchas gracias. Un B.E.S.A.Z.O.

Chili soup

Aloooooo! Long time no see. I know. Nosotras os hemos echado de menos también. Pero el fin de semana pasado tocó trabajar enterito y no hubo manera humana de sacar tiempo para escribir posts. Bueno, yo entre semana intenté sacar un par de fotos a esta misma receta que os traemos hoy pero sin éxito. No es lo mio. Pero en fin, no pasa nada, here we are. To the rescue

Bueno, bueno, rescate el que hay que pedir a los bomberos después de tomar esta sopa. Yo sólo os digo que preparaos para que arrrrrrdan esas gargantas. Bueno, bueno, la verdad es que es modificable y podemos "despicantarlo" si no somos muy fans del picante. Aunque pierde un poco la gracia, qué os voy a decir. 

El caso, en mi año de intercambio en los EH EH UH UH tomaba esta sopa día sí, día también. Mi favorita era la que servían en una cafetería chiquitita que se llamaba Elijah's, por si acaso os dejáis caer por Elmhurst alguna vez. En fin, la cuestión es que allí la tomaba muchísimo y aquí nunca. Pero nunca, nunca. Así que, con lo cocinitas que estamos últimamente decidí que ya era hora de aprender a cocinar esta delicia en cuenco. Hay mil y una formas de hacerla, así que cada cual a su gusto, pero a mi me parece que esta receta es muy facilita y rápida. Se puede congelar y almacenar hasta el fin de los tiempos. WIN. 

So, ¿qué necesitamos? (7-8 porciones)

  • 300 gramos de carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 lata grande de tomate natural triturado (800g)
  • 1 lata de frijoles/alubias
  • 1 cucharadita de chile (al gusto). Si no te gusta el picante, fuera el chile. 
  • 1 cucharadita (o un poquito menos) de pimentón de la vera
  • 1 cucharadita de comino

Lo único que hay que hacer es poner el tomate, la cebolla y las especias al fuego durante 5-7 minutos y después echar la carne picada y los frijoles. Calentamos bien y ¡LISTO!

Roll de pavo

Aloooooooha. Bueno, bueno, llevamos aproximadamente una hora intentando que Emma me enseñe a hacer el pino tocando la pared y vamos a dejarlo en que me duele muy mucho muchísimo la cocorota. Así que, a saber cómo sale el post. 

Volviendo a la cocina y volviendo a nuestros platos, el otro día saqué en Instagram unos rollitos de pavo que, francamente, triunfaron como Angeline Jolie y Brad Pitt. Así que –leer co n voz dramática– rápidamente, ese mismo finde, cámara en mano e ingredientes en mesa, preparamos las fotos del post. Vale, ya podemos dejar el drama a un lado. 

El caso, es un apaño perfecto para hacer en un periquete, no necesitas andar sacando sartenes y es perfecto para meter en el tupper y llevar a la oficina/universidad/parque de al lado.

Pues, vamos a ello. ¿Qué necesitamos?

  • 2 lonchas de pavo natural. Nosotras le pedimos a nuestro adorable charchutero (¡hola Jorge!) que las cortase un pelín más gorditas que el habitual "pónmelo muy finito, que se rompa". 
  • Queso de cabra freso (que no rulo). Sustituible por cualquier queso fresco que queráis (Burgos, bajo en sal, 0%...)
  • Aguacate. Un poco al gusto pero con la mitad de medio da de sobras
  • Pavo picado
  • Espinacas (o el verde que más gracia te haga)
  • Queso de untar light (o no) o guacamole. 

Vamos con la capa 1. Extendemos la loncha en una tabla y le untamos una capita de queso de untar o de guacamole. O de las dos. En esa misma capa echamos el verdecico. Colocamos la segunda locha de pavo encima y colocamos todos los ingredientes (previamente cortados en daditos). Y enrollamos. Con energía y un poquito de fuerza...que quede todo bien compacto.

Con mimo y cuidado partimos el rollito por la mitad y servimos.

DSC_0056.JPG

Y así de simple. No tiene mucho más. Está súper súper rico y es tan fácil que creo que con un poco de práctica y teniendo cuidadito con el cuchillo podemos hacerlo con los ojos cerrados.

Y eso es todo por hoy. Vamos a cocinar la cena corre que te corre porque se ha hecho tardísimo.

Si os animáis a preparar el roll de pavo compartidlo con nosotras por Instagram o por cualquier sitio, que así, además de darnos una alegría, preparamos collages guays con vuestros platos :).

Bueno, que me callo. ¡Nos leemos durante el finde!

¡Un abrazo fuerte fuerte!

Florecillas de pavo

Hello people of da internet!! ¿Qué tal? Son casi casi las doce de un día muy laargo. Pero un día TOP. Y como ha sido un día tan bueno, tenía que escribir un post (aunque lo vamos a publicar mañana). Que parece que no, pero el ánimo con el que uno se pone a parrafar es importante, eh? Que a veces da un poco de vértigo plantarse aquí con un fondo blanco y tres mil fotos de harinas y chocolates.

Pero en fin, que como os digo, ¿sabéis esos días en el que parece que el mundo confabula para que te salga mal? Pues hoy ha sido tooooodo lo contrario, ha sido redondo. Así que, ea, 'amo a aprovecharlo.

Pues hoy seguimos con el delantal puesto, pero por poco, que traemos una de esas recetas que se hacen en menos de lo que acelera un Ferrari. Y es que las florezuelas de pavo que os presento a continuación nacieron de un momento de PROFUNDO aburrimiento en clase y de tener poco, menos y nada en la nevera. Total que llegué a casa, lo hice, lo subí a Instagram y se ve que os gustó. Así que, yo muy gustosamente lo comparto y todos a disfrutar.

¿Quéééééé necesitamos pues? (para 4 florecillas)

  • Champiñones lavados (o de lata)- Si no te gustan los champiñones utiliza cualquier otra verdura que te caiga mejor. 
  • Pavo en lonchas (o jamón)
  • Tomate natural triturado
  • Queso light de gratinar (de este en tiritas vaya)
  • 1-2 tranchetes light
  • Philadelphia light (opcional)

En un molde para magdalenas ( o uno que tengáis que tenga una forma parecida), colocamos una loncha de pavo. Ponemos un poco de queso philadelphia en medio para que la florecilla sea un poco menos delicada.

Cruzamos otra loncha de pavo (la forma es algo así como una X). Ponemos una poquita de tomatoe... Y colocamos un cuadradito de tranchete en cada flor... A la plancha cocinamos un poco los champiñones. Mega consejo del día: escúrrelos bien y asegúrate de que no queda mucho líquido, que los jodioooos champiñones parece que viven debajo del agua porque madre mía la de líquido que sueltan. Pues eso, ojito.

Echamos ese rrrrrrrrico queso que se va a quedar derretidico perdio en el horno...y al horno a potencia máxima.

Y...TADA! Así quedan. Cuando en el horno veas que el queso ya está derretido y las puntas tostaditas...¡ya está listo para comer! (: No me digáis que no son más de los resultonas y tentadoras, juju.