Hamburguesa de salmón

Alo, good morning! Hoy es lunes y estamos todos muy contentos y felices de que así sea, right? Bueno, vale...lo de madrugar TANTO no lo acabamos de llevar muy bien.

Lo primero primerísimo...ya queda un día menos para que nos vuelvan los datos. Yuhu...y si no sabes de qué hablo...lee nuestra anterior entrada. No podemos estar más contentas con la acogida del descargable. ¡Mil gracias!

Bueno, y ya nos ponemos manos a la obra. Bueno, mejor...manos a la cocina. Hace ya unas semanitas subimos al Instagram una foto preeeeciosa (siento los autoramos de flores, pero es que es mi foto favorita) de una hamburguesa de salmón. Ever since then, hemos querido postear la receta porque es un plato FÁCIL, riquísimo, sanote e ideal para congelar y guardar para la semana. Y es precioso, además. Por eso, si tienes invitados les puedes sorprender con este plato y quedas como un señor (o señora)...aunque tengo cero cero idea de cocinar.

Suficiente chachara. Let's do this.

¿Qué necesitamos para preparar este prrrrrato? (nosotras hemos hecho para cuatro)

  • 80-100 gramos de salmón por cabeza
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de mayonesa light (o no light)
  • 1 diente de ajo
  • Jugo de 1 limón (o medio)
  • Eneldo (al gusto)

Picamos el salmón, el ajo y el eneldo.

Y exprimimos errrr limón. Echamos las cucharaditas de Dijon y mayo en la mezcla y damos bien de vueltas. Sin miedo. Ahí...que se note que vamos al gimnasio. Intenta que quede una masa compactica.

DSC_0389.JPG

Con nuestras manos de artista damos forma a la masa y creamos una bonita hamburguesa. A nosotras nos gusta más bien finita. Mete las hamburguesas sin cocinar unos 10-15 minutos a la nevera para que luego al hacerlas en la sartén no se nos descuajen y se nos vaya a tomar por saco nuestra obra de arte.

DSC_0391.JPG

Sin nada de aceite, repito NADA, colocamos las hamburguesas en una sartén a fuego alto y dejamos que se doren por cada lado. Con dos-tres minutos debería estar listo...pero eso ya a ojo y a gusto. El salmón es un pescado graso, y como no queremos un mar de grasita resbaladiza en nuestro plato, coge un poco de papel absorbente y deja que haga su trabajo (nada, medio minutito).

Y así de fácil y sencillo es preparar esta hamburguesa. No me digas que no. Que es lunes, y no queremos complicarnos la vida.

En fin, esto es todo fuuuur today! Esperamos que os haya gustado y que lo pongáis en práctica. ya nos contáis.

Un abrrrrrrazototote de oso grizzly.