¿Cómo perder un kilo por día? - Respondiendo a Google

¿cómo perder un kilo por día?

¡Aloha matriculeros! Redoble de tambores, expectación pre momento "se está conectado la wifi" porque hoy se estrena una nueva sección en el blog: "Respondiendo a Google". En esta sección lo que pretendo hacer es precisamente eso, contestar las dudas más buscadas en Google relacionadas con perder peso, alimentación y entrenamiento, pero bueno, especialmente en la cuestión de perder peso. Lo único a lo que yo me limito en el buscador es a teclear letras al azar y esperar a ver qué pregunta sale que pueda responder. No tiene más. He estado cotilleando y...madre mía, tenemos dudas y mitos para rato. 

En este piloto vamos a responder una excelente pregunta: ¿cómo perder un kilo por día? Bien, si eres uno de esos que han buscado esta pregunta: STOP. No puedes perder un kilo por día de manera saludable. Simple y llanamente es imposible. Del mismo modo que no ganaste esos kilos que quieres aniquilar de día en día, tampoco puedes pretender eliminarlos a la velocidad de la luz. Simplemente no se puede y tienes que aceptar que es así. 

Si hay alguien que te promete perder un kilo al día, huye. Corre todo lo lejos que puedas y no vuelvas nunca más. Lo repito una y otra vez pero: lo que rápido llega, rápido se va. Y si por alguna misteriosa razón (o pastilla) logras perder un kilo al día, verás lo rápido que los reganas, y muy probablemente, por partida doble. Así que olvídate. 

La única manera que hay de perder kilos es a través de una alimentación saludable, ajustada a tus requerimientos calóricos y actividad física. Lo sé, es duro. Pero quien algo quiere, algo le cuesta. De vez en cuando toca luchar contra la mentalidad cómoda y rápida, tan siglo ventiunista de "lo quiero ya y lo quiero ahora". La cifra ideal por semana es de medio kilo, es decir, si a la semana pierdes medio kilo, quédate más que satisfecho. Aprovecho para recordarte que, desgraciadamente no todo en la vida es peso, y éste, es muy muy variable. De este modo, puede que ese medio kilo que hayas perdido no sea de grasa y sea de líquido o dios no lo quiera, músculo. Por eso es importante que, además del peso, te tomes medidas y compruebes con la ropa tu progreso. Centrarte en el número de la báscula, únicamente te llevará a frustraciones. Si comemos bien, y no hacemos locuras, será más fácil que ese medio kilo que nos hemos quitado sea de pura grasa😈. 

Y hasta aquí el "Respondiendo a Google" de hoy. A graves problemas, grandes soluciones señores.

Un beso fuerte y ¡hasta el próximo Respondiendo a Google"