Yurbuds: yes or no?

Halo, halo everyoneeee!

Qué bien, qué alegría, qué felicidad, ya he acabado el trabajo de seguridad. Ya me siento libreeeee y feliz! Wohoo. Por eso ha estado un poquillo más abandonadete el blog esta semana. Pero ya está, habemus varios posts esta semana.

Hoy quiero hablaros de los cascos que utilizo yo en el gimnasio. No sé si os habrá pasado alguna vez mientras corréis que...PLOP...el auricular se sale del oído y no hay manera de meterlo pa' dentro otra vez; además, cuando uno intenta volverlo a ponérselo ya tiene media pierna fuera de la cinta o sencillamente, parece ligeramente tonto haciendo gestos extraños con la mano y la cabeza. Y si corres por la calle ya ni te cuento, todos tus propósitos de correr a 'tal' velocidad o hacer 'tantas' metros se van al garate.

n mi caso, se añade que, como ya os he comentado, soy una persona sudorosa. El sudor, además de poco favorecedor estéticamente, es un poquito corrosivo. Así, la ropa del gimnasio tiende a estropearse antes y encima, deja manchas del color del sol en la ropa (jejeje, qué cosas tan agradables os cuento). En fin, que si yo ya de por sí tengo tendencia a sudar, en el gimnasio es...lo que se dice ahora...otro rollo.

Tuve que poner fin al problema cuando el segundo par de cascos de Apple murió. Primero se oían ruidos y después ya dejaron de funcionar. Siendo esto así, me puse manos a la obra e investigué cuales eran los mejores cascos para hacer deporte.

Encontré unos cascos chulísimos que funcionan con bluetooth (sin cables), pero claro, andaban un poco fuera de presupuesto. No obstante, si estás interesado, pásate por aquí y echa un vistazo. Tienen una pinta más que estupenda. En fin, igual para reyes.

yurbuds_splash.jpg

Después de buscar un rato, encontré una marca que parecía ser de las principales en esto de auriculares para hacer deporte: Yurbuds (http://yurbuds.com/es/). Leí varias reseñas, y al final, opté por comprarme el modelo de 'yurbus inspire for woman'. Teóricamente, este modelo está especialmente diseñados para mujeres, ya que se ajusta a orejas más chiquitinas. Lo más curioso que tienen estos auriculares es el sistema patentado por la marca, la tecnología twistlock. ¿Os habéis fijado en la forma tan rara del auricular? Gracias a eso, el auricular no se sale, repito, NO SE SALE de la oreja por mucho meneo que le des a la cabeza. Aunque puede parecer que te vas a incrustar una especie de vuvuzela en la oreja, os prometo que no se nota. Yo soy la primera hater de los auriculares tipo tubo, pero estos son comodísimos. Lo colocas en la oreja, lo giras, y CLAC, de ahí no lo saca ni popeye. En la caja vienen dos pares de fundas para que veas cuál te va mejor. Además, leí en el folletito que si no encaja como quieres, te hacen unos a medida (qué cosas). Las fundas se lavan con agua y quedan limpitas, limpitas.

Por supuesto, aseguran que los cascos son resistentes al sudor, y en mi caso, de momento, puedo confirmarlo.

En cuanto al sonido, yo estoy muy contenta. Es cierto que no se trata del dolby sorround perfect effects of the blablabla, pero tampoco tienen la calidad de los cascos que regalan en el tren. A mi me gustan igual que los del iPhone. Además, aislan el ruido fenomenal. Tanto que, a veces, he quedado como una borde que no contesta...pero es que no sabía que me estaban hablado leñe.
Vienen en un montón de colores muy monos, yo me cogí el rosa porque estoy pasando una época un poco Barbie, pero me hubiera comprado todos.
Yo los compré en Amazon y me costaron 34,95€. No sé donde los venden físicamente, pero los he visto más baratos (en mi gimnasio, por ejemplo).

En fin, después de probarlos durante un mes y pico, puedo decir que estoy contentísima con estos auriculares, y os los recomiendo 100% si estáis en busca y captura de unos buenos cascos para hacer deporte a un precio que, en mi opinión, se ajusta a la calidad del producto.

This is all for today. Vosotros, ¿qué cascos utilizáis para hacer deporte?

Mil gracias por leernos y muuuuuuuchos besote